ÚLTIMA HORA
La Asamblea del Athletic será el 27 de diciembre
Juan Mari Aburto Alcalde de Bilbao

"Los nuevos proyectos para 2020 van a rejuvenecer Bilbao"

31.12.2019 | 06:18
Juan Mari Aburto

En una ciudad con una pirámide poblacional invertida el alcalde de Bilbao afronta 2020 con el reto de impulsar nuevos proyectos que atraigan jóvenes y talento

BILBAO - En su segunda legislatura, ¿qué dirección quiere que tome Bilbao en 2020?

-Habrá quien diga que somos un ayuntamiento continuista y le diré que tiene razón. Hemos hecho las cosas bien y queremos seguir con el proyecto con el que el equipo Aburto nos presentamos a la ciudadanía. Vamos a seguir trabajando en las tres líneas que tenemos completamente interiorizadas. La primera es fomentar una ciudad que resulte atractiva para la actividad económica y para el empleo. Que Bilbao siga ganando pulso en esas actividades económicas que tienen que ver con la economía digital, servicios avanzados a la industria, industrias creativas y culturales... En segundo lugar, seguir impulsando esa mirada internacional que no es incompatible con la que para nosotros es la primera mirada, que son las personas y sobre todo aquellas que peor lo pasan. Y en tercer lugar, la mirada hacia dentro, porque la ciudad es todo uno. Queremos trabajar por esa cohesión territorial y urbana que haga que los barrios de Bilbao se sientan partícipes de esa ciudad que progresa. Y en ese sentido la accesibilidad a los barrios altos va a ser una prioridad.

Después de inaugurar Termibus, San Mamés y la isla de Zorrotzaurre, ¿qué queda por venir que sea ilusionante para Bilbao este año?

-Tenemos más de 80 millones de inversión en un presupuesto como el del Ayuntamiento de Bilbao. Mantener la inversión y que se incremente un poco ya me parece una apuesta por la ciudad. De esos 80 millones, 37 son para los barrios de Bilbao, con más de un millón en cada uno de los distritos para el auzokide plana. Y luego, hay proyectos que tienen que ver con la visión de ciudad. Es verdad que en el año que termina hemos inaugurado un gran proyecto como es la Intermodal y hemos puesto en marcha el polideportivo de San Mamés. Pero para 2020, en el ámbito de la ciudad universitaria, tenemos proyectos relevantes. Esa universidad del diseño empezará a funcionar el primer trimestre del próximo año. La Universidad de Mondragón va a funcionar en Zorrotzaurre igual que Kunshall, con cuatro grados y dos másteres que empiezan también en septiembre de 2020 lo que quiere decir que vamos a tener más de 300 chicos y chicas formándose en la ciudad y generando talento.

Savia nueva en una ciudad con una población muy mayor.

-Para mí, esa es la clave. Lo que quiere decir conocimiento y gente joven, algo muy atractivo para Bilbao. Que en esos entornos universitarios se genera actividad económica también para que la gente joven puedan promover proyectos vitales y que Bilbao sea una ciudad que se rejuvenezca. El Museo de Bellas Artes es el gran proyecto cultural desde el punto de vista de la inversión, pero no podemos olvidar otro proyecto muy importante que es la renovación de Pabellón 6, que atrae a mucha gente joven. Tenemos proyectos muy relevantes para seguir apostando por el atractivo de Bilbao. Por eso digo que los proyectos que vamos a impulsar en 2020 van a rejuvenecer la ciudad.

¿Y para los mayores?

-No nos vamos a olvidar de nuestros mayores. Quiero poner en valor los ascensores de Tenor Constantino, Olabeaga, Otxarkoaga... Seguimos mejorando infraestructuras como la avenida de Montevideo, con ese planteamiento de dos rotondas en el entorno de San Mamés...

Bilbao quiere atraer gente joven, pero los jóvenes dicen que es una ciudad muerta. ¿Cómo se puede alcanzar el equilibrio?

-Es un mensaje con el que intento mantener mucho la escucha. Porque Aburto no puede ser a la vez el alcalde con el que Bilbao está muerto a la noche y con el que en no sé cuántas zonas hay ruido por el ocio nocturno. Bilbao es una ciudad y lo es, para mí, con atractivo turístico y congresual, que tiene que tener ocio nocturno. Queremos que sea de calidad, que se haga en un clima de seguridad y que aquellos que van a disfrutar de la noche no molesten a quienes tienen todo el derecho a descansar. Ni vamos a estar al 100% con los hosteleros en todo lo que nos pidan ni tampoco vamos a favorecer que Bilbao sea una ciudad con noches sin actividad.

Hablando del Museo de Bellas Artes, se cuestiona que la decisión de un arquitecto condicione una obra como la Plaza Euskadi, que es de construcción reciente.

