también el Gaztegune y Haurgune

Los bajos del nuevo frontón de la Esperanza en Bilbao acogerán una biblioteca infantil

El nuevo equipamiento municipal para el Casco Viejo, de cinco plantas, contará también con una sala polivalente para actividades vecinales

17.12.2019 | 21:13

El nuevo equipamiento contará con una sala polivalente para actividades vecinales

BILBAO. Abaunza ha trasladado esta información en el pleno extraordinario celebrado este lunes en el Ayuntamiento de Bilbao, en el que se ha aprobado de forma definitiva, por unanimidad, la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana de Bilbao para el reajuste del sistema general de zona verde de la ladera de Mallona y del sistema general de equipamiento, como consecuencia de la ejecución de la estación del Casco Viejo de las líneas 1 y 3 de Metro, así como la modificación del Plan Especial de Rehabilitación del Casco viejo en el solar número 4 de la calle Esperanza, para el reajuste parcial de las determinaciones de ordenación del actual equipamiento deportivo.

El edil de Obras y Planificación Urbana, Asier Abaunza, ha explicado que el nuevo frontón se elevará por encima de la cota de la calle hasta una altura de tres pisos, y, además, "se girará 90 grados respecto a la orientación del antiguo equipamiento" que se derribó para posibilitar la construcción de la Línea 3 de Metro, de forma que se generará un hueco donde se acondicionará un equipamiento municipal de cinco alturas, con una superficie de 300 m2 cuadrados por planta.

En el espacio que se liberará, ha explicado, "surgirá un equipamiento municipal y un núcleo de escaleras y ascensores que será único y compartido" para el centro municipal y para el acceso al frontón. "Las mismas escaleras y ascensores servirán para el frontón y darán también la accesibilidad a los distintos niveles del equipamiento municipal de barrio, cuyos usos y actividades estarán enfocadas principalmente al ocio infantil y juvenil", ha indicado.

En ese sentido, ha recordado que "había una demanda desde hacía mucho tiempo por parte de los vecinos del Casco Viejo de que hubiera una biblioteca infantil que en Bidebarrieta no había posibilidad de habilitar, al estilo de la que hay en Azkuna Zentroa".

Esa biblioteca infantil estará en el nuevo equipamiento municipal de la Esperanza, centro al que también se trasladarán los servicios del Gaztegune y Haurgune, que, en estos momentos, están ubicados en unos locales alquilados, de forma que "ahorraríamos el alquiler de las lonjas", ha señalado Abaunza.

En la planta baja, ha explicado, quedaría un espacio polivalente diáfano "al servicio de los vecinos para cualquier tipo de evento social, cultural, exposiciones, charlas o conferencias que se quieran organizar en el ámbito del Casco Viejo", lo que "servirá un poco de oxígeno y apoyo para el centro municipal de La Bolsa, que algunas veces se queda pequeño".

Abaunza ha considerado que este nuevo equipamiento puede "generar sinergias nuevas, ya que estarán reunidas en un mismo emplazamiento las actividades de ocio juvenil e infantil, con el Gaztegune y el Haurgune, y el frontón, donde se podrían organizar actividades de ocio y juego cuando no haya partidos o entrenamientos". Con este proyecto, ha destacado el edil, "se gana un espacio mas utilizable por parte de la juventud en el ámbito del Casco Viejo, y, además, se consigue un espacio al servicio de las asociaciones del barrio".

PLAZOS Y PRESUPUESTOS.

Abaunza ha recordado que el presupuesto de licitación para la construcción del frontón y la estructura del equipamiento municipal ascendió a 3,4 millones, sufragado al 50% por Ayuntamiento y Gobierno Vasco.

Tras finalizar esa obra, ha dicho, "el frontón, el núcleo de ascensores y escaleras, y la estructura del equipamiento municipal estaría terminado", de forma que "tocaría al Ayuntamiento habilitar el equipamiento municipal con su propio presupuesto".

Las obras de la estructura del frontón y del equipamiento municipal, que ya están en marcha, tienen un plazo de ejecución de 17 meses. Tras este plazo se podrá utilizar la instalación deportiva, a la espera de concluir la obra de acondicionamiento interior del equipamiento municipal.

Por último, Abaunza ha recordado que el antiguo frontón de la Esperanza tenía 30 metros de fondo, "cinco menos de los requeridos para un campo de competición oficial", y en el nuevo, "al ponerlo contra la ladera no podemos ganar ese espacio supondría cortar una parte importante del monte".

GRUPOS MUNICIPALES

La portavoz de Elkarrekin Podemos, Ana Viñals, ha destacado que en esta operación "se gana un equipamiento de barrio que los vecinos del distrito de Ibaiondo llevan bastante tiempo esperando". Por ello, han dado su voto favorable, ya que "se recupera el equipamiento perdido (el frontón)", aunque han considerado "una pena que se siga sin poder integrar el Ascensor de Begoña".

Por su parte, desde EH Bildu, su portavoz, Jone Goirizelaia, ha afirmado que el proyecto que la recuperación del frontón es "es bueno para el casco Viejo y las Siete Calles", y ha destacado que la propuesta incluya un equipamiento municipal en una zona que tiene "dotaciones municipales pequeñas". Además, ha señalado que se plantea la habilitación de una biblioteca municipal y ha esperado del gobierno local "un compromiso para que esos equipamientos se pueda utilizar por parte de los ciudadanos, con los proyectos que estos quieren llevar adelante". 

noticias de deia