Relator de la ONU

Philip Alston: "La palabra que he escuchado con mayor frecuencia es abandonados"

El relator de la ONU, Philip Alston, presenta en Madrid las conclusiones de su periplo por la pobreza

09.02.2020 | 06:21
En la imagen, reunión de trabajo con personas que han vivido en la calle, Bizitegi y el equipo de la ONU.

BILBAO - Philip Alston, relator de extrema pobreza de la ONU, realizó un periplo por todo el Estado español que le permitió conocer de primera mano la situación en la que viven las personas que padecen la pobreza. En Bizkaia, mantuvo encuentros con Bizitegi y Save The Children de Barakaldo para tener un conocimiento más certero de la realidad.

Alston reconoció que aun siendo diferente la situación de Euskadi, y pese a la larga historia de la garantía mínima de ingresos "obviamente hay problemas importantes de pobreza que perduran en el País Vasco. Estoy tratando de entender qué medidas adicionales pueden considerar los gobiernos para mejorar la situación de aquellas personas que están excluidas".

Alston recibió también información sobre la pobreza de la empleabilidad, aspecto que considera un problema importante con graves consecuencias futuras. "Las estadísticas europeas cifran personas en riesgo de pobreza y aunque esa cifra es más baja en el País Vasco sigue siendo alta, así que el desafío que plantea la inseguridad económica para las personas que están trabajando es un problema muy importante".

Su recorrido El experto de la ONU visitó Madrid, Galicia, Euskadi, Extremadura, Andalucía y Cataluña, y se reunió con personas afectadas por la pobreza, funcionarios del Gobierno del ámbito municipal, autonómico y central, así como activistas, académicos y representantes de organizaciones de la sociedad civil. También visitó numerosos centros comunitarios y escuelas, oficinas de ONG, un centro para personas con discapacidad, un centro de servicios sociales, un asentamiento informal para trabajadores inmigrantes, un bloque de viviendas privatizadas, un centro de trabajadoras domésticas y varias comunidades gitanas. "La palabra que he escuchado con mayor frecuencia en las últimas dos semanas es abandonados", dijo el experto. "He conocido a personas que perdieron todos sus ahorros durante la crisis, que tienen que elegir entre poner comida sobre la mesa o calentar una casa, y que afrontan la posibilidad de ser desalojadas, incapaces de encontrar una vivienda asequible. Casi todos los que conocí buscaban ávidamente un trabajo decente". - Olga Sáez