Abadiño abrirá al público hoy las piscinas de Astola

Disponibles hasta el 30 de septiembre, el aforo se reducirá a 250 personas y las entradas tendrán un 20% de descuento

31.07.2020 | 00:10
Imagen del polideportivo de Astola.

 El Ayuntamiento de Abadiño abrirá en la jornada de hoy las piscinas municipales de Astola, que podrán ser utilizadas de manera descubierta hasta el día 30 de septiembre. De este modo, el Consistorio abadiñarra facilitará el uso en verano de esta instalación tras haber retirado la cubierta, que se encontraba muy deteriorada, y subsanado las deficiencias surgidas en su vaso. Las instalaciones podrán ser utilizadas de lunes a domingo, en horario de 10.00 a 21.00 horas, aunque a las 20.30 será necesario salir del agua.

Durante este verano, las personas usuarias las instalaciones dispondrán de un 20% de descuento en el precio de la entrada. El aforo máximo permitido cada día se reducirá a 250 personas y se controlará mediante dos tornos instalados a la entrada. En el interior de este recinto, deberán también mantenerse las medidas de seguridad y salud dispuestas para evitar contagios por coronavirus. Así, aunque los vestuarios permanecerán abiertos, la administración local desaconsejará su uso. De igual forma, solo un número reducido de taquillas permanecerán abiertas. En el vaso de la piscina, se habilitarán cuatro calles para el nado, con un máximo de tres nadadores por calle.

Con la apertura de las piscinas, el Ayuntamiento posibilitará en verano el uso de estas instalaciones, que fueron cerradas en febrero, tras el desprendimiento de parte de la cubierta. Tras comprobar el estado general de la instalación, el Consistorio acordó renovar de manera integral las piscinas, un proyecto que el Consistorio mantiene como "prioritario".

Fue amediados de febrero cuando se cerró de forma temporal las piscinas de Astola después de que el viento arrancara varias placas de la cubierta. Tras el cierre el pasado 16 de febrero, un informe técnico municipal determinó que su estado generalizado de corrosión representaba un riesgo para los usuarios. La cubierta del polideportivo de Astola, desde su inauguración hace casí 18 años, ha sufrido continuos episodios como consecuencia de los temporales. Filtraciones y goteras por lluvia o temporales de viento similares han ocasionado varios desperfectos en los últimos años.