Begoña Jiménez:, investigadora científica del CSIC

"Mi interpretación es que la población cercana al vertedero no ha corrido un riesgo grave"

Esta experta del CSIC tiene una línea de investigación sobre los contaminantes orgánicos persistentes entre los que están las famosas dioxinas y los furanos

18.02.2020 | 06:15
Begoña Jiménez

Bilbao - A su laboratorio en el CSIC llegó aquella primera muestra de aire recogida en el foco principal del incendio del vertedero de Zaldibar. Ha sido la única conocida hasta la fecha aunque en próximos días se podrán saber otros resultados. En aquella se midieron 700 fentogramos, causando la alarma entre la población de los municipios más cercanos al vertedero, entre los políticos en precampaña y entre medios de comunicación desconocedores de la realidad científica.

Nosotros sin haber escuchado nunca la palabra y en 1994 usted defendió su tesis sobre la analítica de dioxinas y furanos...

-Ya existían en aquella época y a niveles muchísimo más elevados. Por fortuna a día de hoy tanto las dioxinas como los furanos están regulados en el Convenio de Estocolmo [2001] que persigue proteger la salud humana y el medio ambiente.

¿Cómo pueden afectar al organismo esos agentes?

-Cuando se clasifica como contaminante orgánico persistente es porque una vez que se mete en el medio, perdura; además, en general se biomagnifican a lo largo de la cadena trófica de manera que los organismos situados en los niveles más altos, como podemos ser los seres humanos, seremos aquellos que mostremos los niveles más elevados. Son muy tóxicos y pueden tener efectos negativos a nivel reproductor, inmune, neurológico.... Y la cuarta característica es que tienen capacidad de viajar a larga distancia. No se quedan inmóviles donde se han producido. Pueden desplazarse a través de corrientes atmosféricas u océanas y llegar a los Polos.

¿Perdone?

-Sí. De hecho hay numerosos trabajos que demuestran su presencia en el Ártico y en la Antártida.

Cuando se conocieron los resultados de aquella medición, el Gobierno vasco lanzó unas recomendaciones, pero parece que en realidad alguien pulsó el botón del pánico. ¿Para tanto es? Incluso se ha visto a la gente con mascarillas?

-No considero que ponerse una mascarilla sea la solución.

¿Y quedarse en casa?

-Continuamente no me parece. Uno puede salir a la calle porque no se está expuesto continuamente a ese foco por las corrientes de aire.

Pues algo ha ocurrido para que haya esta psicosis...

-En mi opinión se ha tratado de obtener información de la manera más rápida posible como fueron las muestras de aire que llegaron a nuestro laboratorio. Y el dato se proporcionó en cuanto se tuvo. Me parece muy oportuno que se den medidas y recomendaciones de cara a tratar de protegernos de todo lo que sea posible.

¿Puede ser que nos hayamos tomado todo a la tremenda?

-Quizás esas recomendaciones nos llevan a pensar que hay un peligro muy alto. Yo no lo interpreto así. Quizás porque conozco la situación. Quizás uno ante el desconocimiento piensa que hay algo malísimo... Son unas medidas razonables tratando de aplicar el máximo principio de precaución y tratando de favorecer que la gente esté lo más segura y protegida posible. No veo el alarmismo sino todo lo contrario. Creo que es algo de agradecer.

Pues se ha entendido mal.

-Son medidas garantistas, que tratan de proteger al máximo.

Pero las mediciones eran altas?

-Los valores que detectamos eran del orden de 700 fentogramos. Ojo, que son fentogramos [10 a la menos 15 gramos], una cantidad muy baja. Nosotros hacemos la broma de que son fantogramos, como los fantasmas, que no se ven?.

¿Ese resultado correspondía al foco principal?

-A una zona próxima, sí. Y en el día de mayor actividad hasta donde yo tengo entendido. Y entiendo que a medida que el foco sea menos intenso los niveles irán disminuyendo.

¿Que llueva es bueno?

-Sí. Hace efecto de lavado de esos contaminantes.

Lo principal es apagar el incendio.

-Eso es.

¿Ha podido la gente de los pueblos más cercanos al vertedero correr algún riesgo desde el comienzo de este suceso?

-Mi interpretación es que no se ha corrido un alto riesgo grave. Se han dado datos relativamente bajos? ¿Lo que podría haber ocurrido entre la recogida de la muestra y la generación de los datos? ¿Que como mucho fueran los mismos niveles? No estamos hablando de unos niveles que puedan llegar al efecto inmediato más indeseable que sería la muerte o la manifestación de efectos agudos irreversibles?

Se habla de exposición prolongada y supongo que cercana al foco?

-Efectivamente. Pero como decía, estos contaminantes tienen la capacidad de desplazarse a larga distancia.

¿Y las recomendaciones para no consumir productos locales?

-Estos contaminantes se caracterizan porque se acumulan en tejidos muy grasos. De manera que si hablamos de verduras y frutas no tienen alta probabilidad de estar contaminados. Pero como ocurre con cualquier fruta cultivada a escala industrial que utiliza pesticidas, lavar y pelar la fruta.

Quizás por desconocimiento de los medios de comunicación, la población se ha tomado esta situación como un Apocalipsis... ¿O también exagero yo?

-Quizás ha habido una reacción de miedo y susto excesivo ante un único dato puntual.

Los vecinos decían que olía mal.

-Yo no sé cómo huelen las dioxinas? Y un mal olor no significa que haya concentración de dioxinas?