Momento para coger impulso

El Surne Bilbao Basket busca hoy frente al Burgos dar continuidad a su victoria ante el Fuenlabrada

24.10.2021 | 09:28
Jeff Withey intenta colocar un tapón.

Dar continuidad a la victoria cosechada siete días atrás y que sirvió para borrar el incómodo cero que figuraba en su casillero de victorias. Ese es el objetivo con el que el Surne Bilbao Basket afronta hoy (17.00 horas) en Miribilla su enfrentamiento ante el Hereda San Pablo Burgos, un duelo que los de Álex Mumbrú quieren aprovechar para coger impulso en la tabla clasificatoria y abandonar su sótano. No será tarea sencilla, pues el colectivo que entrena Zan Tabak -balance de tres victorias y otras tantas derrotas en Liga Endesa, llega de caer derrotado el martes en su visita al BC Rytas en la Basketball Champions League- presenta variados focos de peligro, sobre todo desde que Alex Renfroe ha regresado al equipo.

El paso al frente dado en los recientes compromisos por jugadores como Valentin Bigote, Andrew Goudelock o Ángel Delgado, sobre todo en la parcela ofensiva, debe mantenerse e incluso hacerse más sostenible, abandonando los dientes de sierra en su rendimiento, al tiempo que será también importante atar en corto el ataque de un conjunto que ha tenido problemas en algunos duelos y no llega a los 74 puntos de media. Sus porcentajes no están siendo buenos de momento, pero cuenta con jugadores como Vitor Benite o Tyrus McGee capacitados para romper un partido en cualquier momento. Por dentro, el trabajo de Dejan Kravic y Suleiman Braimoh, con la importante ayuda de Dani Díez y Xavi Rabaseda, permite a los de Tabak figurar como el equipo de la Liga Endesa que más rebotes captura (41,6).

En su análisis del encuentro, el entrenador croata reconoció que los hombres de negro "pueden tener algún problema en defensa, pero no por su falta de actividad", al tiempo que colocó su foco de peligro en la parcela ofensiva: "Es un equipo que tiene canastas muy fáciles, con muchísimos jugadores, especialmente en posiciones exteriores, que pueden crear tiros propios y para sus compañeros". En ese sentido, apostaba por "intentar limitar la aportación de estos jugadores exteriores e intentar tener la suficiente paciencia y acierto en nuestro tiro para poder competir en ataque". Con Goudelock y Bigote en el centro de sus preocupaciones, añadió que "cuando tienen el día y empiezan a caer todos esos triples es muy difícil pararlos. Por eso, habrá que salir mentalmente bien preparados y tener claro tácticamente lo que necesitamos hacer".

Además, el Hereda San Pablo Burgos contará con el apoyo de unos 400 aficionados en las gradas del Bilbao Arena, por lo que la marea negra tendrá también trabajo a la hora de hacerse notar después de ser muy importante en la remontada final que acabó en victoria contra el Fuenlabrada.

noticias de deia