La grúa ha retirado 1.828 vehículos en lo que va de año

El pasado ejercicio se trasladaron un total de 6.480 turismos, motos y bicis mal aparcados

09.02.2020 | 00:35
En Zorrotzaurre hay alrededor de 500 vehículos de media al día.

BILBAO - Al depósito de vehículos de Zorrotzaurre no solo llegan coches; cada vez hay más bicicletas, además de furgonetas, ciclomotores y motocicletas. Algunos son retirados en 48 horas, pero también los hay que pasan meses o incluso nadie los recoge. Esto hace que en el depósito haya una media de 500 vehículos al día.

Mal aparcados, colisionados, abandonados en las calles, embargados... Las grúas municipales que circulan cada día por Bilbao retiraron el año pasado un total de 6.480 vehículos. De estos, la mayoría eran turismos (5.499), pero hubo de todo tipo: ciclomotores (42), bicicletas (326), motocicletas (172) y furgones-camiones (441). Este año no parece que cambie la tendencia porque, en lo que va de 2019, ya se han producido 1.828 arrastres. También son mayoría los turismos (1.651) pero vuelven a aparecer también ciclomotores (35), bicicletas (20), motocicletas (55) y furgonetas-camiones (66).

Pero no todos los propietarios están por la labor de pagar el coste de la grúa para recoger sus coches del depósito municipal de Zorrotzaurre. Un vehículo, por ley, puede permanecer en el depósito un máximo de dos meses. A partir de ahí, se opta por el desguace, debido, principalmente, al mal estado de los coches.

Algunos propietarios acumulan a lo que ya deben abonar para recuperar el vehículo el tiempo de estancia, por lo que si han pasado muchos días y el coche está en muy mal estado, optan por no recogerlo. Por retirada del vehículo de la vía pública, bicicletas y ciclomotores tienen que pagar 29,05 euros; motocicletas y otros vehículos de naturaleza análoga, 43,45 euros; triciclos con cabina y cuadriciclos 53,30 y turismos con tara hasta 1.500 kilos, 112,20 euros, mientras que las furgonetas serían ya 145,30. El pago por estancia diaria va desde los 3,7 euros de las bicicletas a los 10 de los turismos.

Esto supone, a su vez, un coste añadido para el Ayuntamiento además de que se tiene que hacer cargo de los coches abandonados. Hace años, pasado el tiempo reglamentario, se sacaban a subasta pero ahora los licitadores solo pueden ser empresas de desguace.

En cuanto a los coches requisados por la autoridad judicial, se quedan años y años en las instalaciones.

Las autoridades municipales bilbainas enviaron una carta hace años al entonces consejero Joseba Azkarraga para pedirle la retirada de los coches que estaban a cargo de la Administración de Justicia. Sin embargo, las negociaciones en este sentido no trascendieron y el depósito sigue siendo guarda y custodia de este estos vehículos que son los que se trasladarán en un primer momento a Consoni.

Las cifras