Aburto pide poder usar los remanentes del Ayuntamiento de Bilbao

Cree que "nadie puede hablar de rodillo a un equipo de 19 de 29 ediles", tras "decenas de acuerdos por unanimidad o amplias mayorías"

15.09.2020 | 12:14
Juan Mari Aburto en el Pleno del Estado de la Villa.

El alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, ha pedido poder usar los remanentes del Ayuntamiento para ponerlos "al servicio de los bilbainos", porque "es su dinero" y quiere que "cubra las necesidades de la ciudad". Así mismo, ha considerado que "nadie puede hablar de rodillo" a un equipo de Gobierno "de 19 de 29 concejales", cuando se ha llegado a "decenas de acuerdos por unanimidad o por amplias mayorías".

En su intervención en el Pleno del Estado de la Villa que se celebra este martes en el Ayuntamiento de Bilbao, Aburto ha explicado que, ante la crisis derivada de la pandemia del covid-19, internamente, han ido ajustando el presupuesto municipal de 2020 "a la realidad de una bajada de la recaudación y a una falta de ingresos prevista para el año que viene".

"Partíamos de una situación envidiable, el mayor presupuesto de la historia para 2020, pero el ejercicio de responsabilidad debe ser claro. Para terminar bien este año y para tener los mejores presupuestos posibles el año que viene. Incluso si tenemos que recurrir a endeudarnos o a los remanentes que disponemos", ha dicho.

El alcalde ha señalado que Bilbao ha hecho "un gran ejercicio económico durante todos estos años, con las cuentas saneadas, con deuda 0, cumpliendo todos sus compromisos y ahorrando como una hormiguita por si llegaran tiempos peores o por si algún proyecto estratégico necesitaba de un empuje económico".

"Ahora sólo pedimos que se nos deje usar nuestros remanentes y ponerlos al servicio de las bilbainas y bilbainos. Es su dinero y queremos que cubran las necesidades de la ciudad", ha dicho.

Por otro lado, ha recordado que en mayo de 2015 llegaron al Ayuntamiento con 30.548 personas registradas en el INEM y 167.719 personas trabajando, mientras que, en agosto de este año, "han sido 27.852 las personas en desempleo y 172.884 personas trabajando a finales de julio", datos a los que hay que añadir "la incertidumbre de los ERTEs y las posibles situaciones de cierres de algunas actividades y establecimientos".

Aburto ha asegurado que le preocupa "mucho el empleo, los negocios, el que las familias puedan llegar a fin de mes, y que todas las personas tengan acceso a unos servicios públicos de calidad y puedan desarrollar una vida digna", así como "el avance de Bilbao como ciudad, desde lo más local, sus barrios, hasta recuperar nuestro papel internacional".

Tras comenzar su intervención reconociendo que tiene "una mezcla extraña, entre la ilusión por llevar adelante grandes proyectos, la tristeza por el dolor que nos ha causado ese maldito virus que se ha colado entre nosotros y la sensación de incertidumbre que nos rodea y nos coloca ante un futuro cercano duro y difícil", Aburto ha mostrado un "emocionado reconocimiento y recuerdo a las víctimas del covid" en Bilbao.

Así mismo, ha expresado su reconocimiento y agradecimiento a los servicios sanitarios, servicios y funcionarios públicos municipales, a los cuerpos de seguridad y protección civil, a los partidos políticos, agentes sociales y a la población de Bilbao en general, "por su comportamiento".

También ha agradecido la labor de los partidos que conforman el equipo de gobierno, PNV y PSE, así como al resto de los grupos municipales del Ayuntamiento, porque "la política con mayúsculas es cuando se hace como la hemos hecho estos meses, como una piña ante las adversidades, dejando diferencias y discusiones de lado para centrarnos en lo que era lo más importante, la salud de nuestros conciudadanos y el esfuerzo por tomar medidas urgentes".

Como alcalde, ha asegurado, se siente "orgulloso" por considerar que el Ayuntamiento ha dado "un gran ejemplo a todo el resto de instituciones".

