Bizkaia aprueba un plan de reactivación económica dotado con 95 millones de euros

29.04.2020 | 10:24
Una peluquería cerrada en Bilbao.

Contempla un plan especial de empleo, un Renove Etxea para incentivar la actividad de la construcción y bonos de comercio y cultura

La Diputación Foral de Bizkaia ha aprobado un plan urgente de reactivación económica tras la crisis del coronavirus con el que inyectará 95,5 millones en la economía del territorio.

Contempla microcréditos para autónomos y pequeñas empresas, un plan especial de empleo, un Renove Etxea para incentivar la actividad de la construcción y bonos de comercio y cultura.

Entre las medidas fiscales, posibilita que el 60 % de la cuota del Impuesto de Sociedades de 2019 se destine al impulso de la recuperación económica por las empresas que han reducido su facturación.

Este plan, llamado "Bizkaia aurrera!", fue aprobado en el consejo de gobierno de ayer, aunque ha sido hecho público hoy. Se activará el próximo 11 de mayo y se divide en tres partes: redirecciona 12 millones del disponible de los departamentos forales, y añade otros 30 millones más para el desarrollo, hasta el 31 de diciembre, de una docena de medidas económicas dirigidas a ayudar a autónomos, personas que han perdido su trabajo y empresas.

A esta inversión directa se le suman los nuevos incentivos fiscales por valor de 53,5 millones incluidos en este plan.

Los cálculos realizados por la Diputación estiman que cada euro invertido en este plan generará un impacto económico de siete euros. Así, con los 95,5 millones se espera generar 672 millones de impacto.

Las actuaciones se han diseñado para ayudar a la economía vizcaína: a los 15.343 autónomos obligados a cerrar sus negocios y a los 22.764 que siguieron trabajando pero se han visto seriamente afectados; las 5.373 personas que han perdido su trabajo por la crisis; y a las 3.347 empresas obligadas a bajar la persiana y a las 6.607 afectadas por el estado de alarma.

Las doce medidas y la inversión en cada una de ellas son: la primera, microcréditos para ayudar a autónomos y pequeñas empresas de hasta cinco trabajadores por cuenta ajena, dotada con 15 millones.

Se trata de préstamos de 7.500 euros sin intereses, comisiones ni avales a devolver en un máximo de cinco años y con un año de carencia.

Habrá un plan de digitalización dotado con 10,4 millones, que incluye la extensión de la banda ancha a todas las comarcas de Bizkaia, empezando por Arratia, Mungialdea y Enkarterri.

Una plan de empleo para ayudar a mantener los puestos de trabajo e incentivar la contratación de desempleados, con 5 millones. Incluye el incremento de la deducción fiscal por creación de empleo de 5.000 a 7.500 euros.

Bonos para incentivar el consumo en el comercio local, cultura, establecimientos turísticos y hostelería de Bizkaia, dotado con otros 5 millones.

Ayudas directas para la digitalización y economía circular de pymes y empresas de entre cinco y cien empleados de los sectores vinculados a la industria, con 4 millones.

También un plan "renove Etxea" para incentivar la actividad entre los gremios de la construcción; aplicará una deducción fiscal transitoria del 10% por reformas en la vivienda habitual de residentes en Bizkaia. Esta deducción se aplicará para reformas que tengan un presupuesto mínimo de 3.000 euros y un máximo de 15.000 euros en viviendas de más de diez años de antigüedad.

Habrá 2,1 millones para actividades que dinamicen la economía, la cultura y el ocio, incluido un concierto con los mejores grupos vizcaínos en BEC.

Otras ayudas menores serán para la carencia de préstamos de pymes y autónomos avalados por Elkargi (150.000 euros); un plan de turismo interior (300.000 ); y el refuerzo a la red de voluntarios del territorio (50.000 euros)

Por otra parte, el plan incluye una serie de medidas tributarias y fiscales; entre ellas posibilitar que el 60% de la cuota del Impuesto de Sociedades de 2019 se destine al impulso de la recuperación económica por las empresas que han reducido su facturación y rendimiento para compensar pérdidas de 2020, crear empleo, invertir en activos productivos o hacer I+D.

Además, se agilizan las devoluciones de IVA, Impuesto de Sociedades e IRPF y se suben los incentivos fiscales a la contratación de personas, con un incremento del 50% de la deducción por creación de empleo pasando de 5.000 a 7.500 euros el importe de la deducción general) y al doble la de colectivos de difícil inserción.