Conexiones a red primaria y pequeñas plantas de tratamiento

Las soluciones para estos puntos de vertido se adecuarán a las situaciones concretas

25.02.2020 | 06:15

Bilbao - La solución para eliminar los puntos de ver tido, en los que las aguas residuales terminan en los cauces pluviales, pasa por derivarlas a una depuradora en la que reciban un tratamiento adecuado que permita eliminar su carga contaminante.

La actuación más directa sería conectar toda esa red de alcantarillado que recoge las aguas residuales de las viviendas y conectarla con la red primaria, que gestiona el Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia, para llevarla hasta alguna de las 27 estaciones de depuración que funcionan en el territorio. Es la respuesta más adecuada para los núcleos relativamente grandes de población, por ejemplo nuevos barrios o desarrollos urbanos que se han ido ejecutando en los últimos años.

Sin embargo, existe otra casuística para la que esta solución no es la más adecuada. En concreto, los pequeños núcleos, principalmente rurales, en los que el número de viviendas es reducido y estas se encuentran geográficamente dispersas. Generalmente se encuentran tan alejadas que la inversión que supondría conectarlas con la red primaria se dispararía.

En estos casos, la mejor solución es la instalación de pequeñas unidades de tratamiento avanzadas, muy compactas, que permitan una depuración adecuada de las aguas residuales, incluyendo todas las fases, de forma que cumpla los parámetros que exige cada cauce. Esta solución ha sido la elegida por ejemplo en el barrio Altzuste de Zeanuri, donde ha sido instalada una planta con un tamaño de un contenedor metálico de mercancías que permite tratar las aguas residuales de 250 habitantes. También han sido modificadas a sistemas más avanzados, por ejemplo, las plantas de tratamiento que ya existían en Kobaron, en Muskiz o Sondika, unas modificaciones que se llevarán a cabo en otras unidades similares que existen en el territorio. - A. A.

noticias de deia