Declaración de bienes

Bodegas, amarres, fondos de pensiones y créditos hipotecarios

Los 51 apoderados vizcainos hacen pública su declaración de bienes y actividades

09.02.2020 | 08:10
Los apoderados, en la Casa de Juntas de Gernika, el día de la constitución de las Juntas Generales.Foto: Juan Lazkano

Los 51 apoderados vizcainos hacen pública su declaración de bienes y actividades

Bilbao - Una vivienda en Bizkaia a medias, un aparcamiento en concesión, 38.890 euros en su cuenta bancaria y un Mazda valorado en 20.500 euros. Es la declaración de bienes del diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, fechada el pasado 1 de abril, quien también posee 165.280 euros en fondos de inversión y pensiones, dos seguros de vida de 60.000 euros cada uno y un préstamo hipotecario, también al 50%, de 239.290 euros. Desde la legislatura pasada, y como consecuencia del nuevo reglamento de las Juntas Generales, los bienes y actividades de los 51 apoderados de la cámara son públicos y pueden ser consultados por cualquier ciudadano desde su página web.

Todos los apoderados han realizado dos declaraciones al inicio de esta legislatura, que serán cotejadas al finalizar el mandato, con los bienes y actividades que mantienen en este momento. En ellas se incluyen desde sus bienes inmuebles hasta sus fondos de inversión, pasando por propiedades como vehículos o deudas, sin olvidar las actividades laborales que desempeñan al margen de su cargo en las Juntas y los ingresos que reciben con cargo al sector público.

Las declaraciones de bienes y actividades de los 51 apoderados reflejan un amplio abanico de circunstancias personales y la propia diversidad de sus integrantes. Algunos tienen pisos en Calpe, León o Cantabria, amarres de atraque en el puerto de Getxo o una bodega en Laguardia; conducen desde mercedes hasta fiats, y pocos son los que se libran de estar hipotecados para pagar sus viviendas. Las viviendas que poseen, tanto en propiedad plena como compartida, así como otros inmuebles tanto urbanos como rústicos, son uno de los primeros datos que tienen que declarar. Hay viviendas, pero también garajes, trasteros, fincas rústicas y hasta bodegas recibidas en donación, en algunos casos hasta seis. Son propiedades mayoritariamente en Bizkaia, aunque también hay algunas en Cantabria, Calpe, León, La Rioja y Nafarroa. Salvo excepciones, prácticamente todos los precios están reflejados en valor catastral, por lo que las cifras que constan son muy inferiores al precio real de los inmuebles.

La mayoría de los apoderados no se libran de tener que pagar religiosamente un préstamos hipotecario -algunos más de uno-, de cuantías muy diversas, de entre 20.682 y 450.000 euros. También se reflejan préstamos personales y créditos solicitados para realizar reformas y obras en la comunidad. Los automóviles reflejan una amplia variedad, con ejemplos de Citröen C4 Picasso, Peugeot 3008, Mercedes CLK 320, Audi A5, Renault Kangoo o Seat Altea. Hay quien no tiene más posesiones que 35.000 euros en su cuenta corriente, y acciones y participaciones en Iberdrola o Telefónica, y libretas con entre 425,25 y 104.092,96 euros.

Todos los apoderados han entregado ya en las Juntas Generales estas declaraciones, aunque en la página web de la institución foral todavía no se han actualizado los correspondientes a la declaración de bienes de los representantes del PNV. En algunos casos, únicamente consta todavía la que realizaron el pasado mes de abril, al terminar la décima legislatura.

Retribuciones Como un paso más hacia la transparencia, las Juntas también publican las retribuciones de sus representantes. En la Mesa, la presidenta Ana Otadui cobrará un sueldo de 100.341,92 euros; los dos vicepresidentes, Begoña Gil (PSE) y Zigor Isuskiza (EH Bildu) recibirán 89.634,82 euros cada uno, la misma cantidad que cobrarán cada uno de los dos secretarios, Koldo Mediavilla (PNV) y Emilio Lobato (Podemos). Los portavoces de cada uno de los cinco grupos políticos que conforman la Cámara esta legislatura -Jon Andoni Atutxa, del PNV; Bea Ilardia, de EH Bildu; Ekain Rico, del PSE; Eneritz de Madariaga, de Elkarrekin Bizkaia, y Amaya Fernández, del Grupo Mixto Popular- tendrán la misma retribución de casi 90.000 euros. Tanto los liberados como los asesores percibirán 64.706,84 euros al año.