Galdakao recupera el formato del festival Musika Bizian

Vuelven los grupos de música de naciones sin Estado y los conciertos bajo la carpa de Iturriondo

22.10.2021 | 00:13
El sexteto de Sicilia, I Beddi, abrirá el festival el viernes 5 de noviembre.

Tras un año de suspensión obligada a causa de la pandemia, Galdakao volverá a disfrutar, el fin de semana del 5 y 6 de noviembre, de una nueva edición de Musika Bizian, el festival de música dedicado a países sin Estado que organiza la agrupación local Andra Mari Eusko Dantza Taldea en colaboración con el Ayuntamiento y la Diputación Foral de Bizkaia. En el acto de presentación celebrado ayer jueves, el alcalde, Iñigo Hernando, expresó su satisfacción por la recuperación de esta cita y por el nuevo "horizonte que se abre para la cultura, después de una etapa muy complicada". Por su parte, la diputada foral de Cultura, Lorea Bilbao, alabó las características especiales de un festival que, en todas sus ediciones, "se ha convertido en un lugar de encuentro que nos traslada a otros puntos del mundo, nos conecta con otras culturas y nos ayuda a conocer y a que se nos conozca".

Jon Gómez Garai, músico de Andra Mari Dantza Taldea, afirmó que los componentes de la entidad organizadora "nos encontramos encantados y superfelices por volver a celebrar un festival pequeño y humilde, pero único y diferente" que ofrece la oportunidad de "abrir una ventana desde Galdakao a otras culturas del mundo a través de la música". Y es que la iniciativa, que se puso en marcha en 2014, ha traído hasta la localidad vizcaina a más de una treintena de formaciones musicales procedentes de cuatro continentes y ha mantenido siempre su esencia y filosofía de dar la oportunidad de disfrutar de manera gratuita de la música folk y rock de grupos de primer nivel de naciones sin Estado durante un fin de semana en el que también se organizan actividades complementarias para toda la familia.

El éxito y acogida que ha alcanzado Musika Bizian lo demuestran las 5.000 personas de media que han asistido como público a las conciertos y actos programados en las últimas ediciones. Eso sí, el aforo de la carpa que acoge las actuaciones "es de unas 690 personas, y este año vamos a controlar la entrada de público para no superar esa cifra y es obligatorio el uso de mascarilla", apuntó Gómez.

noticias de deia