Obradoiro - Bilbao Basket | En busca de un nuevo impulso

El Surne Bilbao Basket visita hoy al Obradoiro con el objetivo de lograr su primer triunfo a domicilio

15.01.2022 | 00:11
Rafa Luz trata de arrebatar el balón a Kassius Robertson en el duelo de la primera vuelta.

Pese a que aún le quedan dos encuentros pendientes de disputarse como consecuencia de los encuentros aplazados por los brotes de covid-19, la Liga Endesa arranca hoy su segunda vuelta con el Surne Bilbao Basket visitando la cancha del Monbus Obradoiro (18.00 horas), un encuentro en el que los hombres de negro medirán su tendencia al alza de las últimas fechas en un ecosistema complicado, un pabellón Fontes do Sar donde el conjunto gallego acostumbra a hacerse fuerte y donde en el presente curso ha firmado cuatro de las cinco victorias que figuran en su casillero.

Como no podía ser de otra manera atendiendo a los tiempos que corren, la contienda estará mediatizada por los casos de covid-19 que presentan ambas escuadras. Los gallegos contarán con la baja del veterano director de juego Albert Oliver, mientras que el conjunto vizcaino anunció el jueves la aparición de un nuevo positivo en su plantilla –no dio a conocer el nombre–, que se une a los dos jugadores que ya se perdieron el choque contra el Morabanc Andorra por esta circunstancia, Álex Reyes y Tomeu Rigo. Además, recientemente también ha hecho acto de presencia en el vestuario bilbaino un virus estomacal que ha atacado a un par de jugadores, provocando que solo siete pudieran entrenar el jueves a pleno rendimiento. "No hemos podido trabajar bien, pero sabemos que estas cosas no solo nos afectan a nosotros, todos los equipos estamos así. Prácticamente hay que preparar todo el día del partido. Cuando esto del covid repuntó ya dije que lo importante es estar mentalmente bien, intentar asumir todo como venga porque los cambios se pueden dar hora a hora, intentar adaptarnos lo mejor posible", apuntó ayer Álex Mumbrú.

El técnico de los hombres de negro, que reconoció que el club se mantiene en el mercado por si surgiera alguna opción interesante tras la marcha del lesionado Khyri Thomas al Maccabi, reconoció que el encuentro ante el Obradoiro será exigente y complicado, más aún para un equipo como el Surne Bilbao Basket que se encuentra en una magnífica racha en casa –seis victorias seguidas– pero que aún no ha ganado a domicilio: "Es un equipo que lleva bastante tiempo sin competir, a lo mejor le puede faltar ritmo de partido pero ha recuperado lesionados como Beliauskas y Suárez, que eran importantes para ellos. Son un gran equipo, tácticamente tienen claro cómo quieren jugar, como todos los equipos de Moncho Fernández. Son capaces de hacerte daño en cada punto débil que tengas en defensa y en ataque y tendremos que estar preparados para asumir que será un partido difícil. Además, es una de las canchas más calientes y tendrán un extra de motivación al volver a jugar delante de su gente. Hay que intentar estar los cuarenta minutos bien y tratar de llegar al final con opciones y físicamente enteros; que si las rotaciones son más cortas, sepamos llevarlas bien para llegar enteros al final".

Poco amigo de cualquier factor que pueda llevar a la relajación, Mumbrú no quiere que el hecho de tener un interesante número de victorias, seis, en estas complicadas circunstancias sirva para generar demasiada tranquilidad. "No podemos pensar que es un alivio, porque te relajas y te puedes encontrar con dos derrotas en muy pocos días. Tenemos que seguir trabajando, haciendo las cosas bien y tratar de cuidarnos para estar todos disponibles para los partidos", dijo.

"Tenemos que intentar llegar al final con opciones y físicamente enteros"

Álex Mumbrú

Entrenador del Surne Bilbao Basket


noticias de deia