Durango cambia la cerradura del Pentágono y echa a Behargintza

Garai y Abadiño se ofrecen para acoger los cursos de formación que no se podrán dar en la villa

31.07.2020 | 00:10
Xabier Azkarate, Mikel Garaizabal, Iñaki Totorikaguena, Mireia Elkoroiribe, Erramun Osa, Orlan Isoird y José Luis Maiztegi, en la comparecencia de ayer en Behargintza.

El edificio conocido como pentágono de Intxaurrondo, donde la Mancomunidad de Durangaldea venía ofreciendo desde hace más de veinte años cursos de formación de empleo y emprendizaje, pasará definitivamente a ser de uso exclusivo del Ayuntamiento de Durango. Fue el pasado día 16 cuando el Consistorio dio a conocer su intención de acondicionar el inmueble para ofrecer nuevos espacios a los colectivos de la localidad. Para conseguirlo, solicitó al ente mancomunado el desalojo inmediato de las instalaciones, ya que a partir del día 27, el Ayuntamiento pasaría a tomar parte exclusiva del inmueble. La jornada del jueves se dio el paso final con el cambio de cerraduras en las instalaciones. "Esta decisión supone un torpedo en toda la línea flotación de la formación y el empleo en Durangaldea; más en estos momentos con 6.000 personas en situación de desempleo. El Ayuntamiento de Durango ha actuado de forma unilateral, sin ningún tipo de diálogo o comunicación previa. Se ha decidido poner fin a más de veinte años de uso pacífico, consensuado y consentido de unas instalaciones que dan servicio a un centenar de personas en su intento de formarse y orientarse para acceder al mercado laboral", criticó Iñaki Totorikaguena, presidente de la comisión de Desarrollo Local.
 

El edificio será de uso exclusivo para el Ayuntamiento. Foto: K. Doyle

La Mancomunidad solicitó dos veces de forma escrita una ampliación del plazo y diálogo interinstitucional para solucionar la situación e incluso en la mañana de ayer, antes de la comparecencia, se reunieron con el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Durango para buscar un acercamiento, pero la decisión estaba tomada. "Los habitantes de la comarca tienen bastantes problemas para que los representantes públicos vayamos a crear otros donde no los hay. Nosotros tenemos que estar para dar soluciones y no para crear problemas", opinó Erramun Osa, alcalde de Garai, quien añadió que "cuando las relaciones interinstitucionales se llevan mediante cartas, es un mal presagio. Esto quiere decir que no existe una relación normalizada para hablar y solucionar problemas".

La decisión afectará a los trece cursos de formación programados a partir de septiembre, en los que está prevista la participación de más de un centenar de personas de toda la comarca, y principalmente de Durango. Sin tiempo material para buscar alternativas que permitan garantizar su continuidad en las condiciones adecuadas, el cambio hace que peligren también las subvenciones que las diferentes administraciones públicas supramunicipales otorgan a la Mancomunidad para su desarrollo. "Nuestra prioridad es que se puedan garantizar esos cursos y se darán. Encontraremos la solución con o sin la ayuda de Durango", aseguró Mireia Elkoroiribe, presidenta de la Mancomunidad.

El requerimiento del Ayuntamiento de Durango afecta a otros espacios que utiliza la Mancomunidad de Durangaldea (Galtzaretas, OMIC, Behargintza y pista de atletismo), y que también se pueden ver afectados dado que el Consistorio ha anunciado su interés de regularizar dichos espacios, si bien aún no ha indicado las condiciones en las que se realizaría.

Desde la Mancomunidad confirmaron que habrá una nueva reunión en agosto para intentar acercar posturas y solicitaron a los municipios mancomunados diferentes espacios para poder dar respuesta al problema existente. En este sentido, Garai y Abadiño dijeron contar con varias alternativas.