Basauri y Durango preparan operativos para hacer cumplir las normas en las 'no fiestas'

Policías locales y Ertzaintza vigilarán las zonas susceptibles de aglomeraciones

26.09.2020 | 01:19
Este año no se repetirá el encuentro de los basauritarras con la Escarabilera durantel el txupinazo.

Basauri y Durango tendrían que estar planchando sus trajes festivos para sumergirse en sus respectivos Sanfaustos. Pero el covid ha hecho que este año el sonido de los cascabeles y el sabor de los artopiles se queden en la esperanza de recibirlos el año que viene. Basauri, además, se pierde también los Sanmigueles. Para garantizar que las fiestas no se celebran en ningún rincón de los municipios, ambos ayuntamientos han tomado medidas. En Basauri, la Policía Local y la Ertzaintza actuarán de forma conjunta y reforzarán sus servicios para garantizar la seguridad sanitaria en las no fiestas de San Miguel y San Fausto. En el marco de la Mesa de Coordinación Operativa, han puesto en marcha un plan de acción conjunto para garantizar el cumplimiento de las medidas de prevención establecidas por las autoridades sanitarias. Entre otras acciones, la primera que se ha realizado ha sido la comunicación específica al sector hostelero del municipio en la que se les ha recordado "la importancia y la obligatoriedad de respetar y hacer respetar las medidas sanitarias decretadas para los establecimientos y les ofrecen su colaboración para atajar cualquier contratiempo a la hora de hacer cumplir las restricciones".

Este operativo especial organizado de cara a las no fiestas servirá para que "ambos cuerpos se repartan funciones para actuar de forma conjunta desde este mismo fin de semana en San Miguel". Previamente, "ya se han identificado los puntos susceptibles de potenciales incumplimientos como el botellón por parte de la juventud y también de la población adulta en el entorno del sector del ocio", donde se pretende atajar cualquier infracción por la concentración espontánea e irresponsable. Así, la Policía Local de Basauri y la Ertzaintza reforzarán la vigilancia con patrullas en vehículos y a pie. También realizarán controles en otros medios de transporte. El objetivo de este dispositivo es "evitar el consumo de alcohol en menores, el no uso de mascarilla, que no se guarde la distancia de seguridad y cualquier otro comportamiento que no respete las medidas de seguridad e higiene establecidas por las autoridades sanitarias para la prevención del covid-19". Además, con el objetivo de "realizar un seguimiento exhaustivo del plan", la Policía Local de Basauri y la Ertzaintza mantendrán una reunión semanal.

Por su parte, el Ayuntamiento de Durango iniciará en los próximos días una ronda de contactos para recordar que este año no habrá Sanfaustos. Así, organizarán diferentes reuniones para conocer la opinión de los bares, restaurantes, txokos, y la Jai Batzordea. Además de escuchar sus opiniones, les pedirán que colaboren activamente. En este sentido, la primera reunión tendrá lugar el lunes con la Comisión de Fiestas.

Tras la decisión unánime de suspender las fiestas tomada en julio, el Consistorio durangarra quiere animar a todos los durangarras a actuar con responsabilidad y a colaborar en esta tarea: "Sabemos que son fechas especiales para todos, pero tenemos que tener claro que está en juego nuestra salud. El año que viene tendremos tiempo para celebrar las fiestas. Pero, mientras tanto, cuidémonos mutuamente", solicitaron.

Con el objetivo de "pasar unas fechas tranquilas", la administración local se pondrá en contacto también con Bizkaibus y Euskotren para evitar que la gente acuda de fiesta procedentes de otras localidades. Además, representantes municipales ya están trabajando con la Policía Municipal y la Ertzaintza para elaborar conjuntamente un protocolo especial para estos días. "Trabajando todas y todos juntos somos más fuertes. Sabemos que la gente tiene ganas de disfrutar, pero no olvidemos que estamos en medio de una pandemia", instan.