La fecha todavía está por concretar

La apertura de Termibus se pospone hasta después de las próximas elecciones

El Ayuntamiento quiere certificar antes todos los elementos de seguridad

09.02.2020 | 20:41
El Ayuntamiento quiere certificar antes todos los elementos de seguridad

El Ayuntamiento quiere certificar antes todos los elementos de seguridad

Bilbao - La nueva estación soterrada de autobuses de Bilbao en Garellano entrará en servicio después de las elecciones del 10-N aunque las obras de construcción estén concluidas antes de finalizar el presente mes como estaba previsto, según pudo saber DEIA en fuentes municipales. La fecha de la inauguración todavía está por concretar aunque no se irá más allá del día 20 de noviembre.

De esta manera la tan ansiada apertura de la terminal de transportes que se ubica bajo el solar de Basurto donde prestaba servicio su predecesora no será en octubre, como se había asegurado. Se demora hasta noviembre con motivo del interés especial que tiene el Ayuntamiento en certificar al 100% la seguridad de las instalaciones bajo tierra por las que pasarán más de cinco millones de personas cada año.

Una muestra de esta preocupación es que se va a repetir, aunque a un nivel menos intenso, las pruebas realizadas los pasados días 10 y 11. Durante varias horas, se sometió al equipamiento a sendos simulacros de incendio, con el objetivo de poner a prueba los sistemas de seguridad y extracción de humos y comprobar que el tiempo que la estación tarda en cargarse de humo durante un gran incendio es suficiente para desarrollar al completo el plan de evacuación.

Las pruebas consistieron en expulsar un humo seco e inocuo en tres puntos diferentes de Termibus, en concreto, en la zona de dársenas de los autobuses, ubicada en la planta -2; en las áreas de espera de los pasajeros, en la misma planta, y en la zona donde se regula el tráfico de autobuses, en el piso más profundo -4, y descubrir su comportamiento.

Nuevas mejoras

En las pruebas de la segunda jornada, los servicios técnicos se dieron cuenta de que "se podía mejorar el sistema de extracción de humos y que debían implementarse varias actuaciones para garantizar mejor la sectorización", indicaron fuentes municipales. Es por ello que ahora mismo ya se están llevando a cabo una serie de actuaciones que completarán el sistema y, en unos días, "haremos una última prueba de humo de mucha menor entidad para comprobar que las mejoras funcionan bien", explicaron desde el Ayuntamiento.

Además, resta también por acometer el examen final de los diferentes recorridos que efectuarán los autobuses, tanto en el interior de las instalaciones bajo tierra, como por las bocas de salida y entrada desde las calles Pérez Galdos y Gurtubay. respectivamente. Aunque ya se han hecho pruebas con autobuses de varios tamaños se tiene que comprobar in situ que las curvas que tendrán que tomar en su circulación interior son suficientemente holgadas para la maniobra y que la estrecha salida a la superficie, que ya es visible desde la calle, se ajusta a la anchura de los autobuses. También se tiene que medir que las unidades largas con plataforma muy baja, como las de Bizkaibus que conectan con el aeropuerto, no se queden atrapadas en los cambios de rasante. Algunos responsables de varias de las 17 compañías de transporte que estrenarán la terminal ya han recorrido las dársenas y visitado las instalaciones donde atenderán a los clientes antes de cada viaje. Según pudieron comprobar toda la obra civil interna de la terminal está concluida y está semana se está procediendo a colocar la señaléctica, el conjunto de señalizaciones e indicativos que orientarán a los viajeros y visitantes sobre dónde se encuentran las taquillas, los urinarios, las oficinas, el bar o las consignas.

Una prueba de que los trabajos van según el calendario es que, aunque el trasiego de personal, maquinaria y camiones cargados con material es constante y diario en torno al solar, los operarios de la sociedad concesionaria no están trabajando para apurar los plazos en días extras como pueden ser fines de semana o festivos.

El Ayuntamiento también elabora en estos momento un plan de comunicación y publicidad de las nuevas instalaciones para que la mudanza de la actual terminal provisional a la definitiva sea lo más llevadera para los usuarios. Además de la nueva ubicación e itinerarios se registrarán algunos cambios en el servicio que se prestará.