Bizkaia protegerá los terrenos de cría del alimoche afectados por obras

Antxustegi afirma que las obras de la línea Güeñes-Itxaso "están siendo controladas por el servicio de guardería"

25.06.2021 | 13:54
La diputada de Sostenibilidad y Medio Natural, Amaia Antxustegi, ha comparecido esta mañana en comisión

La Diputación de Bizkaia dará "todos los pasos legales" para proteger los terrenos de cría del alimoche en Igorre y Lemoa afectados por la construcción de la línea de alta tensión Güeñes-Itsaso. Así lo ha anunciado la diputada foral de Sostenibilidad y Medio Natural, Amaia Antxustegi, en una comparecencia en las Juntas Generales.

Las obras de línea de alta tensión que construye Red Eléctrica Española (REE) "están siendo controladas por el servicio de guardería de Medio Ambiente", aunque la diputada es conocedora de que la compañía de momento "no participará entre las torres 40 y 44" hasta por lo menos resolverse judicialmente un litigio que mantiene con la Diputación

La empresa "ha cumplido con este compromiso" de paralizar las obras en esta zona y la Diputación ha comprobado que "no se ha producido perjuicio alguno" en la zona de nidificación de esta especie. Las obras "se han paralizado en un radio de 1 kilómetro y en el periodo de cría de esta ave que va del 1 de marzo al 1 de septiembre con carácter general", ha explicado la diputada.

La Diputación y la empresa eléctrica están esperando a que el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) resuelva definitivamente el recurso interpuesto por REE contra la orden foral que pretendía suspender las obras de la línea de alta tensión por su afección a la cría del alimoche.

SUSPENSIÓN CAUTELAR


Un auto de este tribunal del 28 de julio de 2020 estableció una suspensión cautelar de la orden foral. Tras conocer el fallo, la Diputación decidió en agosto suspender también la apertura de un expediente contra esta empresa por seguir construyendo la línea de alta tensión.

Los grupos junteros que han presentado la petición de comparecencia han incidido en que la Diputación actuó tarde en proteger esta especie y también la zona donde se asentaba la desaparecida ermita de Santa Marina de Aramotz, "zona de presunción arqueológica", que "se pone en peligro" con la construcción de la línea, según el juntero Xabier Benito, de Elkarrekin Bizkaia.

Por otra parte, la diputada ha señalado, a preguntas de la oposición, que no existen novedades en relación a las tareas de mantenimiento del humedal de Bolue o la construcción de nuevos parques eólicos en Bizkaia.

En relación a la primera cuestión, Antxustegi ha asegurado que URA no ha presentado "ninguna solicitud formal" para realizar dragados en este humedal protegido por ser hábitat del pez espinoso, con el propósito de incrementar el nivel de agua. Simplemente ha habido "contactos no formales" entre técnicos.

En cuanto al anuncio del Gobierno vasco de permitir en el futuro la instalación de nuevos parques eólicos, la Diputación "carece de cualquier información", lo que choca según el representante del grupo Mixto-PPB Eduardo Andrade con las declaraciones de la consejera Arantxa Tapia, que afirmó que para Bizkaia "se están estudiando nuevas ubicaciones".

Por último, la Cámara vizcaína ha rechazado una enmienda transaccional de EH Bildu y Elkarrekin para aumentar el control de las batidas de jabalíes en Bizkaia.

Los grupos junteros que apoyan al Gobierno foral han señalado que los guardas forestales "no pueden estar en todas" las batidas. "Se pueden hacer hasta 21 durante un fin de semana en el territorio", según el portavoz jeltzale Jesús Lekerikabeaskoa, quien ha asegurado que la Diputación recibe "más quejas por los daños de los jabalíes que por las batidas".

noticias de deia