Traspaso del jugador al Unicaja

Mumbrú admite que "estaba preparado" para una salida como la de Bouteille

28.02.2020 | 19:38
El entrenador del Bilbao Basket, Alex Mumbrú

El entrenador del Bilbao Basket, Alex Mumbrú, admitió que "estaba preparado" para una salida como la del francés Axel Bouteille, uno de los mejores jugadores de su equipo y de la Liga Endesa en la primera parte de la temporada, traspasado esta semana al Unicaja de Málaga.

"Cuando hay un equipo que tiene luchar por la zona baja y está en la zona alta es un caramelo y sabía que podía pasar. En la ecuación el Bilbao Basket gana en la parte económica, Unicaja gana un jugador y él una proyección. La parte deportiva, que es la que me toca a mí, es la que queda más tocada", reflexionó.

Mumbrú entiende la decisión del club de acceder al traspaso "bajo el marco de una responsabilidad de la directiva" por "cómo está funcionando" la entidad y por "su situación" y asume también que Bouteille "no solo mejore su contrato sino por lo que pueda luchar" con el equipo malagueño.

"Nosotros encantados de fichar a un jugador, hacerle que destaque y que todo el mundo hable de él. Todo el mundo contento. Yo no tanto, pero es normal", admitió.

Ante esa sensible baja, que se suma a la del lesionado Jaylon Brown, que probablemente no podrá jugar en lo que resta de temporada por una fractura en un dedo del pie derecho, la principal preocupación del técnico es que sus dos sustitutos, Tyler Haws y Quentin Serron, se adapten "al estilo" lo antes posible.

"Tengo en mi cabeza cómo vamos a jugar, pero vamos a ver cómo se adaptan y como absorbe el equipo en poco tiempo a dos jugadores nuevos. A ver si somos capaces de que vayan entrando y que se sientan a gusto con el grupo lo antes posible", explicó.

Mumbrú añadió que con estos cambios en la plantilla y la ausencia de varios jugadores durante la 'ventana FIBA' no ha podido preparar de la mejor manera la vuelta a la competición, el próximo domingo en Sevilla frente al Coosur Betis, un partido que llegará 18 días después del partido de Copa ante el Real Madrid.

"Para ellos, por la situación en la que están -solo una victoria por encima del descenso- es importante, pero para nosotros también. Llevan tiempo sin competir, pero ha podido entrenar y serán otro equipo porque han fichado a un jugador muy importante como (Erick) Green", destacó.