6.680 durangarras piden paralizar el proyecto del tren

La consulta, no vinculante, contó con el respaldo del 28,57% del censo; un total de 7.076 votantes

15.03.2021 | 01:11
Landako Gunea acogió el domingo la primera consulta popular en la historia de Durango en relación a los terrenos liberados del tren.

7.076 durangarras tomaron parte en la jornada del domingo en la primera consulta popular en la historia del municipio. En la participación (28,57%), los votantes se posicionaron a favor de la paralización del proyecto PERI 1 Ferrocarril, o lo que es lo mismo, el plan de urbanización de los terrenos ganados a la soterrada vía del tren. Y es que de los 7.076 que depositaron su voto, 6.680 respondieron sí (94,40%), 372 no, 9 nulos y 15 en blanco a la pregunta: "¿Está a favor de paralizar el proyecto PERI 1 Ferrocarril y poner en marcha el estudio de una alternativa viable que cuente con un proceso de participación ciudadana?".

De los 24.768 durangarras llamados a las urnas en la jornada del domingo , finalmente fueron poco más de 7.000 los que ejercieron su derecho a voto. Desde el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Durango, formado por EH Bildu y Herriaren Eskubidea, se valoró positivamente el proceso. "Me siento orgullosa del día de hoy; hemos hecho historia. Más de 7.000 durangarras han tomado parte en este ejercicio democrático", evaluó Ima Garrastatxu, alcaldesa del municipio.

Ante esta consulta, EAJ-PNV pidió previamente la abstención ya que "la judicialización y la paralización unilateral del proyecto por parte del equipo de gobierno hace que en estos momentos sea un sinsentido", defendieron los jeltzales. En la jornada de ayer la portavoz Mireia Elkoroiribe subrayó que "la gran abstención de hoy, el 72 %, ha demostrado que la consulta, tal y como se ha planteado, carecía de sentido y que los y las durangarras quieren avanzar con un proyecto viable y consensuado entre instituciones, que no hipoteque su futuro. Con su abstención, una amplia mayoría de durangarras ha dicho hoy no a la confrontación, a la incertidumbre y a la parálisis".

Los jeltzales recordaron que "el objetivo de todo este proceso debe ser alcanzar un acuerdo que permita recuperar cuanto antes el trazado del ferrocarril y convertirlo en vía verde; que permita, además, recuperar cuanto antes todo ese gran espacio de 60.000 metros cuadrados; que permita dotarlo de espacios verdes, de espacios de disfrute para la ciudadanía de todas las edades y atraer a Durango un proyecto estratégico supramunicipal".

Por otro lado, el PSE-EE dejó claro que "entendemos que comienza ahora el diálogo que se tenía que haber dado antes. Con 6.680 votos a favor y después de la intensa campaña realizada a favor del sí por los partidos del equipo del gobierno, no alcanzan ni los votos que consiguieron en las elecciones municipales de 2019 (7.485). Después de la pérdida de tiempo y dinero es hora de trabajar de forma sería. La consulta ha sido un engaño a la ciudadanía. Un engaño por varios motivos, la consulta no es vinculante, los terrenos son del Gobierno vasco, quien, desde el primer momento dejó claro que parte de la inversión se iba a recuperar. Por otro lado, no podemos olvidar que son varios los procesos judiciales abiertos y cuyas sentencias tendrán influencia. Además, los partidos políticos que en las elecciones municipales defendían el gran parque verde, incluso desde EH Bildu ya le pusieron nombre, el parque Martxoak 31, ahora ya admiten que también van a ir viviendas. Por tanto, ¿todo esto ha sido un numerito?", cuestionó Jesica Ruiz, portavoz socialista.

Cronología

El 17 de diciembre de 2012 fue una fecha histórica en Durango. Ese día, el soterramiento del tren a su paso por la villa fue una realidad y el servicio ferroviario cambió de trazado para atravesar bajo tierra el municipio. El denominado proyecto Operación Durango seguía dando pasos con el objetivo de culminar una operación urbanística que se presentó en 1999 con Pilar Ardanza como alcaldesa. En total se invirtieron 250 millones de euros, "la inversión más importante llevada a cabo por el Gobierno vasco en un municipio de Euskadi", explicó en junio de 2018 el entonces viceconsejero de Transportes, Antonio Aiz.

El plan diseñado para los terrenos liberados tras el soterramiento del tren, denominado PERI 1 Ferrocarril, se aprobó en 2006 con la intención de construir cinco torres de hasta 18 alturas en pleno corazón del municipio. El ejecutivo vasco, dueño de los terrenos, pretendía invertir casi 11 millones de euros para finalizar los trabajos de reurbanización que posibilitaban que el 73% de los 62.000 metros cuadrados, es decir, más de 45.000, fuesen zonas con urbanización blanda, espacios verdes y zonas para canchas de baloncesto y parques infantiles.

En mayo de 2018 nace en Durango la plataforma ciudadana Erabaki con el objetivo de saber qué va a pasar con el espacio de la antigua estación de tren y comienzan una campaña de recogida de firmas para abordar este asunto. Fue en el pleno celebrado el 27 de noviembre de 2019 cuando el equipo de gobierno –formado por EH Bildu y Herriaren Eskubidea–, y los grupos municipales de EAJ-PNV y PSE-EE, aprobaban por unanimidad la consulta.

Consulta

Pregunta. ¿Está a favor de paralizar el proyecto PERI 1 Ferrocarril y poner en marcha el estudio de una alternativa viable que cuente con un proceso de participación ciudadana?

Baja participación. Un total de 7.076 votos (28,57% de participación) con 6.680 sí, 372 no, 9 nulos y 15 en blanco.

Censo. Dirigido a mayores de 18 años empadronados en el municipio de Durango, 24.768 vecinos de la villa estaban llamados a las urnas y poco más de 7.000 acudieron a votar en la jornada de ayer.

Equipo de gobierno. Conformado por EH BIldu y Herriaren Eskubidea valoró muy positivamente la votación de ayer. "Hemos hecho historia. Más de 7.000 durangarras han tomado parte en este ejercicio democrático", explicaron sus portavoces.

Oposición. Tanto el PNV como el PSE decidieron abstenerse y no tomar parte en la consulta popular. Los jeltzales defendieron que "la ruptura de este acuerdo y la expropiación de la parcela de 60.000 metros cuadrados supondría para el Ayuntamiento tener que pagar una indemnización valorada en 266 millones de euros al Gobierno vasco". En el caso de los socialistas, definieron hace unas semanas la consulta como "una farsa" y dejaron claro que no participarían "de este engaño a los vecinos y vecinas de nuestro pueblo".

Autorizado. Fue el pasado 24 de junio cuando se dio luz verde a la consulta popular sobre los terrenos de la antigua estación de tren y el proyecto PERI 1 Ferrocarril, después de que el Consejo de Ministros autorizase la celebración del referéndum.

"Más de 7.000 durangarras han tomado parte en este ejercicio democrático"

Ima Garrastatxu

Alcaldesa de Durango

"La gran abstención, el 72 %, ha demostrado que la consulta carecía de sentido"

Mireia Elkoroiribe

Portavoz del PNV

"Después de la pérdida de tiempo y dinero es hora de trabajar de forma sería"

Jesica Ruiz

Portavoz del PSE


noticias de deia