eskuinaldea-uribe kosta

Las cuadrillas aportan el júbilo festivo en Leioa

La tradicional bajada juvenil, el pregón y el txupinazo de Arlote y Mari Pepa dan comienzo a las fiestas de San Juan

09.02.2020 | 06:44
la ikastola Altzaga, disfrazados de ‘olimpiadas de Leioa’ Fotos:

La tradicional bajada juvenil, el pregón y el txupinazo de Arlote y Mari Pepa dan comienzo a las fiestas de San Juan

AL fin llegó el día. Los leioztarras llevaban año entero esperando las fiestas de San Juan y por eso ayer la alegría y el júbilo desbordaron las calles de la localidad con el inicio de las fiestas. Desde primera hora de la tarde, las cuadrillas fueron caldeando el ambiente con su animación y colorido. Son el alma de las celebraciones, un ingrediente imprescindible tal y como quedó patente. Los vecinos de la localidad lo saben y por eso se echaron a la calle para ver los singulares disfraces y disfrutar con las originales actuaciones y coreografías de las cuadrillas.

De este modo, el desparpajo y el buen rollo protagonizaron la tradicional bajada desde el ayuntamiento para recorrer el centro del municipio por Elexalde, Iparragirre, Sabino Arana, Luis Bilbao Libano, Boulevard y J.R. Aketxe Plaza. Al más puro estilo de un carnaval, la música y el cachondeo retumbaron por todo el municipio.

En este sentido, fueron cerca de 80 las cuadrillas que participaron en el desfile, no tuvieron reparos en ponerse las vestimentas más estrafalarias y pasearon sobre improvisadas carrozas de todo tipo al ritmo de clásicos musicales o de los éxitos del verano. En total, unas 2.000 personas engrosaron este desfile que es una de las señas de identidad de los festejos de San Juan. Gente de distintas edades, desde los que asoman a la veintena hasta los que ya son amatxus y aitatxus, se animaron a dar este paseo por Leioa para reflejar la bienvenida a cuatro días de fiesta. Tras recorrer las principales calles de la localidad, los asistentes y participantes acabaron dándolo todo en el bulevar.

Entre medias, llegó el turno de una de las liturgias de cualquier celebración de este tipo, la lectura del pregón. Un manifiesto que hizo alusión al respeto en las fiestas para que todo el mundo pueda disfrutar de ellas con tranquilidad y tolerancia. En este caso, como no podía ser de otra manera, Mari Pepa y Arlote fueron encarnados en esta ocasión por Haizea Arbide e Iñaki Fernández de Larrinoa, en representación de la ikastola Altzaga, que cumple medio siglo de existencia.

Sobre esta línea, una vez concluida una de las pruebas principales de las fiestas, todos los integrantes de las agrupaciones tendrán que ponerse las pilas para imponerse en los diversos juegos. Con los primeros puntos ya repartidos con el propio desfile, en el que el jurado valoró la originalidad del tema del disfraz y la animación de la bajada, es decir, la coreografía. En las próximas jornadas festivas, las cuadrillas tendrán que hacer frente, por ejemplo, al certamen de vestido barato, donde tendrán que elaborar la prenda con dos metros de cuerda, otros dos de plástico blanco, un rollo de papel de aluminio, otro de celo ancho, tres cartulinas de colores, y tres rollos de papel pinocho. También participarán, entre otras pruebas, en una carrera de sacos o en los Juegos Olímpicos de deporte vasco, con lanzamiento de txapela, txingas, levantamiento de saco y mazorcas.

Más tarde ayer llegó el turno de echarse unas risas y disfrutar con los monólogos de Leioa Comedy Night. En este caso, los maestros de ceremonias fueron Alazne Etxeberria y Jon Plazaola, que hicieron pasárselo en grande a todo el auditorio Aldapa. Y después de la diversión de la primera jornada de fiesta, hoy le tocará el turno al grupo Su Ta Gar, que protagonizará la actuación principal a las 22.30 horas junto a Kaleko Urdangak. También habrá bilbainadas, actividades infantiles, etc.