mirador de la Torre Iberdrola

“Merece la pena subir aquí”

Más de 200 personas disfrutaron ayer sábado de las vistas de Bilbao que se divisan desde el recién inaugurado mirador de la Torre Iberdrola, habilitado en la planta 25, desde los 115 metros de altura de altura

09.02.2020 | 04:44
Tres jóvenes se sacan un ‘selfi’ con San Mamés de fondo desde el mirador de la Torre Iberdrola abierto ayer al público.
Iberdrola abre en su torre el primer mirador de Bilbao a 115 metros de altura

Más de 200 personas disfrutaron ayer de las vistas que se divisan desde el recién inaugurado mirador

SUBIRSE a la Torre Iberdrola era una ilusión que llevaba tiempo rondando en su cabeza y que finalmente ha conseguido hacer realidad José María Boada; la experiencia no le defraudó ni un ápice. "Merece la pena subir aquí. Volveré con mi mujer", dijo. Natural de Palencia, Boada lleva 62 años viviendo en Bilbao y ayer fue uno de los primeros en disfrutar de las espectaculares vistas a 360 grados que se divisan desde la planta 25 de la Torre Iberdrola de Bilbao. "Mucho mejor que lo esperado. Había venido alguna vez para intentar subir, pero me decían que no se podía. Vi en la tele que el mirador se abría hoy (por ayer) y aquí estoy", relató el hombre. En el hall, en la entrada del edificio, Boada coincidió con Josefa Galiana, una alicantina que tras participar hace unos días en el congreso de auxiliar de enfermería celebrado en la villa ha aprovechado unos días para conocer la villa por su cuenta. "Espectacular. Me parece una verdadera maravilla poder disfrutar de una panorámica así. Estoy alucinada con lo bonito que se ve todo desde las alturas. La ciudad me ha sorprendido y verlo desde arriba me regala otra perspectiva completamente diferente", comentó la vecina de Benidorm.

Más de 200 personas inauguraron ayer el único mirador que existe en el centro de Bilbao. Elena Lázaro, directora del edificio, estuvo a pie de cañón para controlar la apertura de la terraza en su primer día. "La gente se está llevando muy buenas impresiones. Es muy importante que guste y que poco a poco, con el boca a boca, cada vez vaya viniendo más gente", destacó.

Por el momento la experiencia de abrir el mirador será de prueba, seis meses para comprobar si la idea cala o no entre el público. Los fines de semana y festivos la planta 25 del edificio diseñado por el arquitecto argentino César Pelli estará abierta para contemplar Bilbao desde las alturas y sin pasar ningún calor. Los casi 40 grados que parecían derretir el asfalto el primer día de junio no se notaron a través del acristalado mirador a 115 metros de altura. "Aquí el calor se lleva muy bien", ironizó Luisa, vecina de Barakaldo. "Hemos venido a pasar el día a Bilbao y lo primero que hemos hecho es subirnos al mirador", explicó. Lo mismo hicieron los estudiantes italianos Marcella, Marialena y William. Por casualidad, de camino hacía el Museo Guggenheim, los tres amigos vieron el cartel en el que anunciaba la apertura del mirador de la Torre Iberdrola. "Nos parece una estupenda idea. Vamos a ver el Guggenheim desde dentro y desde arriba", destacaron los estudiantes de Ingeniería Civil en Santander.

Si las vistas desde la planta 25 de la torre llamaron la atención a quienes lo visitaron en el primer día de apertura, lo que tampoco dejó indiferente fue la gigapanorámica foto de veinte metros de Bilbao que han instalado. "La foto es brutal. Digna de ver. Lo que me ha sorprendido, además de la magnitud, es la nitidez con la que se ve todo. Solo por eso merece la pena pagar los 9 euros de la entrada", dijo José Luis de Barakaldo. Hasta el punto de que a medida que uno se va acercando a la imagen se puede incluso a través de las ventanas de los edificios, a jugadores de fútbol entrenando o un crucero atracado en el Puerto de Getxo. "Es impresionante lo bonito que está todo y esa combinación de verde, edificios, mar... la composición me ha enamorado", explicó Mari Paz de Getxo.

El mirador volverá a abrirse hoy a partir de las 10.00 horas para quienes deseen contemplar a 360 grados una ciudad que se vislumbra reluciente también a vista de pájaro.

Los protagonistas

Marcella, Mariaelena y wILLIAM. Desde Santander estos tres amigos italianos decidieron pasar el día ayer en Bilbao. Lo primero que hicieron a su llegada fue sacar las entradas para subir a la planta 25 de la Torre Iberdrola. "Nos parece todo precioso. Ha sido un descubrimiento".

Andrés y Javier. A estos dos amigos subir a la Torre Iberdrola les ha regalado una visión diferente de Bilbao. Tuvieron la suerte de ser los afortunados de un sorteo que realizó Iberdrola y aprovecharon el sábado para subirse a la planta 25 de la torre. "Es una experiencia interesante".

noticias de deia