durangaldea

Amorebieta se pasa al arte del espray

Una docena de persianas de la calle Gregorio Mendibil serán pintadas para impulsar la actividad comercial

09.02.2020 | 04:06
Aarón Diego Escauriaza pinta una de las persianas. Fotos: K. Doyle

Una docena de persianas de la calle Gregorio Mendibil serán pintadas para impulsar la actividad comercial

EL arte continúa su invasión en las calles de Amorebieta. Esta semana han comenzado las labores para pintar una docena de persianas de locales comerciales de la calle Gregorio Mendibil, con el objetivo de aportar mayor atractivo a la zona e impulsar la actividad comercial. La empresa vizcaina de muralismo Wallart es la encargada de llevar a cabo unas labores que también realizó el año pasado cuando pintó 29 persianas de locales comerciales en la calle Txiki Otaegi.

Para esta ocasión, el artista Aarón Diego Escauriaza ha diseñado un conjunto de imágenes que representan pueblos y montañas de Euskadi. Al igual que hizo en Txiki Otaegi, los murales los realizará con pintura espray y a mano. "Pintar a mano te da una libertad total, por eso no lo hacemos con plantilla", explica el artista con más de quince años de experiencia en el arte del muralismo, quien añade que "quiero volver a sorprender a los vecinos, aportando a la calle un aire renovado y alegre que haga del espacio un lugar más cálido y moderno".

El proyecto del año pasado tuvo como objetivo aportar mayor atractivo a la zona e impulsar la actividad comercial, dando respuesta a la demanda de los vecinos. La iniciativa tuvo una gran acogida por parte de los zornotzarras, que veían cómo la calle se llenaba de vida y paseantes de otras zonas recorrían Txiki Otaegi para disfrutar del color y los nuevos diseños que lucían sus persianas.

Tras la primera experiencia, comenzaron a llegar al Consistorio nuevas demandas de vecinos y comerciantes para ampliar esta iniciativa y pintar más locales, fruto de lo cual, el Ayuntamiento contactó con la empresa Wallart, para confiarles la pintura mural de una docena de persianas en la calle Gregorio Mendibil. Fue entonces cuando la administración local invitó a los propietarios de las lonjas a conocer la nueva iniciativa y a participar. "La respuesta, según nos trasladaron, fue muy positiva y el 100% de las personas interesadas se sumaron", señalan desde Wallart.

Reconociendo que "para nosotros es muy importante que el trabajo quede integrado en el entorno", para el proyecto de la calle Gregorio Mendibil la previsión de la empresa de muralismo es utilizar más de 220 botes de pintura en espray de todos los colores con el objetivo de "hacer un recorrido cromático a lo largo de toda la calle, para lo cual empezaremos utilizando unos colores y acabaremos con otros, para que los viandantes puedan disfrutar de la evolución del trabajo según van avanzando por el recorrido", puntualiza el artista.

En lo que a los plazos se refiere, el equipo de Wallart prevé finalizar las doce persianas de Gregorio Mendibil en junio. "Siempre que pintamos en un pueblo se le coge un cariño especial porque la relación que se genera con los vecinos es muy intensa. Tengo la sensación de que con mi trabajo estoy mejorando el pueblo", zanja el muralista.

Desde 2010 Con esta acción, Amorebieta sigue una trayectoria de embellecimiento de sus calles que comenzó en 2010. La primera pared convertida en mural fue la situada en la calle Konbenio, junto al hotel que lleva el mismo nombre. La segunda pared, pintada al año siguiente, fue la del número 14 de Txiki Otaegi. También en 2011 llegó la tercera fachada en la calle Gudari y otra acción en la calle San Pedro. En 2012 se actuó en las piscinas municipales con un nuevo mural y la relación entre Ayuntamiento y Wallart ha seguido hasta hoy.