El semáforo rojo del coronavirus se enciende en Bizkaia en el eje por el que discurre la A-8

Sestao, Erandio y Berango se suman al mapa de 14 municipios en 'zona caliente' mientras la capital vizcaina se acerca peligrosamente a la tasa de alto riesgo

29.10.2020 | 13:19
Bilbao sigue en alerta naranja.

El día en que la pandemia ha batido una nueva marca de contagios diarios en Euskadi al registrarse 1.226 infecciones -eso sí con el número más alto de test diagnósticos realizados (17.159)- es como si el virus viajase a 120 kilómetros por autopista. Un tronco común, que se situaría en el eje que discurre por la A-8, parece marcar las zonas más conflictivas en Bizkaia. El conjunto del territorio se encuentra ya al borde de los 500 casos que trazan la zona roja y enciende todas las alertas por la peligrosa transmisión de la enfermedad, en concreto 499,1 casos por cien mil habitantes. La segunda ola entró a mediados de octubre desde Gipuzkoa, el área más azotada, y así Durango y Lekeitio fueron los primeros municipios donde saltó la luz de alarma y se tiñeron de ese color encarnado que ahora ha invadido buena parte de la geografía vizcaina.

La expansión del SARS-COV-2 ha sido fulminante. Porque en solo quince días, Salud ha puesto la metafórica señal de STOP a 14 localidades vizcainas. Están en zona caliente, Abadiño (con 870,70 casos), Abanto-Zierbena (780,92), Amorebieta-Etxano (747,95), Durango (1.039,54), Ermua (1.016,27), Galdakao (612,47), Lekeitio (565,83), Muskiz (590,13), Ondarroa (663,56) y Ortuella (694,61). Santurtzi fue el martes el primer gran municipio de la margen izquierda en añadirse al mapa de riesgo y actualmente acumula 621,58 casos. Además, en las últimas 24 horas, se han incorporado también Sestao (504,68), Berango (525,59) y Erandio (510,35). Elorrio ha abandonado puntualmente esa franja al caer el miércoles a los 483,81 contagios.

En este territorio hay además dos grandes municipios que preocupan de forma especial. Son Durango y Ermua que presentan más de 1.000 casos acumulados por cien mil habitantes en las últimas dos semanas. Mientras tanto, la capital vizcaina se acerca a la zona de peligro y permanece en nivel naranja (484,52 casos), pero bordeando el color escarlata ya que es el municipio que más positivos registró en las últimas 24 horas, 145 frente a los 69 del día precedente, seguido de Santurtzi, con un total de 48 (seis más), y Amorebieta, que contabilizó 31 nuevos infectados frente a los 18 de la jornada precedente.

Aunque la mayoría de poblaciones más castigadas están en Gipuzkoa, -contabiliza 30 y el jueves sumó Hondarribia-, Euskadi acumula 45 localidades en nivel de máximo riesgo. Por su parte, en territorio alavés, solo Agurain se mantiene en alerta roja con una tasa de incidencia de 547,58 contagios.

Más pacientes en UCI


El paulatino incremento de contagios se deja notar en los hospitales que  respiraron levemente al disminuir en 15 el número total de ingresados para quedarse en 465. En las últimas horas se redujeron las nuevas hospitalizaciones (57 frente a 73 la víspera). Sin embargo, aumentaron los pacientes más graves, ya que las UCI acogen ahora a 79 enfermos covid, cuatro más.

Y aunque Osakidetza reitera que en estos momentos no hay en Euskadi riesgo "inminente" de colapso sanitario, Josu Erkoreka admitió que "hay cierta preocupación porque el número de ingresos aumenta, y puede generar problemas dentro de unas semanas". No podemos olvidar que la media de ingresos semanales es de 58,1 cada día, el peor dato de toda la segunda ola. Por ello, el Gobierno vasco adoptó las nuevas medidas restrictivas con el fin de evitar que las cifras de ingresos, tanto en hospitales como en UCI, "se conviertan en alarmantes en poco tiempo". "Nos anticipamos y tomamos estas medidas para cortar la transmisión del virus e impedir que lleguemos a esa situación extrema".

Y es que el nuevo pico de contagios diarios registrados el miércoles (12.226) no vaticina días con cifras esperanzadoras. Coincide, eso sí, con un récord de pruebas practicadas, ya que ayer se hicieron 1.650 test PCR y de antígenos más que la víspera, con lo que la tasa de positividad bajó hasta el 7,1 %, la menor desde el 20 de octubre.

El coordinador del Programa de Vigilancia y Control de Osakidetza, Ignacio Garitano, destacó en su última comparecencia que "el éxito de los test de antígenos va a ser notable aunque todavía no se han hecho los suficientes como para calibrar exactamente sus resultados". En este sentido, destacó que son análisis dirigidos sobre todo a personas asintomáticas y que van a permitir disminuir el número de pruebas PCR.

Osakidetza comunicó además, a través de su último boletín, que son los jóvenes de 17 y 18 años los que mayor índice de contagio presentan, entre cuatro y cinco veces más que los mayores de 65 años.

Los datos del día


1.226 contagios

Nuevo récord. El miércoles se detectaron 1.226 positivos más, la cifra más alta de toda la pandemia. Los pacientes en UCI aumentaron en cuatro, hasta las 79 personas, pero la tasa de positividad descendió al 7, 14% ya que se hicieron 17.159 test diagnósticos, frente a los 15.509 del martes.

Medio millar

En Gipuzkoa y Bizkaia. Gipuzkoa registró el mayor número de contagios y también el mayor incremento, 564, seguida de Bizkaia, con 524.

370 'vigilantes'

Rastreadores. La semana pasada se incorporaron 45 profesionales a la red de rastreo, y esta semana se sumarán otras cuarenta personas al equipo, que contará así con cerca de 370 miembros para seguir la pista del virus.