Sala Moyua celebra el 3 y 4 de noviembre la primera subasta presencial tras la pandemia

La cita recupera la espectacularidad del directo y presenta alrededor de 1000 lotes, compuestos mayoritariamente por joyas 'vintage' y relojes de caballero

25.10.2021 | 10:58
Variedad de modelos de relojes, gargantillas, anillos de platino van a ser algunos de los reclamos de la subasta.

Los próximos días 3 y 4 de noviembre, la Sala Moyua Brancas celebrará la primera subasta presencial tras la pandemia, una cita en la que sus organizadores tienen puestas muchas expectativas.

Pese a que durante toda la crisis del Covid, la Sala Moyua ha continuado con la actividad y con la celebración de subastas on line, para Rafael Brancas, responsable del negocio, el hecho de ser presencial y contar con público en directo representa un valor añadido y, por supuesto, "recupera su espectacularidad".

El contenido de la subasta, que representa la número 126, está compuesta por cerca de 1000 lotes, la mayoría de ellos de joyas vintage y relojes de marca de caballero, principalmente, así como con una pequeña sección de numismática.

La exposición de lotes individuales, que se podrá visitar del 25 de octubre al 2 de noviembre en la Sala Moyua Brancas, ubicada en el número 40 de la Gran Vía de Bilbao, da opción a los visitantes a realizar pujas previas antes de la celebración de la subasta. Estas pujas de antemano también se pueden hacer a través de la propia página web o por teléfono. Una vez realizada la exposición, todos los lotes salen a subasta los días 3 y 4 de noviembre.

Las subastas permiten encontrar  joyas y relojes exclusivos a precios muy interesantes


Sobre el sistema de puja, se utiliza el denominado Puja Directa, es decir, la cantidad pujada será el importe de la adjudicación en caso de que ésta se produzca y no existan otras pujas superiores.

En caso de darse igualdad de importe, las pujas realizadas previamente tienen prioridad sobre las posteriores y sobre las realizadas en la Sala.

Rafael Brancas reconoce que un 40% de los clientes que acuden a las subastas de la Sala Moyua son habituales, personas que ya han participado otras ocasiones, y que al ser de de carácter pública, pueden participar tanto personas físicas como jurídicas.

Un mundo de oportunidades


Con una gran trayectoria a sus espaldas, la Sala Moyua abrió sus puertas en 1.996 y ha sido durante muchos años la única sala permanente de subastas existente en el País Vasco, y desde luego, es la única especializada en joyas y relojes. A partir de ese año, inició la actividad de subastas periódicas de joyas, relojes y arte.

Según Rafael, "se trata de un mundo muy interesante, a la par que amplio", a lo que puntualiza que "no sólo se subastan piezas únicas y especiales, sino también lotes muy sencillos de precios asequibles".

Este último apartado, el del precio, es una de las ventajas de las subastas. "Se pueden encontrar piezas muy exclusivas a precios muy interesantes", recalca Brancas, a lo que añade que, hay personas que están detrás de una joya concreta y que sólo tienen la oportunidad de encontrarla en una subasta.


Seguir la subasta en directo


APP Sala Moyua. La Sala Moyua Brancas dispone de su propia APP para iOS y Android a través de la cual se puede asistir a la subasta en vídeo (streaming) y pujar en directo. Simplemente con descargártela se podrá acceder a la subasta desde móvil y  realizar pujas en directo.

Para Rafael Brancas, su puesta en marcha ha resultado muy positiva, con un funcionamiento muy sencillo y accesible.

Según el responsable de la Sala Moyua, el hecho de poder seguir la subasta on line ha permitido su apertura a espectadores extranjeros y añade como, algunos de los lotes subastados han ido a parar a Rumanía, Francia o Hong Kong.


La Sala Moyua desarrolla la actividad de subastas de manera periódica a lo largo del año.

noticias de deia