Club mendizale Gailurra , organizador de la jornada

Roberto Landeta y Beatriz Rodríguez: “Es un lujo tener una montaña de mil metros tan cerca de Bilbao”

Mañana a las 8.00 horas saldrá de Kobetas la marcha al Ganekogorta, la cumbre bocinera de este año, amenizada con bertsolaris y teatro

09.02.2020 | 04:38
Roberto Landeta y Beatriz Rodríguez, con el Ganekogorta de fondo.

Bilbao- En el parque Etxebarria, dominando el barrio de Uribarri donde nació la agrupación y los montes que rodean Bilbao, dos de los integrantes de la comisión de trabajo del club Gailurra que ha coordinado la fiesta de los Montes Bocineros de este año ultiman los detalles para mañana. La subida al Ganekogorta se desarrollará "en un ambiente festivo y con sorpresas", prometen Roberto Landeta y Beatriz Rodríguez.

¿Cómo describirían la ascensión?

-Beatriz Rodríguez: Es una salida que puede realizar cualquier persona, sabiendo que siempre que se va al monte hay que tener un poco de cuidado. La marcha comenzará a las 8.00 en Kobetas, pero vamos a quedar a las 7.45 y animamos a madrugar esos quince minutos porque habrá músicos y bertsolaris para animar la salida. Por el camino habrá sorpresas.

¿Se pueden desvelar?

-B. R.: Habrá Teatro. Ya está, y no podemos decir más. Sobre las 9.50 llegaremos al Pagasarri, a 630 metros de altitud, donde pararemos veinte minutos para disfrutar de un hamaiketako de fruta y agua. A las 10.10 horas reemprenderemos la marcha hacia la cima del Ganekogorta, a casi mil metros, por el camino habitual. Entre Kobetas y el Pagasarri tomaremos la ruta que pasa por Arraiz, con unas vistas muy bonitas de todo Bilbao. Estaremos en la cumbre del Ganekogorta a las 12.00 horas para entregar el testigo al club anfitrión de los Montes Bocineros en 2020 y hacer sonar los cuernos con la presencia también de bertsolaris y dantzaris. Sobre las 12.30 emprenderemos el regreso al Pagasarri, donde nos esperará una fiesta con danzas y trikitilaris, txakoli... Durará aproximadamente una hora. Si alguien se ve con las fuerzas justas para llegar hasta arriba puede quedarse en el Pagasarri.

¿Cómo es el paisaje desde la cumbre del Ganekogorta?

-Roberto Landeta: Se trata de un monte muy simbólico para los bilbainos porque hace frontera con Araba. Desde arriba se divisan Bilbao, Barakaldo u Okondo, gran cantidad de montes, casi todo Bizkaia, parte de Araba y el norte de Burgos. Es un monte muy agradecido en ese sentido. Entre la cima y los valles existe un desnivel importante. Nosotros lo consideramos el skyline de Bilbao. Además, fue uno de los sitios donde se inició el montañismo a nivel vasco con el concurso de montes centenarios. Nos parece un lujo tener una montaña de mil metros tan cerca de la ciudad, un parque natural que no está considerado así, aunque al menos se logró paralizar los planes de instalar dispositivos de energía eólica. Bilbao y los valles que lo circundan le dan un uso muy intensivo.

Se prevé una jornada calurosa, ¿qué recomiendan a los mendizales para afrontarla?

-B. R.: Hidratarse bien. Llevar por lo menos litro y medio de líquido para el camino preparado desde casa porque no hay agua potable, crema para el sol, gafas de sol, gorro, muchas ganas para ir en ambiente festivo. Hacer un buen desayuno y comer fruta cuando paremos en el Pagasarri.

¿Conocían la tradición de los Montes Bocineros? ¿Qué significa para el club participar en los preparativos de este año?

-B. R.: La fiesta goza de una gran repercusión. En las ediciones anteriores en el Oiz y el Kolitza se congregaron cerca de mil personas. Tenemos este día muy presente desde el momento en el que nos entregaron el testigo, hemos constituido un grupo de trabajo compuesto por ocho personas.

-R. L.: Una cita como esta, abierta a todo Bizkaia, implica una logística complicada. La normativa de las marchas es complicada y hay que cumplir con todo, pensando en una posible evacuación, paseamos con antelación para señalizar el recorrido.

-B. R.: Agradecemos el soporte que prestará la Policía Municipal, que está avisada, y la DYA estará en el Pagasarri por si se produjera alguna incidencia.

¿Cuántos socios tiene el club Gailurra?

-B. R.: Alrededor de 140. Somos una agrupación pequeña.

-R. L.: Y dinámica, con una filosofía especial. Partimos del barrio de Uribarri muy vinculados con las jornadas de montaña que se promovían en la biblioteca de Barrainkua, así que siempre hemos contado con esa carga social de cara al público. En esa época casi fuimos pioneros, ahora la cultura mendizale está más extendida.

-B. R.: Impulsamos todo tipo de salidas, desde excursiones de un día hasta otras a Pirineos o Picos de Europa en fin de semana. Además, Roberto lleva la sección de Gailurra txiki, que inculca la afición a los más pequeños.