Durangaldea

El PSE de Durango considera una “farsa” la consulta popular

Los socialistas defienden un proyecto participativo “real y viable que sirva para algo y no sea un brindis al sol”

27.02.2021 | 01:07
Imagen de archivo de los terrenos liberados. Foto: K. Doyle

Durango – El grupo municipal del PSE de Durango consideró ayer una "farsa" la consulta popular prevista para el próximo 14 de marzo sobre el PERI 1 Ferrocarril y dejó claro que no participará "de este engaño a los vecinos y vecinas de nuestro pueblo".

A su juicio, la ciudadanía debe ser consultada sobre un proyecto "real y viable". En este sentido, la portavoz socialista, Jesica Ruiz, explicó que "por supuesto, la participación ciudadana es una parte importante de la gestión municipal, y estamos totalmente a favor de que se escuche y consulte a los vecinos y vecinas en la toma de decisiones". "Pero, tristemente, la consulta planteada por EH-Bildu y Podemos no deja de ser un burdo instrumento para ocultar sus propias contradicciones con lo que planteaban hacen dos años y, de esta forma, poder justificarse ante la opinión pública", aseguró.

Según quiso recordar, "en aquella época nos vendían que la consulta consistiría en elegir entre la construcción de unas torres de 18 plantas o un gran parque, pero la realidad es que no solo no es así, sino que, independientemente de lo que se vote, todo queda en manos de una negociación con el Gobierno vasco y en manos de la Justicia porque, en estos momentos, hay dos procesos judiciales en marcha contra el propio ayuntamiento".

Los socialistas también insistieron en que "queremos participar de una consulta seria, que genere certezas y no incertidumbres como esta. Queremos que la opinión de los vecinos y vecinas sirva para algo y no un brindis al sol, que nos va a costar dinero de las arcas públicas municipales y que no va a valer para nada".

Jesica Ruiz indicó que "el PSE sigue defendiendo, igual que hace dos años, que hay que adaptar el proyecto a la situación económico social actual porque es posible redistribuir las viviendas dentro del margen de flexibilidad permitido modificando las alineaciones y ocupación máxima, teniendo en cuenta, que cuanta más reducción de altura más ocupación de suelo supondrá. Se debe acordar la utilización de los 9.261 m2 de sistema general y los 800 m2 del equipamiento privado (cultural deportivo). Y no podemos olvidar los 28.272 m2 de espacios libres programados". Todo esto pasa por una coordinación, cooperación y negociación entre instituciones", remarcó la socialista.

En estos momentos, la consulta popular, tal y como se propone, "supone una pérdida de tiempo y dinero para el pueblo de Durango", defendieron añadiendo que "el procedimiento se ha hecho al revés. Si de verdad queremos que la consulta popular sea una solución, primero se debía haber llegado a un acuerdo con el Gobierno vasco. Un acuerdo en el que los parámetros urbanísticos hagan viable el futuro proyecto y que no sea susceptible de incurrir en cargas económicas para el municipio", apostilla Jesica Ruiz.

noticias de deia