Asier IragorriAlcalde de Basauri

"Ningún basauritarra se ha quedado sin ayuda y mucho menos ahora"

04.04.2020 | 00:12
Asier Iragorri, alcalde de Basauri

Basauri es uno de los municipios vizcainos más golpeados por el coronavirus, por lo que el Ayuntamiento intenta que el impacto sea el menor posible

¿Cómo definiría la situación en relación al coronavirus en Basauri?

—La incidencia sigue siendo alta, pero al haber partido de un índice más elevado de casos y, en consecuencia, haber actuado antes, la evolución del número de contagios parece estar moderándose. Ser de los primeros pueblos más afectados nos llevó a tomar medidas antes que otras localidades. Por ejemplo, fuimos el primer municipio de Euskadi en cerrar los hogares de jubilados y suspender las actividades dirigidas a este colectivo, varios días antes de que se declarase el estado de alarma. Se empezó actuar en otros ámbitos, en la calle, a concienciar de la situación y de que entre todas y todos teníamos que actuar con responsabilidad. También se comenzó a sectorizar la atención sanitaria mucho antes que en otras comarcas, atendiendo de forma separada a pacientes con procesos específicos respiratorios de los que presentaban otras patologías, lo que se ha revelado como una solución eficaz.

El municipio es uno de los que cuenta con más infectados. ¿A qué cree que puede deberse?

—No es una explicación científica. Creemos que tiene que ver con los casos que se detectaron al inicio de la crisis, que eran del colectivo de personas mayores, siendo como somos un pueblo con alto número de población mayor de 65 años, que además es muy dinámica y participativa. Eso ha podido provocar que Basauri se viera inicialmente más afectado.

¿Han tomado medidas como ente local?

—Hemos tomado todas las medidas que están en nuestra mano desde el primer minuto. Incluso un día antes de la declaración del estado de alarma, ya habíamos constituido una mesa de crisis que lideramos desde el Ayuntamiento de Basauri, y que está integrada por representantes de diferentes departamentos municipales de asesoramiento jurídico y servicios técnicos, la Policía Local, la Ertzaintza y responsables sanitarios del municipio. Desde esta mesa valoramos la situación, nos anticipamos a los posibles escenarios a los que haya que dar respuesta y proponemos, coordinamos y ponemos en marcha actuaciones y recomendaciones a la vista de la evolución de la pandemia. El seguimiento y toma de decisiones por parte del equipo de gobierno tiene que ser ágil, pero compartiendo con el resto de partidos las medidas que se van tomando y sumando también sus puntos de vista. Además, se está garantizando el cumplimento de las instrucciones decretadas por las autoridades sanitarias. En este sentido, Policía Local y Ertzaintza colaboran estrechamente para garantizar ese cumplimiento, realizando diariamente controles de peatones, vehículos y en comercios. También se está desinfectando a fondo, y a diario, todo el municipio. Además, los Servicios Sociales de base siguen funcionando para garantizar que la ayuda institucional llega a todas las personas en situación de vulnerabilidad del municipio, con especial vigilancia y atención las personas mayores.

¿Cómo?

—Las personas mayores de 65 años están siendo atendidas mediante el Servicio de Ayuda a Domicilio, los Servicios Sociales de base, monitores del programa de envejecimiento activo, dinamizadoras del programa de mayores, programa Zainduz para familiares o personas cuidadoras de dependientes, etc. Se les ofrece asistencia para sus necesidades de salud, movilidad, medicamentos, compras, aseo, etcétera. Pero nos preocupaba que alguno pudiera tener alguna carencia que no se haya detectado y hemos decidido contactar con los mayores de 80 años directamente mediante una llamada telefónica, ya que esta franja de edad suele tener menos vida social y más problemas de movilidad. También se ha solicitado la colaboración ciudadana para detectar casos de soledad o de personas en situación de vulnerabilidad.

Se han adherido a la red de voluntarios puesta en marcha por la Diputación y coordinada por la Cruz Roja. ¿Cómo funciona?

—Basauri es un pueblo muy solidario y en esta crisis lo ha vuelto a demostrar. Ese voluntariado social lo está coordinando Cruz Roja, que está realizando un esfuerzo encomiable en esta crisis, al igual que Protección Civil.

¿Afecta la crisis del coronavirus a la actividad que realiza a diario el Ayuntamiento?

—En algunas áreas la actividad se ha reducido notablemente, pero en otras, como Policía Local, servicio de limpieza y desinfección viaria o Servicios Sociales, está habiendo una carga de trabajo mayor por lo excepcional de la situación. Todos los departamentos siguen funcionando para garantizar todas las prestaciones y servicios a la ciudadanía, con una gran mayoría del personal en modo de teletrabajo y la presencia mínima imprescindible de trabajadores en dependencias municipales para ofrecer los servicios esenciales. En este sentido hay que reconocer el esfuerzo para adaptar el trabajo a esta situación y poder seguir dando la atención necesaria.

¿Contemplan algún cambio en las diferentes ayudas locales de cara a dar cobertura a posibles personas que se vean afectadas?

—Las vecinas y vecinos en situación de vulnerabilidad que por uno u otro motivo necesitan ayudas sociales municipales las siguen recibiendo y si, por la evolución de la crisis, vemos necesario ampliar las partidas económicas, por supuesto que lo haremos. La atención a las personas, a las familias, sigue activa, no se ha interrumpido. La colaboración con entidades sociales que apoyan a las familias tampoco, todo lo contrario. Ningún basauritarra se ha quedado sin ayuda cuando la ha necesitado y mucho menos ahora.

Como alcalde de Basauri, ¿qué mensaje trasladaría a la población?

—Todas y todos nos estamos viendo afectados por esta pandemia en mayor o menor medida y, como es lógico, se generan momentos de desánimo o tensión, por eso daría un mensaje de ánimo, serenidad y responsabilidad. Es una crisis sanitaria, social y económica que nos obliga a hacer un frente social común, encabezado por las instituciones, por supuesto, pero todos los miembros de la sociedad, a nivel particular y colectivo, podemos aportar en la medida de nuestras posibilidades para que esta situación acabe cuanto antes.

"Es una crisis sanitaria, social y económica que nos obliga a hacer un frente común, encabezado por las instituciones"

"Hemos tomado todas las medidas que están en nuestra mano desde el primer minuto, incluso antes del estado de alarma"


noticias de deia