Aburto asegura que Bilbao solo pondrá dinero en un proyecto soterrado del TAV

El alcalde defiende en el primer pleno presencial tras casi 18 meses su apuesta por el espacio resultante en Abando

29.10.2021 | 00:26
El Ayuntamiento de Bilbao acogió ayer el primer pleno presencial desde el inicio de la pandemia.

El Tren de Alta Velocidad hizo parada ayer jueves en Bilbao después de haber recalado días antes en el Parlamento y en las Juntas Generales. Los plazos, la estación soterrada así como los informes medioambientales se suman a la financiación necesaria para que este proyecto tome velocidad. El alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, fue rotundo para esclarecer dudas al resto y dijo que "la apuesta que como alcalde he mantenido y voy a mantener y en el único proyecto en el que se va a poner dinero es en el de soterramiento. Ese es el único proyecto en el que pondremos dinero", insistió.

El primer pleno presencial tras la pandemia vivió varios momentos de tensión protagonizados sobre todo por el Partido Popular y el resto de los concejales al debatir temas sobre seguridad. Si el roce hace el cariño ayer jueves hubo más palabras altisonantes que amables, sobre todo las relacionadas con la seguridad ciudadana.

Uno de los asuntos que volvió al debate municipal fue la llegada del Tren de Alta Velocidad, en el que de nuevo los grupos retrataron sus posiciones y pidieron el Gobierno municipal que concretara el proyecto que en el futuro se asentará sobre las vías.

El debate llegó de la mano del Partido Popular a pesar de que hace escasamente un mes el concejal de Planificación Urbana, Asier Abaunza, compareció para explicar la situación en la que se encuentra este proyecto.

Abaunza dejó claro que el proyecto del TAV no va a costar ni un duro a Euskadi "porque no es un asunto de nuestra competencia". En este sentido, añadió que "El Gobierno vasco lo está haciendo por encomienda. En Abando el Ayuntamiento propuso una operación urbanística y es en ese exceso de soterramiento de las vías del tren en lo que entran las administraciones vascas". En este sentido, el concejal de Planificación Urbana dijo que es lo que se ha hecho en otras actuaciones con Bilbao Ría 2000.

Abaunza dio cuentas sobre el proyecto que se desarrollará en la superficie que despejen las vías. Tanto la portavoz de EH Bildu, Jone Goirizelaia, como la portavoz de Elkarrekin Podemos expresaron su preocupación por las infraestructuras y viviendas que puedan emerger en ese espacio. Ambos grupo reivindicaron, además, que la operación, con la que no están de acuerdo, por no considerarla una infraestructura necesaria ni viable, sirva al menos para coser las zonas de la ciudad que ahora mismo separan las vías.

A este respecto, Abaunza aclaró que sigue vigente el proyecto de 2016 según el cual encima de la estación se ganará una zona de parque y en el resto del espacio se combinarán viviendas de protección tasadas y también libres además de equipamientos para estos barrios. El concejal replicó que ningún transporte público se hace por su rentabilidad económica y que el TAV tampoco va a condicionar el desarrollo del tren de cercanías como se dijo. Para el concejal del PP, Carlos García, "el AVE supone la conexión de la ciudad en sí misma, por eso es fundamental que se cumplan los plazos".

Estación dE atxuri


A una escala diferente pero muy importante también para sus vecinos, el pleno debatió los usos de la estación Atxuri ahora que ya no es parada del tren y sobre la que hay un proyecto de museo.

El Ayuntamiento de Bilbao ha pedido a Euskotren que, además de licitar el espacio expositivo en el hall de la estación de Atxuri, aborde la posibilidad de destinar espacios en esta infraestructura a usos socioculturales por parte de las entidades del barrio, "compatibles" con el futuro desarrollo de la red tranviaria de la ciudad.

La Corporación debatió una moción de EH Bildu en la que se planteaba instar a Euskotren a que reconsidere su decisión sobre destinar el hall de la estación de Atxuri a uso expositivo y abra un proceso de diálogo junto al Ayuntamiento de Bilbao y los vecinos de Atxuri, con la finalidad de dar un uso a este ámbito del edificio acorde a las necesidades del barrio y de su comunidad educativa.

Finalmente, salió adelante una enmienda de modificación del equipo de gobierno, con el apoyo de PNV, PSE y PP, y la abstención de Elkarrekin Bilbao y EH Bildu, en la que se insta a que, en el seno de la institución competente, se aborden los futuros usos de la estación de Atxuri teniendo en cuenta la compatibilidad con el futuro desarrollo de la red tranviaria de la ciudad y la posibilidad de destinar espacio para usos socioculturales de las entidades del barrio.

En la defensa de su moción, la edil de EH Bildu Alba Fatuarte consideró una "tomadura de pelo" por parte de Euskotren la licitación, con un presupuesto de 145.200 euros, del proyecto de definición y ejecución de un espacio expositivo en el hall de la estación, que contempla como espacios expositivos previstos, según el pliego, el hall, la zona de acceso de andenes, andén y vía 1 y "básicamente se plantea traer materiales del Museo del Ferrocarril de Azpeitia a Bilbao, hacer obras de acondicionamiento, y ocupar este espacio con maquetas y rotulación".

Por su parte, el edil del PP Carlos García destacó que la estación de Atxuri es un edificio "emblemático" y protegido, que, a su entender, debe ser destinado "al beneficio de los vecinos de Atxuri, pero también del conjunto de los bilbainos".

En su opinión, "las prioridades y preocupaciones de los vecinos de Atxuri no son el destino que se va a dar a esta estación". García apostó por dar "un fin público" a estas instalaciones y que acojan un "proyecto tractor", como, según apuntó, "podría ser el Museo del Ferrocarril como defiende la Asociación de Amigos del Ferrocarril del País Vasco".

Desde Elkarrekin Bilbao, su portavoz, Ana Viñals, señaló, ante la licitación por parte de Euskotren del proyecto para dedicar el hall de la estación de Atxuri, que Euskotren tiene capacidad, "con ciertas dificultades administrativas", para paralizar el proceso de licitación.

OTROS TEMAS

Más OTA

En 2022. Durante el primer trimestre del próximo año 2022, los barrios de La Peña, Ibarrekolanda y San Ignacio, atendiendo a las peticiones vecinales, se convertirán en las nuevas Zonas OTA 13, 14 y 15, respectivamente. Todas ellas llevarán la tarifa anual B, que en el presente ejercicio 2021 asciende a 48 €/año. Para estas zonas, durante 2022, la cuota anual será la parte proporcional correspondiente a tres trimestres.

Se trata de la modificación de la ordenanza actual para permitir la ampliación a estas zonas en los tiempos a los que se comprometió el Área de Movilidad del Ayuntamiento de Bilbao con los vecinos, según argumentó el concejal delegado, Álvaro Pérez. El próximo mes, en el pleno ordinario, se abordará la nueva ordenanza que plantea otros cambios de funcionamiento del aparcamiento regulado en la villa.

Policías en bici

Estudio. Bilbao va a estudiar la movilidad ciclista para uso de la Policía Municipal, entre otros medios de movilidad sostenible. La concejala de Seguridad Ciudadana, Amaia Arregi, señaló que a priori "no me parece eficiente" pero mostró su disposición a estudiar los pros y contras. El concejal de EH Bildu Bruno Zubizarreta, que defendió esta propuesta a iniciativa de su grupo, destacó que con el acuerdo alcanzado "damos un paso más para consolidar un modelo de Policía Municipal de cercanía y comprometida con la movilidad sostenible". Arregi no cree que ir en bici haga más cercana la Policía.

noticias de deia