Actualidad

Promover vocaciones científico-tecnológicas entre niñas en edad escolar

El Proyecto 'Inspira Steam' pretende que estudiantes en edad escolar descubran las profesiones basadas en ciencias, ingenierías y matemáticas

19.01.2021 | 09:28
Las responsables de trasladar la realidad de las profesiones Steam dentro del programa suelen ser mujeres .

El proyecto Inspira Steam, iniciativa de la Universidad de Deusto, acaba de poner en marcha su quinta edición con el objetivo de promover vocaciones científico-tecnológicas entre las niñas en edad escolar.

Con la particición de alrededor de 120 centros escolares y 5.000 estudiantes de ambos sexos, el programa mantiene su actividad a pesar de la pandemia, aunque ha obligado a posponer su inicio y limitado la participación. El objeto de la iniciativa no es otro que niños y niñas descubran las denominadas profesiones Steam (basadas en Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Artes y Matemáticas, por sus siglas en inglés) a través del ejemplo de quienes desarrollan su trabajo en dichas áreas, fundamentalmente mujeres. Estas mentoras son las encargadas de trasladar al alumnado la realidad de sus profesiones, en varias sesiones que se desarrollan dentro del horario lectivo en aquellos centros escolares que se adhieren a la iniciativa.

Persigue sensibilizar, orientar y despertar entre niñas y niños nuevas vocaciones en el área de las profesiones Steam. También se trata de concienciar sobre la necesidad de que el desarrollo científico-tecnológico sea el resultado de una labor conjunta de hombres y mujeres, al tiempo que visibilizar y poner en valor a las profesionales científicas y tecnólogas del ámbito más cercano.

Según ha destacado la universidad, Inspira ha logrado un éxito "notable y buena prueba de ello son las cifras de participación, tanto de las mentoras del ámbito Steam que participan voluntariamente como en cuanto a colegios y estudiantes que participan, además del ámbito geográfico al que se extiende el proyecto.

Desde las 17 mentoras y las 220 niñas de once centros escolares de vascos que tomaron parte en el curso 2016-17, se pasó el curso pasado a contar con cerca de 600 mentoras, se multiplicaron por 16 el número de centros colaboradores y por más de 40 el alumnado participante. La iniciativa se extendió a Catalunya, Madrid, Andalucía, Murcia, Galicia y Asturias.


RETRASO


Las dificultades asociadas a la pandemia del coronavirus han retrasado el inicio de las actividades de Inspira en el curso 2020-2021, y las sesiones se han iniciado una vez concluido el periodo vacacional navideño. Por la misma razón, la iniciativa registrará en este curso un menor número de colegios participantes. Pese a todo, el proyecto ha apostado por su continuidad en el nuevo escenario, reiniciándose las sesiones en aula con la participación de 284 mentoras en 120 centros escolares de Euskadi, Catalunya, Asturias y Galicia.

Sin duda, el corazón del proyecto Inspira son las mentoras (mujeres en su práctica totalidad, aunque no exclusivamente), que desarrollan su actividad profesional en diferentes ámbitos: académico, empresarial, de investigación, de gestión, etc. Su participación es voluntaria, y cada cual trata de acercar su realidad a través de seis sesiones de trabajo que se desarrollan a lo largo del curso.

Cuenta también con una serie de entidades colaboradoras que son las que emplean a algunas de las mentoras y cubren los costes laborales de las horas dedicadas al proyecto, además de facilitar su asistencia a reuniones, periodos de formación y actos de difusión que lo requieran.

El proyecto ha sido galardonado recientemente por el Gobierno vasco en la primera edición del Premio Steam Euskadi Sariak a las mejores prácticas vascas en educación científico-tecnológica.

noticias de deia