Asociación Baturik de Trapagaran

Iñaki Sasiain: "Abrir el comercio ha sido una sensación... como un estallido"

Iñaki Sasiain cree que el covid-19 ha sido una faena para el comercio pero es optimista porque ha hecho reflexionar al vecino sobre el papel de sus compras

22.05.2020 | 00:11
Iñaki Sasiain: "Abrir el comercio ha sido una sensación... como un estallido"

El teléfono de Iñaki Sasiain no ha estado en cuarentena, ya que no ha parado de atender a los comercios de la asociación gremial Baturik inmersos en una crisis que, como al resto, les ha sobrepasado. Convencido de que con la ayuda de vecinos e instituciones el comercio recuperará pronto el pulso, Sasiain espera impaciente el inicio este lunes del bono Cuida de Trapagaran.

El covid-19 ha puesto en jaque al sector comercial en su sentido más amplio. ¿Cuál es a su juicio el alcance provocado por esta situación?

—El alcance es impresionante porque ¿quién podía esperar que de la noche a la mañana este bicho nos jorobara a todos? No solo al comercio o a otro tipo de empresas, a la vida de cada uno, a la forma de vivir y a nuestras costumbres. No obstante, yo quiero verlo de una forma positiva porque cuando estábamos en el confinamiento hablando con nuestros asociados –cada uno con su propia casuística vital y profesional–, teníamos nuestros miedos e incertidumbres sobre cómo sería el día después con la reapertura, la reacción de la gente... Luego cuando hemos abierto ha sido una sensación, no diría de alegría sino como una explosión, un estallido, del comportamiento de la gente, de solidaridad. En unas horas nos ha cambiado la cara y la historia en la cabeza.

Uno de los sectores más afectados por esta nueva realidad, que entronca con nuestro modo de vida y costumbres, ha sido la hostelería que, sometida a importantes restricciones, aún está bajo mínimos. ¿Qué le cuentan sus asociados?

—Puedo decir que no ha abierto ninguno de nuestros asociados. Unos porque no tienen terraza para dar ese servicio y porque no tienen una forma de ponerla. Otros tienen terraza y no han abierto porque no lo han visto rentable por las limitaciones que marcan sobre las mesas.

A la vista de la situación, en la que los ayuntamientos han planteado ayudas de apoyo al comercio para su reactivación, ¿cree necesario medidas cortoplacistas o es momento de abordar medidas estructurales?

—Creo que debemos plantearlo a medio y largo plazo, pero igual no solo con las ayudas sino con otros tipo de iniciativas de apoyo a la apertura de nuevos negocios, relevo generacional, facilitar la recuperación de locales que se van quedando vacíos para que vuelvan a tener actividad, etcétera. Aspectos que en muchos casos ya se estaban abordando antes del confinamiento.

Imagino que en ese paquete también entran las acciones de apoyo a la venta local como los Bonos Comercio, como el que ponen en marcha el lunes, o las rebajas.

—Respecto a las rebajas, nosotros, que estamos dentro de Cecobi, no hemos sido partidarios de ellas porque, por ejemplo, comercios de los nuestros que todavía acaban de comenzar con la nueva temporada no han podido dar salida a sus productos y si se empieza desde ahora con las rebajas, ¿qué se va a ganar? Por ello nosotros plantemos que las rebajas se retrasasen lo más tarde posible pero para grandes, pequeños e Internet.

¿Y con respecto al Bono Cuida de Trapagaran, que inyectará 50.000 euros en el comercio local?

—Llevamos desde enero trabajando los cambios sustanciales que tiene el nuevo bono que suma a la excepcionalidad del momento –que se ha traducido en duplicar la ayuda que hasta ahora daba el Ayuntamiento– hasta la puesta en marcha de un sistema propio de adquisición on line, en vez de punto de venta como hasta ahora, lo que se ampliará el tipo de público beneficiado y que antes no podía acudir a comprar el bono.

Además llama la atención que los bonos cuentan con dos listados donde poder realizar las compras. ¿Cuál es la justificación de la doble elección?

—Está claro que nadie ha cerrado su negocio porque sí. Lo ha hecho porque ha llegado el covid y se les ha mandado cerrar y quedarse en casa y eso es muy fuerte. Claro que algunos establecimientos han podido trabajar y por ello se decidió que los primeros 15 euros del bono, cuyo valor nominal es de 30, fueran para esos comercios, asociados o no, que han estado cerrados hasta ahora. Los otros 15 euros se pueden destinar a compras en el listado de los 72 comercios adheridos.

¿Cómo cree que reaccionará el ciudadano de Trapagaran?

—Estoy seguro que lo hará como siempre, apoyando el bono. Además esta situación nos ha hecho pensar. Nos ha hecho vivir más despacio y ser más cuidadosos. Creo que habrá un antes y un después también en el comercio local y tenemos que aprovechar esta oportunidad.

"Planteamos que las rebajas se trasladen lo más tarde posible porque los que han cerrado no han podido vender sus productos"

"El confinamiento nos ha hecho vivir más despacio, a ser más cuidadosos; habrá un antes y un después también en el comercio"