Derrumbe del pasado día 6

URA acomete los trabajos para recoger los lixiviados del vertedero de Zaldibar

Esta acción "ha conseguido eliminar una parte importante del vertido a la regata Aixola"

25.02.2020 | 13:33
Sigue la búsqueda de los dos trabajadores sepultados en el derrumbe del vertedero de Zaldibar.

La Agencia vasca del Agua (URA) está acometiendo los trabajos necesarios para recoger los lixiviados del vertedero de Zaldibar, tras el derrumbe del pasado día 6, y "minimizar su impacto en el medio ambiente". Estas labores consisten en retener y recoger los lixiviados y evacuarlos mediante camiones succionadores a la red de saneamiento para su tratamiento en la EDAR comarcal, lo que "ha conseguido eliminar una parte importante del vertido a la regata Aixola".

Según ha explicado la agencia vasca en un comunicado, que ha hecho público este martes, el vertedero de Zaldibar disponía de un sistema de recogida de lixiviados "tal y como marca la legislación", en los que eran recogidos y derivados al colector comarcal, de acuerdo a lo establecido en el condicionado de la Autorización Ambiental Integrada.

El derrumbe del pasado día 6 afectó a esta infraestructura, sobre la que se está trabajando para "habilitar una alternativa cuanto antes". Mientras tanto, URA ha estado controlando la salida de lixiviados y ha puesto en marcha la recogida de su mayor parte para evitar su vertido a la regata Aixola, que vierte en el río Ego. El embalse de Aixola, ha precisado, "no ha sido afectado en ningún momento".

Los trabajos que está realizando la Agencia vasca del Agua, de manera provisional, consisten en retener y recoger los lixiviados y evacuarlos mediante camiones succionadores a la red de saneamiento, para su posterior tratamiento en la EDAR comarcal.

Según han indicado sus responsables, "esta actuación provisional ha conseguido eliminar una parte importante del vertido a la regata Aixola" y se mantendrá "en el tiempo que sea necesario, con las modificaciones y mejoras que se puedan ir implementando, hasta la solución definitiva de derivación de todos los lixiviados al saneamiento comarcal, tal y como se estaba realizando con anterioridad al deslizamiento del vertedero".

CONTROLES

Por otro lado, URA sigue llevando a cabo los controles diarios de la regata Beko o Aixola y río Ego, que se iniciaron el 7 de febrero, en función del Plan de Vigilancia de Aguas que se concretó tras el derrumbe en las diversas reuniones de coordinación entre las diferentes administraciones competentes para abordar las problemáticas y riesgos de la situación generada tras el desprendimiento del depósito de residuos.

URA ha precisado que los controles de calidad de las aguas en la regata Aixola y el río Ego en el entorno inmediato del vertedero o su estudio "nada tienen que ver con el estado del agua potable de red --totalmente independiente de los cursos de agua que se monitorizan en este informe--", suministrada por el Consorcio de Aguas de Gipuzkoa, en el caso de Eibar y Ermua, y por el Consorcio de Aguas de Bilbao Bizkaia en el caso de Zaldibar.

La garantía sanitaria, ha recordado, es monitorizada y avalada por los controles implementados tanto por Salud Pública del Gobierno vasco, como por los entes gestores. "El agua suministrada por ambos entes gestores tiene un origen absolutamente diferente al entorno del vertedero y no están en modo alguno en ningún riesgo de ser afectadas por el desprendimiento", ha señalado.

Respecto a los lixiviados, previo a su vertido a la regata, con los datos disponibles hasta ahora, URA ha destacado que, de las analíticas disponibles, correspondientes a las muestras tomadas hasta el día 24, "los parámetros con concentraciones relevantes" han sido el amonio, la DQO (demanda química de oxígeno) y la DBO5 (demanda biológica de oxígeno).

"A día de hoy se han obtenido resultados analíticos de más de 110 parámetros, de los cuales 33 parámetros no han sido detectados, debido a que no alcanzan el límite de detección con las tecnologías más avanzadas disponibles", ha explicado.

Desde el inicio de los controles, ha añadido, "se constataron caudales de lixiviado que han oscilado siempre en valores menores a 3 litros por segundo y, en algunos de los días, con caudales menores a 1 litro por segundo".

Según ha indicado URA, "gracias a la actuación efectuada el 20 de febrero, se evita la llegada de la mayoría de los lixiviados que se estaban vertiendo desde la fecha del derrumbe a la regata Aixola, y se derivarán a la EDAR para su correcta gestión".

Respecto a los datos obtenidos en la regata Beko o Aixola y río Ego, antes de la recogida de los lixiviados, se concluye que "no existe superación de las normas de calidad ambiental en ninguno de los parámetros, con excepción del amonio y la DQO en los puntos 3 y 4 de muestreo del plan", que corresponden a la regata Aixola aguas abajo del vertedero y el río Ego, respectivamente.

Los últimos datos recibidos, según ha indicado URA en su informe, "arrojan valores que superan las normas de calidad ambiental también para la DBO5 en el punto 3".

En el punto de muestreo del Plan de la regata Aixola aguas abajo del vertedero, "las superaciones se han correspondido probablemente con el lixiviado", ha explicado URA, que ha añadido que, en los últimos datos recibidos de DBO5, "se detectó superación de norma de calidad, probablemente relacionada con la concentración del lixiviado".

Las superaciones de norma de calidad obtenidas en el punto del río Ego, desde el inicio del seguimiento, no guardan una correlación directa con los de la regata Aixola, según ha precisado la Agencia vasca. En este sentido, ha precisado que, con anterioridad al deslizamiento del vertedero, tanto en el amonio como en la DQO, se han registrado "con frecuencia superaciones de las normas de calidad ambiental el río Ego".

De este modo, ha insistido en que la afección causada por el lixiviado del vertedero se ha focalizado, por lo tanto, exclusivamente en la regata Aixola desde el vertedero hasta la confluencia con el Ego (330 metros aproximadamente) y no se observa "variación significativa" en la concentración de contaminantes característicos del Ego.

En todo caso, URA sigue realizando inspecciones diarias para identificar nuevos puntos de vertido de lixiviados y "proponiendo actuaciones para evitar su llegada a los ríos".

noticias de deia