El alcalde también ha mostrado su agradecimiento a la sociedad bilbaina en general, destacando a los servicios esenciales, especialmente a los sanitarios y "a quienes también han estado al pie del cañón poniendo en riesgo su propia salud", pero también a "todas esas personas anónimas que han cumplido escrupulosamente lo que a las administraciones nos ha tocado ir recomendando u obligando en cada momento".

RODILLO


En cuanto al balance del primer año de mandato, "marcado por la pandemia del coronavirus y también por las convocatorias de elecciones generales y autonómicas, que siempre obligan a frenar un poco la actividad pública, pero que no lo ha hecho en el trabajo interno", Aburto ha considerado que "nadie puede hablar de rodillo a un equipo de 19 de 29 concejales, cuando hemos llegado a decenas de acuerdos por unanimidad o por amplias mayorías".

"Como alcalde de Bilbao, de un Gobierno de coalición PNV-PSE, con una fórmula que se muestra reforzado al repetirse en nuestras principales instituciones y que es un modelo de hacer las cosas frente a otras realidades que hemos conocido o que vemos en otros lugares, no siento más que orgullo y me da más fuerza e ilusión para seguir trabajando por la ciudad que más quiero", ha asegurado.

Tras reconocer que, desde marzo de este año, afrontamos un escenario "complejo, diferente y difícil de predecir", ya que "todos los indicadores de empleo, emprendimiento, comercio y turismo han empeorado o se prevé un empeoramiento en los próximos meses", Aburto ha dicho que no podemos comparar 2020 con ningún año precedente, y es "la realidad a la que tenemos que hacer frente".

Aburto ha querido lanzar mensajes "realistas y honestos", por lo que, tras precisar que "el motivo de esta crisis es sanitario", ha advertido que, ahora, "además de las medidas que estén a nuestro alcance, es muy importante estar muy cerca de los que sufren, de los que pierden el empleo, de los que luchan por intentar salvar sus negocios y de aquellas personas que quieran emprender y formar su proyecto de vida en Bilbao".

El alcalde ha asegurado que 2020 "apuntaba muy bien en muchos ámbitos, con el mayor presupuesto, proyectos a punto de arrancar y eventos internacionales a las puertas del verano", pero el covid-19 "ha venido a destruir todas las buenas expectativas que teníamos".

Aburto ha destacado que, entre todos los grupos políticos, han sido capaces de hacer un "primer muro de contención" con el "Plan Bilbao Aurrera", pero ha advertido de que "tendremos que seguir liderando una ciudad que va a pasar momentos de apuro, situaciones duras, tanto empresariales como personales".

"Tenemos que estar preparados, unidos, trabajar codo con codo con los sectores más vulnerables por esta pandemia, y, si lo hacemos, ser de los primeros en salir de esta crisis económica y sanitaria", ha afirmado.

La preocupación de Aburto es la salud de la sociedad y, en ese sentido, ha dicho que "no podemos relajarnos", sino que "debemos ser conscientes de lo que nos jugamos". "Vida o Muerte. Como personas, como actividades económicas, como ciudad. Depende de cada uno de nosotros, de cada una de nosotras", ha subrayado.

El alcalde ha asegurado que Bilbao tiene "muchos proyectos y muchas iniciativas que nos ayudarán a salir de esta crisis", aunque "algunos, por desgracia, se deberán ralentizar en el tiempo, pero no se caerán de nuestra agenda de prioridades". En ese sentido, cree que tendrán que revisar su plan de mandato y "adecuarlo a la realidad presupuestaria de los próximos años".

Tras asegurar que en los meses de confinamiento "no hemos parado" y "en ningún momento, hemos dejado de dar el servicio que necesitaba la ciudadanía, ni lo dejaremos de hacer", Aburto ha afirmado que Bilbao "es y será un entorno atractivo para construir un proyecto de futuro para todas las personas, incluidas aquéllas que viven mayores niveles de vulnerabilidad", lo que, según ha advertido, "nos exige respuestas y recursos permanentes y específicos que posibiliten desarrollar los proyectos de futuro también de estas personas".