Vertedero de Zaldibar: "No se ha dejado de trabajar ningún día"

El operativo de búsqueda de Joaquin Beltrán accede al lugar donde fue visto por última vez

15.10.2020 | 08:55

Tras meses intensos de trabajo en lo que queda del vertedero colapsado, por fin ha sido posible acceder en condiciones de seguridad a la" target="_blank"> zona donde Joaquín Beltrán fue visto por última vez aquella tarde del 6 de febrero. El dispositivo de búsqueda tiene todavía por delante un tajo considerable: extraer y revisar cerca de 15.000 metros cúbicos de tierra y residuos de una zona situada un poquito más arriba de donde fue localizado el cuerpo de su compañero, Alberto Sololuze, el otro operario de Verter Recycling cuyo cuerpo fue localizado el pasado 14 de agosto. La primera acometida (sector B1-A) empezó ayer tras varios días para la estabilización y asentamiento de una superficie sobre la que ya trabajan las máquinas con precisión quirúrgica.

Consulta el plano de la búsqueda en el vertedero de Zaldibar

Las labores podrían prolongarse durante dos o tres semanas, en función de las condiciones meteorológicas. Todo ese amasijo de tierra y basuras que se va extrayendo es revisado por un equipo de 15 a 20 agentes de la brigada móvil de la Ertzaintza. Si no hay resultados satisfactorios en este sector, a comienzos de noviembre se comenzará a revisar una segunda zona prioritaria, pegada a la anterior (B4-Sur), y se vaciarán y revisarán otros 80.000 metros cúbicos de tierra y escombros. Esta fase duraría hasta final de año.

Si ninguna de estas operaciones tuviera éxito, el dispositivo de búsqueda –como ya se explicó hace una semana– continuará en enero en otras dos zonas cercanas en las que se sospecha que también podría estar el cuerpo de Beltrán si es que se hubiera movido hacia la zona en la que se hallaba Sololuze. En el caso de encontrar cualquier indicio, se ha establecido un estricto protocolo de actuación inmediata que implica la movilización de la Unidad de Policía Científica de la Ertzaintza y también del Grupo de Medio Ambiente "que trabaja como policía judicial cumpliendo los requerimientos de los tribunales".

El consejero de Seguridad, Josu Erkoreka, volvió a mostrar ayer su confianza en que efectivamente se produzca una resolución satisfactoria de esta tragedia. "Esperamos alcanzar los frutos deseados. En eso estamos", telegrafío desde los pasillos del Parlamento Vasco. También se refirió Josu Zubiaga, viceconsejero de Seguridad, al dispositivo de búsqueda prioritaria del operario de Verter sepultado desde el pasado 6 de febrero.

En una breve intervención subrayó que "no se ha dejado de trabajar ningún día" en las tareas de rastreo, ahora de Beltrán, y con anterioridad también de su compañero Sololuze. En este nuevo punto del dispositivo, se trata de seguir "levantado material", labor que será revisada por el dispositivo de Seguridad sobre el terreno, coordinado por un técnico de Emergencias, y con el trabajo de la Brigada Móvil y de los dispositivos técnicos de la Oficina Central de Inteligencia. Sobre los plazos de tiempos previstos, Zubiaga aseguró que "todo son previsiones que dependen de posibles movimientos que pueda haber en el terreno o de la climatología", aunque "existen previsiones de plan de trabajo en diferentes situaciones" en ambas zonas.