hacia el Puerto de Bilbao

Nuevos apartaderos en la N-240 descongestionarán el tráfico de transportes especiales

08.02.2020 | 03:01
Terminal de contenedores de Noatum, en el Puerto de Bilbao.Foto: Oskar M. Bernal

Diputación y Autoridad Portuaria acuerdan  aprovechar los  excedentes de las obras forales

BILBAO.  En rueda de prensa celebrada este lunes, el presidente de la  Autoridad Portuaria de Bilbao, Ricardo Barkala, y el diputado foral  de Desarrollo Económico y Territorial, Imanol Pradales, han  presentado el acuerdo para mejorar la accesibilidad al Puerto y el  aprovechamiento de tierras excedentarias de las obras de Diputación  para rellenos en el propio Puerto.

Según han dado a conocer, Bilbao es actualmente el cuarto puerto  del Estado en tráfico de mercancías y necesita llevar a cabo obras de  ampliación para poder atender la demanda de suelo portuario, ya que  su nivel de ocupación es del 87%.
Por su parte, la Diputación de Bizkaia quiere contribuir al  crecimiento del Puerto, agilizando la circulación en las carreteras  forales y mejorando la gestión del material excedentes de las obras a  ejecutar.

En este sentido, han reconocido que existen circunstancias  adversas que pueden mermar la competitividad de este transporte y la  del Puerto de Bilbao como el paso de los convoyes que "genera  inconvenientes en los núcleos urbanos, retenciones e inseguridad vial  en el tránsito".

El mayor problema de accesibilidad por carretera se da en la N-240  (Tarragona-Bilbao), una carretera "muy utilizada por los transportes  especiales" al no ser de peaje y ser la principal ruta entre las  empresas que fabrican, por ejemplo, piezas eólicas, y el Puerto de  Bilbao.

Estos transportes, debido a sus grandes dimensiones y baja  velocidad, ocasionan congestión del tráfico en la comarca de Arratia,  sobre todo en las horas punta del día.

Para paliarlo, se requiere de una actuación que minimice las  afecciones en la N-240 de tal forma que con el objeto de mejorar este  flujo de tráfico y que haya zonas disponibles donde puedan parar los  transportes especiales para permitir el adelantamiento de otros  vehículos, así como también en caso de necesidad o avería, se dotará  a la N-240 de algunos apartaderos de los que se dispone estudios  preliminares.

Según lo anunciado, la Autoridad Portuaria financiaría el  proyecto, que se calcula rondará los 500.000 euros, y la Diputación  redactará el proyecto, contratará y ejecutará las obras.

Este acuerdo será remitido a Puertos del Estado, entidad que debe  validarlo, y se espera que, de cumplirse los plazos estipulados,  puedan estar operativos a lo largo de 2020.

El acuerdo para la mejora de la accesibilidad en Barazar, se suma  al que ya aprobaron el año pasado la Autoridad Portuaria e Interbiak-  sociedad pública foral adscrita al Departamento de Desarrollo  Económico y Territorial de la Diputación de Bizkaia- para promover la  utilización del sistema de preavisos en los accesos y salidas del  transporte de mercancías en el Puerto de Bilbao a través de la  Variante Sur Metropolitana (AP-8).

OBRAS EN TUNELES DE MAMARIGA

Por otro lado, se ha recordado que las obras de adecuación de los  túneles de Mamariga, en la N-644, arrancaron a mediados de septiembre  con el compromiso de la Diputación de Bizkaia y el Puerto de Bilbao  de poner todas las medidas y recursos necesarios para acelerar los  trabajos y gestionar el tráfico de transportes especiales de manera  que las afecciones fuesen las mínimas posibles y se garantizase en  todo momento la accesibilidad y competitividad del Puerto.

Ante la imposibilidad de limitar los trabajos al horario nocturno,  se han incrementado los turnos de trabajo y los recursos humanos y  materiales para minimizar la duración de las afecciones. Así, el  plazo mínimo en el que se finalizarían los trabajos que implican el  cierre de un tubo es de 6 meses y el plazo final de ejecución de  todos los trabajos será de 10 meses, en lugar de los 14 meses  previstos inicialmente.

Las obras, que comenzaron el 17 de septiembre, se están  desarrollando "con total normalidad y minimizando la afección a los  transportes y al resto de vehículos que usan esta infraestructura".  Así, ayer domingo se ha procedido a la apertura del tubo Oeste  (sentido Bilbao) ya acondicionado y adecuado a la normativa vigente.

MATERIAL PARA OBRAS

Asimismo, la Autoridad Portuaria y la Diputación han llegado a un  acuerdo consistente en el aprovechamiento de los excedentes de las  obras de la Diputación para rellenos en el propio Puerto,  complementando, así, las necesidades mutuas de ambas entidades.

La Autoridad Portuaria se encuentra, en estos momentos, llevando a  cabo un nuevo muelle. En otoño, finalizará las obras de la primera  fase del llamado Espigón central, a la que le seguirá la licitación  de las obras de urbanización que se llevarán a cabo por fases.

A continuación, y sin fecha concreta, llevará a cabo la licitación  de las obras de la segunda fase de este muelle que también necesitará  material de relleno, que aproximadamente superará la cifra de 5  millones de metros cúbicos. Esta obra durará aproximadamente dos años  y medio.

La Diputación está llevando a cabo obras que generan un excedente  de material que hay que llevar a vertederos, y tiene otras en  previsión. Por este motivo, si las características medioambientales,  de calidad y geotécnicas son las adecuadas, este material será  utilizado como relleno, "en un ejercicio de economía circular que  permite aprovechar recursos y, a su vez, un ahorro de costes y mayor  sostenibilidad".