-Lo primero que hay que decir es que la Plaza Euskadi que se hizo no era la que estaba prevista. No tengo ningún rubor en reconocer que es una plaza que tiene poco uso y que no resulta atractiva. En ese sentido ha habido varios proyectos y hay que recordar que el de Foster no es el único que desarrolla la disolución. Ganar esa plaza para la ciudad como lugar de encuentro me parece una buena solución. No es que a los arquitectos se les permita todo sino que hay que ver las posibilidades de mejora. Las cosas se hacen buscando siempre cómo mejorar y en ese sentido el Museo de Bellas Artes gana una proyección a la ciudad recuperando esa puerta de entrada y esa plaza para el disfrute de la gente.

Bilbao es más atractiva para el turista y para el delincuente. ¿Tenemos que pagar ese peaje?

-Bilbao resulta atractivo para muchas personas y entre esas viene también gente con malas intenciones y otros que vienen a buscarse la vida. Si eso no sale bien, se ven abocados a vivir en la calle. Yo me pongo en el lugar de las personas que han sufrido un hurto u otra acción delictiva y les entiendo perfectamente. Es de muy difícil consuelo. Bilbao es pequeño. No hace mucho, debajo de mi casa, a las 6.45 de la mañana vi cómo una tienda había sido asaltada. Lo vivimos en nuestro entorno. Tengo gente de mi entorno familiar a la que les han robado el móvil. Vivimos la realidad como el resto de la ciudadanía y es difícil consolar y trasladarle que Bilbao sigue siendo un entorno seguro.

¿Y qué les dice?

-Lo único que pretendo trasladarles es que nosotros no paramos. Estamos ocupados todo el tiempo en mejorar la seguridad de Bilbao, en que la ciudadanía de Bilbao se sienta segura, porque esta es la primera de nuestras prioridades. Lo que yo no voy a hacer es hablar mal de mi ciudad. No voy a estar hablando mal de mi barrio ni voy a trasladar un mensaje que yo creo que es perverso y que es trasladar que Bilbao es una ciudad insegura... No lo voy a hacer. No niego los hechos que han ocurrido o que están ocurriendo, pero creo que es importante trabajar todos juntos: comerciantes, ciudadanía, Ayuntamiento... para mejorar la seguridad. Muchas veces, gracias a la colaboración, podemos actuar. Y luego, nosotros no vamos a parar poniendo más policía en la calle y talleres de barrio porque la seguridad es algo en lo que todos tenemos que estar de acuerdo.

La ciudadanía se queja de que los delincuentes entran y salen.

-Por eso quiero apelar a que este es un trabajo conjunto con la Ertzain-tza, en cuya coordinación estamos absolutamente empeñados, y una labor en la que la justicia es fundamental para que un comerciante no pueda decir que a la persona que ayer le detuvo la Policía Municipal al de dos días la ve paseando por delante de su tienda. Es muy importante que en la seguridad no haya medias tintas: firmeza absoluta, firmeza jurídica, policial, política y judicial. Nos estamos jugando la convivencia, por eso, nuestra apuesta es firme y decidida. No vamos a parar, de hecho, son ya más de cien las personas detenidas por la Policía Municipal por haber cometido un hurto o un delito y cada día vamos a tener más policía en la calle. Pero no podemos tener un agente en cada esquina o comercio. Vamos a seguir desde el ámbito de la prevención y de la detención una vez que el delito haya ocurrido para que aquel que la haga la pague y quien delinca sea detenido.

¿Con el traslado del depósito de vehículos a Zorrotza, el parque y el derribo de varios edificios empieza la operación de Punta Zorrotza?

-En estos momentos se está firmando en una notaría la compra por parte del Ayuntamiento de Bilbao de los terrenos del Puerto, en torno a 100.000 metros cuadrados, que incorporamos a nuestro patrimonio para que en el futuro desarrollo de Punta Zorrotza seamos el actor principal. Este es nuestro compromiso también con Punta Zorrotza. En nuestro plan de mandato estará la aprobación del Plan Especial de Punta Zorrotza para el desarrollo posterior que hará que Sader tenga que salir de esa zona. Vislumbramos de manera más cercana el desarrollo de Zorrotzaurre y hay que pensar ya en Punta Zorrotza.

¿Harán un concurso internacional para seleccionar al arquitecto?

-Sí, haremos un concurso de ideas en el que nos gustaría que se incorporarán arquitectos de prestigio junto a otros locales. Que tengamos el prestigio de lo internacional con uno local como se ha hecho en el Bellas Artes. Se generan sinergias muy bonitas y se promociona lo local.

¿Llegará el día en que los comercios de Bilbao abran los domingos?

-Lo primero que quiero es que Bilbao tenga comercio y que sea parte de nuestra identidad. El comercio hace que los entornos sean más seguros y amables. Aquí las leyes permiten, a día de hoy, que los comerciantes tradicionales de toda la vida puedan abrir cuando ellos quieran. Otra cosa son las grandes superficies o comercios más amplios que por ley solo pueden abrir ocho días festivos al año y que por una oposición sindical de hondo calado no lo hacen. Es ahí donde es importante generar espacios de diálogo en los que se pueda hablar para analizar las posibilidades. Creo que hay determinadas fechas en las que resultaría interesante que hubiera más comercios abiertos.