Barrika Barri estrena área para personas con dependencia 1

La residencia impulsa una unidad para mayores que necesitan ayuda para realizar las tareas cotidianas

09.02.2020 | 16:11

Barrika - La residencia para la tercera edad Barrika Barri ha puesto en marcha un nuevo modelo de atención para las personas mayores con la implantación de una Unidad Convivencial dirigido a personas con dependencia 1 o en riesgo de dependencia. El centro barrikoztarra, que ha atendido desde hace 27 años a más de 1.400 personas, especialmente de la comarca Uribe Kosta, da un paso más con la puesta por este sistema de atención.

En este sentido, el grado 1 de dependencia "se atribuye a las personas cuando necesitan apoyo para algunas actividades cotidianas como hacerse la comida o realizar las tareas del hogar, fruto del desgaste lógico por la edad. Estas personas pueden valerse por sí mismas y por uno u otro motivo empiezan a mostrar fragilidad, y entran en riesgo de dependencia", explican desde el centro barrikoztarra.

"Con este proyecto, nos queremos adelantar a los deseos de nuestra sociedad. Cuando envejecemos, todos queremos permanecer en nuestro entorno, en nuestro domicilio. No obstante, cuando aparece la fragilidad, actualmente las opciones que disponemos no son suficientes. Este modelo de atención va dirigido a esas personas para los que el ingreso en una residencia no es una opción deseada, pero para los que permanecer en el domicilio no hace más que aumentar el riesgo de caer en la dependencia", indica el gerente de la residencia, Gabirel Azaola. "Concebimos la Unidad donde la persona mayor mantenga al máximo su autonomía, de entrar y salir, de ir y venir, de mantener sus relaciones sociales, pero con una supervisión y ayuda que ralentice el deterioro de su calidad de vida", agrega.

Sobre esta línea, el centro ha firmado un acuerdo con la Mancomunidad de Uribe Kosta para poder prestar un servicio integral en régimen permanente o temporal, para personas grado I o en riesgo de dependencia de la comarca.

"Estaríamos hablando de aquellas personas que tengan reconocida una dependencia 1 o incluso las que sin tener reconocida ésta, muestran fragilidad", concluye Azaola. - C. Zárate