El Athletic quiere evitar un nuevo chasco ante el Granada

De marcos y Yeray, dos de los fijos, no viajan a Granada y Marcelino deja caer la titularidad de Villalibre

10.05.2022 | 00:35
Imagen de archivo de un entrenamiento del Athletic en Granada.

Ser o no ser, esa es la cuestión. Ya no hay lugar a medias tintas, porque el momento reclama la mayor exigencia. Ganar sí o sí. Así de sencillo. Y el Athletic lo conoce. Su cita esta tarde en Los Cármenes le va a decir dónde podría estar el día 22, cuando la liga baje la persiana. Sumar los tres puntos en un terreno donde ha perdido en sus tres anteriores comparecencias (dos en la competición de la regularidad y otra en la histórica semifinal de Copa en 2019, aunque esta no le privó de meterse en la finalísima) se entiende como de obligado cumplimiento si el Athletic quiere mantener vivo el objetivo de atrapar una de los dos billetes europeos que están pendientes de repartir. En caso de superar al Granada, el Athletic dormirá en la séptima plaza –que otorgaría billete continental siempre y cuando no se dé la remota posibilidad de que el Betis cierre el torneo en la octava posición– con dos puntos por encima del Villarreal, que juega mañana miércoles en Vallecas ante el Rayo de Andoni Iraola; y lo hará también si empata, por aquello de que le beneficia el average particular con el submarino amarillo. Evidentemente, el vestuario rojiblanco solo contempla la primera opción, sobre todo porque se trata de paliar el tropiezo del sábado frente al Valencia y porque el triunfo le permitiría incluso depender de sí mismo en las dos últimas jornadas si uno de sus dos rivales directos pincha en su inmediato partido.

Los números retratan el escenario, pero es al Athletic al que le toca hacerlos buenos. El colectivo de Marcelino ya ha desperdiciado oportunidades propicias para dar un paso hacia adelante, el último sábado sin ir más lejos, y en esta ocasión no puede repetir semejante fiasco. Por ello, el técnico asturiano confía en que su equipo saque la mejor versión, aunque no podrá disponer de todo su arsenal, sino que deberá hacer retoques significativos por el buen número de bajas con la que viaja la expedición bilbaina, formada solo por 19 futbolistas. Se han quedado en casa tres hombres habituales como son Oihan Sancet, que probablemente ya no comparezca en lo que resta de curso debido a sus problemas de pubis; Óscar de Marcos, que sufre una fuerte contusión en el cuádriceps derecho; y Yeray, con una fuerte contusión en el antepié derecho; mientras que también se han quedado fuera de la convocatoria Ander Capa, debido a una sobrecarga en la musculatura isquiosural derecha; Unai Nuñez, con molestias en zona poplítea de su rodilla izquierda; y Jokin Ezkieta, por decisión técnica.

Así las cosas, Marcelino cambiará de plan. Se deduce que Alex Petxarroman será el sustituto de De Marcos y Dani Vivian, el de Yeray; en tanto que en la medular Unai Vencedor podría recuperar un sitio en el once en detrimento de Dani García para hacer pareja con Mikel Vesga, que ha subido sensiblemente su cotización; y fue el propio entrenador el que desveló en su comparecencia la posible titularidad de Asier Villalibre, que proyectó buenas sensaciones en la media hora de que dispuso frente al Valencia, en lugar de Raúl García, que sí viaja pero que padece una leve sobrecarga.

El Athletic, con todo, interioriza que no lo tendrá nada fácil ante un Granada que el sábado pasado firmó una espectacular victoria en Son Moix frente al Mallorca, un rival directo, por 2-6 y que reafirma el buen pie con el que ha entrado Aitor Karanka, un exleón, en el equipo nazarí, que no ha perdido en los tres partidos con el gasteiztarra en el banquillo, aunque solo tiene dos puntos de margen con la zona de descenso. Karanka tiene las bajas de Montoro y Petrovic; y las dudas de Escudero, Puertas y Luis Suárez. 

noticias de deia