Programa 'EtxeTIC'

Tecnología para vivir más en casa

La Diputación impulsa un proyecto piloto para atender a los dependientes y sus cuidadores en sus hogares

22.01.2020 | 06:21
Unai Rementeria, a la derecha, junto a Sergio Murillo en las dependencias habilitadas del centro de día de Etxaniz desde donde será controlada la experiencia del programa pionero EtxeTIC.

Bilbao - Mejorar la calidad de vida de las personas dependientes y la de sus cuidadores mediante las nuevas tecnologías y la innovación para ser pioneros en el sector de los servicios sociales. Estos son algunos de los objetivos del programa EtxeTIC que ayer presentó el diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, en Bilbao. Una iniciativa inédita en Europa que pretende atender de forma preventiva a las personas dependientes, con nuevos dispositivos tecnológicos que permitan su bienestar y mayor permanencia en sus hogares.

Según explicó el diputado general, el programa reúne algunos de los objetivos marcados por la Diputación: "Innovar para mejorar la vida de las personas sin ser conformistas, con afán de mejorar los servicios públicos y hacerlos más eficaces". Rementeria acompañó al diputado de Acción Social, Sergio Murillo, en la visita que realizaron al centro de día Etxaniz, desde donde se dirigirá durante un año y medio la experiencia piloto a partir del próximo mes de diciembre.

"Podíamos habernos quedado en habilitar un nuevo centro de día sin más, pero hemos querido ir más allá", sentenció el diputado general para asegurar que el "futuro de los cuidados pasa por las tecnologías, el hogar y la prevención. Vamos a impulsar una nueva generación de centros y servicios".

EtxeTIC está pensado como un modelo mixto de servicios en las nuevas dependencias habilitadas cerca de la plaza Bombero Etxaniz. Por una parte, atenderá a 25 personas dependientes en el servicio tradicional de un centro de día; por otra, se encargará de unas 600 personas más en la misma situación cuyo hogar se ubica en el entorno próximo. Estos dependientes estarán monitorizados en un centro de control que será habilitado en Etxaniz a través de tecnologías de apoyo y prevención, las cuales serán instaladas de forma gratuita en sus viviendas, siempre con la aprobación de los beneficiarios y sus cuidadores. Además, los atendidos podrán acudir de forma puntual al centro de día que les corresponda, donde recibirán los servicios de apoyo específicos si es necesario.

Murillo puso un par de ejemplos de cómo la vigilancia continua de los consumos de electricidad o la composición química del agua en los inodoros puede aportar datos que descubran problemas en esas personas. "Ahora mismo se puede detectar si una persona se levanta de madrugada varias veces seguidas y va al frigorífico de forma anormal. Son cambios de rutina que significan que pasa algo en su patrón de sueño. En esos casos se actuará en consecuencia para solucionar de forma preventiva un posible problema", indicó. Otra opción que se puede aprovechar es la "de detectar en el agua mediante análisis si una persona, por ejemplo, acude muchas veces al baño y puede tener una infección de orina", desveló.

La pretensión es detectar anomalías en el día a día de estas personas que permitan evitar accidentes o enfermedades que requieran un ingreso hospitalario, "algo que nunca viene bien a estas personas que siempre prefieren estar en sus hogares", concretó el diputado vizcaino de Acción Social.

Murillo también apostilló que en ningún momento el programa sustituirá a los servicios ofrecidos en la actualidad, como la telealarma, o el trabajo de los cuidadores, "sino que vamos a ayudarles en sus tareas con un trabajo de anticipación a posibles problemas".

Los estudios previos forales identificaron a 751 personas dependientes que reciben ayudas económicas y que viven a menos de siete minutos a pie del centro de día de Etxaniz. La Diputación estima que no todas ellas entrarán en el programa, pero calcula que serán unas 600 las participantes en la experiencia. Un primer grupo con el que trabajar para luego extender el programa a los 21.000 dependientes que a día de hoy cuentan en Bizkaia con alguna prestación económica para cuidados en el entorno familiar de las más de 40.000 personas en situación de dependencia con grado reconocido.

La Diputación abre así un nuevo camino que irá descubriendo poco a poco, ya que hasta ahora no hay una experiencia similar en toda Europa. Por ello el ente foral recogerá del mercado ideas nuevas que permitan definir el modelo de gestión y de atención específicos. Tras esta consulta redactará unos pliegos de condiciones para llevar a cabo esta compra pública de innovación. Un servicio al que casi es seguro que acudirán empresas asociadas, ya que la atención social deberá ir unida a los dispositivos tecnológicos necesarios para construir EtxeTIC, algo que ahora mismo no ofrece firma alguna en solitario.

La intención es iniciar el programa en diciembre, desarrollarlo durante el año próximo y, una vez finalizado, extenderlo al resto de Bizkaia "porque estamos seguros de que va a funcionar", indicó Rementeria. La previsión de Diputación es invertir un millón de euros, de los que 430.000 irán destinados a las plazas habituales del centro de día y el resto para la iniciativa pionera.

Con todos los datos recogidos además se podrán detectar otros aspectos muy determinantes como, por ejemplo, una sobrecarga en el trabajo de los cuidadores o si se da un aislamiento del dependiente. Los especialistas también podrán cuantificar la calidad de vida que tiene el sujeto de forma objetiva y la que él percibe.

Otra derivada positiva que se espera fraguar es la sanitaria. El objetivo preventivo que impera en todo el programa permitirá que estas personas tengan menos hospitalizaciones, se dé un retraso en un futuro ingreso en las residencias o se reduzca la ingesta de fármacos. Murillo aseguró que "este va a ser el retorno del programa, el de mejorar la calidad de vida de estas personas que siempre prefieren estar en sus casas".

noticias de deia