Begoña es el distrito más envejecido de Bilbao e Ibaiondo el que más jóvenes tiene

Las rentas varían de los 37.017 euros de Abando a los 10.722 de Peñaskal

27.10.2021 | 00:57
En Ibaiondo los jóvenes superan a los mayores.

Begoña con un 35,66% de su población mayor de 60 años es el distrito más envejecido de Bilbao. Por el contrario, Ibaiondo es el que menos porcentaje tiene, con un 23,02%.

Observando las proyecciones hechas para los próximo 40 años por el Eustat para Bizkaia, los datos apuntan a que el porcentaje total de personas mayores de 60 años subiría un 42,19% en 2041 y se quedaría en un 40,14% en 2061. Los datos se corresponden con un escenario en el que se alcanzaría una fecundidad de 1,72 hijos por mujer y una esperanza de vida de 88,8 años para los hombres y 92,2 para las mujeres en 2060.

El plan de Bilbao ha analizado otros aspectos como el nivel adquisitivo o cultural. Así, se sabe que la renta media personal varía mucho de unos barrios a otros. En Abando la renta media es de 37.017 euros, en Indautxu de 36.281 y en Castaños de 29.692. Estos son los barrios con rentas medias altas llegando a triplicar a las de Iturrigorri-Peñaskal, con 10.722, el barrio con la renta media más baja seguido de Otxarkoaga, 11.950, y Uretamendi, 12.064.

Diferencias entre barrios
 

Dentro de los propios distritos, las diferencias entre barrios resultan llamativas también. Excepto en el distrito 6 donde la diferencia entre rentas es mínima, en el resto de distritos la distancia entre barrios es considerable. Tal es el caso por ejemplo del distrito 2 (Uribarri) donde Castaños tiene una renta media de 29.160 euros y Arabella de 14.216, o el distrito 5 (Abando) donde Miribilla cuenta con una renta media de 26.165 euros mientras que San Francisco no llega a los 14.000.

Cabe destacar que el 72,4% de las personas analfabetas de Bizkaia tiene 65 años o más y solo un 7,3% de las personas con estudios superiores pertenecen a ese grupos edad.

Precisamente con el Tercer Plan para impulsar la participación de este colectivo se pretende conseguir, según el concejal de Acción Social, Juan Ibarretxe, "garantizar servicios de atención amigables con información clara y accesible, ayudar a la igualdad de oportunidades para las personas mayores, mejorar progresivamente la movilidad y la accesibilidad, implicar a las personas mayores en un desarrollo urbano sostenible y fomentar la vida activa y saludable. Queremos convertir a Bilbao en una comunidad de convivencia en la que las personas mayores estén plenamente integradas en la vida pública"

Además, "pretendemos que Bilbao se caracterice por ser especialmente participativa, corresponsable e inclusiva, y preste especial atención al cuidado y a la educación en valores de todos sus habitantes", subrayó Ibarretxe. Un grupo reducido de personas mayores de la villa forma parte del equipo motor que ha colaborado con las diferentes áreas del Ayuntamiento para la elaboración de este Plan Bilbao Ciudad Amigable. La idea es ir generando progresivamente un red de personas mayores colaboradoras en su desarrollo. Su función será apoyar al equipo motor y colaborar ocasionalmente en las diferentes acciones vinculadas al desarrollo del plan.

"Ser mayor no es un problema, es una oportunidad", y como tal quiere asumir el reto el alcalde de Bilbao.

Reuniones. Durante tres años las personas de este equipo motor se han reunido todos los lunes. "Queremos tener voz", dijo ayer Itziar Bilbao, una de sus integrantes. A participar se aprende participando y es lo que se quiere promover. Al final quién mejor que las personas que se encuentran en una situación vital para exponer las necesidades, los anhelos y hasta los inconvenientes que les puede presentar Bilbao.

noticias de deia