El sueño sostenido del Granada

Octavo en liga y clasificado para los octavos de la Europa League tras eliminar al Nápoles, mantiene el vuelo iniciado el pasado curso tras su regreso a Primera en 2019

07.03.2021 | 01:37
Yangel disputa el balón con Raúl García en el partido de la primera vuelta (4-0).

UN rival sobrio, compacto y punzante donde los haya visita esta noche San Mamés, donde el Athletic se mide a un Granada en horas altas. El conjunto nazarí, a pesar de las numerosas bajas por lesión que acumula, asoma por segunda temporada consecutiva como uno de los equipos más consistentes y difíciles de batir en un campeonato en el que se ha acostumbrado a figurar en la parte alta de la tabla. Séptimos el pasado curso con la consiguiente clasificación para una edición de la Europa League en la que, lejos de pagar la novatada, han alcanzado los octavos de final tras dejar en la cuneta al Nápoles, los hombres de Diego Martínez pueden presumir además de figurar en octava posición en liga, donde mantienen la solidez como bloque pese a la incesante acumulación de partidos soportada desde el 12 de septiembre de 2020.

Fue entonces, con el Athletic como primer oponente liguero en el Nuevo Los Cármenes, cuando el Granada hincó el diente a la campaña 2020-21 con un ininterrumpido carrusel de encuentros que no le ha dado tregua. A las tres rondas previas superadas en la Europa League y al tránsito en liga se unieron las eliminatorias de Copa afrontadas hasta su dolorosa eliminación a manos del Barcelona en cuartos de final. Después de ponerse con un esperanzador 2-0 a favor, la tropa nazarí vio cómo el conjunto blaugrana forzaba la prórroga sobre la bocina para acabar solventando el cruce con un llamativo 3-5 que enterró la ilusión copera de un homérico Granada.

El crecimiento del equipo andaluz, sin ir más lejos, es continuo desde el regreso a la máxima categoría del fútbol estatal en junio de 2019 bajo las órdenes de Diego Martínez. El técnico gallego, que aterrizó en Los Cármenes en junio de 2018 tras su paso por Osasuna, es el principal responsable del alto nivel competitivo que continúa ofreciendo un equipo que, rocoso en defensa, acostumbra a dañar a sus rivales a base de velocidad y verticalidad en sus despliegues ofensivos. Con un considerable fondo de armario al servicio del Chamán, apodo por el que se conoce al entrenador vigués, el Granada vuela alto mientras sueña con repetir clasificación europea y avanzar rondas en el ámbito continental, donde ya ha dejado su sello eliminando al Nápoles de Genaro Gattuso, quien sufrió en sus carnes el estilo a la italiana del conjunto andaluz.

"Si un equipo italiano se porta como el Granada, estaría en todos los periódicos. Hace falta más respeto, porque se jugó demasiado poco", denunció tras quedar fuera de la Europa League un contrariado Gattuso, víctima del férreo manual de estilo de un equipo capaz de desenvolverse en todo tipo de escenarios y circunstancias.

doce lesionados 

De cara al choque de esta noche son doce los jugadores con los que no ha podido contar durante la semana un atareado Diego Martínez, quien advirtió ayer en rueda de prensa que no forzará con ningún futbolista. Con media plantilla fuera de combate, no obstante, el Granada amenaza con volver a hacer gala de su genética competitiva en San Mamés, donde busca sorprender a los leones.

El Granada, séptimo en liga la pasada temporada, se ha afianzado como uno de los rivales más rocosos de la categoría

El sello personal de Diego Martínez ha impulsado a un equipo que visita San Mamés con una plaga de bajas por lesión


noticias de deia