Aburto pide a los jueces que "cumplan su papel" ante las "gracias de unos niñatos"

El alcalde de Bilbao reclama a la judicatura que el coste del mobiliario urbano destrozado recaiga en los delincuentes

03.11.2020 | 00:41
Juan Mari Aburto.

El alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, pidió ayer a la judicatura que "cumpla su papel" ante las "gracias de unos niñatos" que protagonizaron actos que calificó como "violencia callejera y delincuencia común". En este sentido, pidió que caiga sobre ellos "el peso de la ley y de los daños causados".


Disturbios en Bilbao por los confinamientos. Vídeo de Pablo Viñas



 

 

En una entrevista concedida a Herri Irratia-Radio Popular, el primer edil bilbaino se refirió, de esta manera, a las protestas de negacionistas de la pandemia que causaron diversos daños en la ciudad. Aburto indicó que, viendo lo que había ocurrido "en algún otro sitio", sabían que podía haber situaciones de "dificultad", que no son "más que violencia callejera y delincuencia común". En este sentido, se preguntó qué forma de protestar es esa: "Protestar en virtud de qué ansia de libertad cuando lo que se ha hecho es alterar la vida de la ciudadanía, quemar contenedores, incluso algún coche, destrozar mobiliario urbano, eso no es forma de protestar, eso es una delincuencia pura y dura contra la que tenemos que luchar".

30.000 euros
 

El alcalde de Bilbao expresó su deseo de que ojalá tenga "consecuencias" porque es "muy necesario que quien comete estos actos delictivos pague" y lo hagan con su patrimonio. Recordó que los daños causados en Bilbao están por encima de los 30.000 euros, que, a su juicio, deberían ser pagados por los detenidos y que caiga sobre ellos "el peso de la ley y de los daños causados".

En todo caso, afirmó que son grupos minoritarios porque, de una ciudad de 350.000 personas, eran 150 los que estaban protestando. y "muchos no eran de Bilbao, venían de otros lugares".

Con respecto a estos sucesos, la Er-tzaintza detuvo a quince personas e identificado a otras 35 por desórdenes públicos durante los incidentes en las concentraciones negacionistas. A estos se añaden 1.190 denuncias por infracción a las diferentes normas sanitarias dictadas para luchar contra la pandemia del coronavirus. Casi la mitad de esas denuncias, 495, corresponden al incumplimiento de restricciones horarias y territoriales de movilidad.