Una noche para recordar

El Athletic sentencia en la prórroga al Barça en un partido mayúsculo del colectivo de Marcelino, que entra en los cuartos de la Copa por la puerta grande

21.01.2022 | 00:34
Athletic-Barcelona

Qué bien sabe la Copa. Qué noche. Mágica, como en los viejos tiempos. Un partido mayúsculo, un guiño a la historia. A la historia del Athletic, que firma uno de esos episodios que sirven para alimentar su causa. Da igual que cuatro días antes perdiera una final de la Supercopa, la Copa embriaga. Que se lo digan a los 39.000 espectadores que han asistido a San Mamés y a muchos miles más que lo han disfrutado en sus casas.

O en el bar. El colectivo de Marcelino ha regalado un partido para enmarcar ante el Barça de Xavi, que ha tenido que reconocer la superiodad de los leones, aunque la resolución de la eliminatoria se conociera en la prórroga, con toda la carga cardiaca que genera. Pero ha merecido la pena. El Athletic ya está en cuartos de final tras apear al que ha sido su verdugo en las finales de 2009, 2012, 2015 y 2021. Si vuelve a La Cartuja, el Barça no estará allí.

Se conocía el desgaste que supuso la Supercopa para un conjunto como el Athletic que se sostiene en una propuesta muy intensa. Marcelino lo había avisado en la previa. Su intención residía en hacer cambios. Lo ha hecho, con seis novedades en el once respecto al que compareció ante el Atlético y el Madrid en Arabia Saudí.

Uno, se entiende, respondía a razones ineludibles, con la ausencia de Yeray en al convocatoria, y el resto obedecía a motivos tácticos. La revolución ha comenzado por la portería, con la presencia de Agirrezabala, un premio al canterano del técnico, que ha colocado también a Vivian, que estaba cantado, como socio de Iñigo Martínez; ha dado de nuevo la titularidad a Berchiche, que jugó un total de 47 minutos en la Supercopa; ha rescatado la fórmula Dani García-Vesga en la medular, que a muchos les cuesta digerir; ha apostado de inicio por el menor de los Williams, que pasa a tener nuevo contrato de primer equipo hasta 2024 por cumplir las variables firmadas; ha dejado a su hemano mayor en la banqueta y ha tirado  de los navarros Sancet y Raúl García, hasta la fecha destinados a revalizar por ser titulares, como las puntas de lanza.

Marcelino, por tanto, ha buscado más músculo para hacer frente a un Barça de Xavi en construcción y que ha presentado una delantera inédita. Quién le ha visto y quien le ve. De aquellos tiempos no tan lejanos de comparecer en La Catedral con Messi, Luis Suárez y Neymar, a hacerlo con Ferran, Jutglá y Ez Abde. Lo que son los cambios de ciclo, que también se dan en el Athletic, por cierto.


Levanta pasiones

Un clásico como este en Copa levanta pasiones. Este jueves se tratraba de la décima segunda ocasión en que los dos equipos se ven las caras en este torneo desde 2009. Como se sabe, la estadística sonríe al Barça, pero al Athletic, que ha perdido cuatro finales ante los culés en esta competición en este periodo, le tocaba no mirar los números y rememorar momentos como el de la eliminatoria dos años atrás.

Entonces, Iñaki Williams produjo el extasis colectivo con su tanto en el tramo final. El conjunto rojiblanco ha cogido la inversa. Había pasado munuto y pico y ha surgido  una acción marca de la casa, con una incursión de Nico Williams que ha consumado Muniain con un golpeo genuino. Ver para creer. El arranque del Athletic ha sido espectacular. Copa en todo su sabor. Se lo habían dicho los lugareños a Marcelino. El Barça no sabía ni por dónde le daba el aire, pero los leones, lanzados por las bandas de Berchiche y de Nico, no han hecho el segundo. Y se paga. El Athletic ha indultado al grupo de Xavi, que ha comenzado a tocarla, hasta que ha llegado una combinación coral para que Ferran sacara una rosaca imposible para Aguirrezabala. La primera y en la frente.

El Athletic ha quedado grogui durante un puñadito de minutitos hasta que ha vuelto a activarse. Se trataba de insistir en su idea. La presión ha recuperado su eficacia, el ritmo ha subido en intensidad y el talento de los Muniain, Nico, Sancet y compañía ha salido a flote para coleccionar llegadas con las que el Athletic no daba respiro a un Barça al que no le ha quedado más remedio que dar un paso atrás. La inercia pintaba muy bien para los rojiblancos, que han puesto la sexta, con un Nico Williams sumamente protagonista, y las oportunidades han visualizado un empuje mayúsculo. Nico, De Marcos, Muniain,Sancet... las han tenido. Xavi ha cruzado los dedos, quizá porque sabía que al Athletic le falta ese plus que marca diferencia. No tiene el gol que desearía. Por ello, se ha resignado a entrar en vestuarios con unas tablas que no justificaban lo ofrecido el verde. El enésimo lamento.

El partido estaba marcado para recordarlo durante un largo tiempo. Como antaño. La Copa de toda la vida. El segundo acto ha elevado el tono, trago tras trago de buen fútbol, pese a que el infortunio se ha fijado en Sancet, lesionado aparentemente de importancia en su rodilla izquierda. El Athletic, con todo, ha seguido a lo suyo y con la comparecencia del mayor de los Williams ha ganado en velocidad ante un Barça que carecía del temple que pedía a gritos.

Con el duelo desbocado, los Williams han conectado en una contra, pero el remate de Iñaki se ha ido por poco y el mayor, después, ha lanzado un centro-chut al larguero, hasta que la insistencia ha premiado al Athletic con el tanto de Iñigo Martínez, fruto del puro deseo, pero la fiesta la ha estropeado un chavalín, un tal Pedri. Puro veneno. La prórroga, una especie de lotería, ha puesto la setencia. Y el Athletic ha dado el último trago, el que mejor sabe, cuando Muniain, el capitán, ha transformado el penalti cometido por Jordi Alba. Que pase el siguiente.


Ficha técnica:


ATHLETIC: Agirrezabala; De Marcos (Min. 106, Lekue), Vivian, Iñigo Martínez, Berchiche (Min. 91, Berchiche); Nico Williams (Min. 110, Zarraga), Dani García, Vesga (MIn. 117, Nolaskoain), Muniain; Sancet (Min. 52, Iñaki Williams) y Raúl García (Min. 79, Berenguer).

BARCELONA: Ter Stegen; Alves, Araujo, Piqué, Jordi Alba; Pedri (Min. 105, Braithwaite), Buquets, Gavi (Min. 61, Frenkie De Jong); Ferran, Jutglá (Min. 61, Ansu Fati) (Min. 96, Dest) y Ez Abde (Min. 46, Nico).

Goles: 0-1: Min. 2; Muniain. 1-1: Min. 20; Ferran. 2-1: Min. 86, Iñigo Martínez. 2-2 MIn. 93; Pedri. 3-2: MIn. 105; Muniain, de penalti.

Árbitro: Munuera Montero (Comité Andaluz). Amonestó a Dani García (Min. 30) y De Marcos (MIn. 104) y Muniain (Min. 120), por el Athletic; y a Piqué (Min. 76), Pedri (Min. 97), De Jong (MIn. 104) y Jordi Alba (MIn. 105), por el Barcelona.

Incidencias: Unos 39.000 espectadores se dieron cita en San Mamés en encuentro correspondiente a los octavos de final de Copa.

noticias de deia