"Me queda mucho por hacer", asegura Raúl García

El Athletic oficializa la renovación del futbolista de 34 años, que permanecerá en el club hasta junio de 2022, con la opción de ampliar su contrato un año más

24.02.2021 | 14:27
El presidente del Athletic, Aitor Elizegi, y Raúl García firman la ampliación de contrato del futbolista.

"Me queda mucho por hacer", asegura Raúl García (11-VII-1986, Zizur Mayor), una vez oficializada la renovación de su contrato con el Athletic. El navarro permanecerá en las filas del club bilbaino hasta junio de 2022, con la opción de ampliar su vínculo un año más. "Todos queríamos lo mismo y se ha podido dar", dice. La pasión que siente el futbolista, siempre consciente de su edad, le permite sin embargo disfrutar como si cada sesión de entrenamiento fuera la primera inmerso en un equipo profesional. "Cada día que me levanto y vengo aquí (a Lezama) es como si fuera el primero. Eso me lleva a estar vivo y disfrutar de lo que hago", explica. Es su receta para protegerse de la vejez: trabajo, constancia y amor al arte. Y, en consecuencia, para convencer de que debe seguir en la plantilla. "El concepto de profesional es lo que supone este contrato".

Ese espíritu y el afán por mantenerse en forma para competir al máximo nivel le permiten pensar que aún, a sus 34 años, tiene grandes cosas por vivir en el fútbol. "Me encantan los retos, y contra más difíciles sean, mejor. A mi edad, competir al máximo nivel ya es un reto", comenta. Y es que otro de sus deseos es ascender lo más alto posible en la clasificación de jugadores históricos de la Primera División, aquellos que presentan un mayor número de partidos a sus espaldas. "No lo voy a esconder, es uno de los retos que tengo. Sabéis que no soy de números, pero entrar en la lista de jugadores con más partidos me hace ilusión. Ojalá permanezca aquí esos dos años y que me permitan seguir en esta línea, y cuando me retire ya veremos dónde estoy", admite.

Raúl García, en el momento de la rueda de prensa, es el noveno jugador de la historia con más partidos en Primera, empatado con Leo Messi, con 506 comparecencias. El listado lo encabeza Andoni Zubizarreta, con 622 lizas. "El objetivo es cuidarme y trabajar para alargar el máximo mi carrera". Si bien, matiza, "renuevo porque me encuentro bien", ya que no concibe el hecho de prolongar su carrera sin tener trascendencia. "Me preocupa el día a día, y eso es lo que me hace llegar adonde estoy", asevera.

No obstante, Raúl reconoce que "una renovación no va solo enfocada al rendimiento en los partidos". "Esto es importante, pero sabemos que también es importante en el aspecto del vestuario, de intentar ayudar. Cuando no juegas hay que ayudar. Por experiencia, puedo aportar a la gente joven. Es necesario que lleguen jóvenes y me encanta. Esa transición ya se está haciendo en el Athletic y hay gente como para que se dé", manifiesta haciendo alusión a la faceta educativa, a su interés por infundir el gen competitivo que es su santo y seña en los terrenos de juego; en el diálogo sentado ante una mesa su bandera es la templanza, la serenidad, una imagen que contrasta cuando viste de corto, cuando combate contra el mundo por el balón.

En cuanto a ese relevo generacional en el vestuario bilbaino y la posible carencia de perfiles aguerridos como el suyo, el navarro asegura que "cada jugador tiene su forma de ser, pero los que vienen tienen ese desparpajo necesario, y es un punto a favor". "En el vestuario hay más gente con carácter de lo que parece. Materia hay, o sea que estamos tranquilos", desvela sobre la juventud, que en sus manos tendrá depositado el futuro del club.
 

MARCELINO LE DEVUELVE LA TITULARIDAD


Raúl García se ha beneficiado de la llegada de Marcelino García Toral. A pesar de ello, no considera que sea un hecho decisivo en su renovación. "Eso son hipótesis. A mí lo que me interesa es trabajar porque las cosas salgan bien. Quería seguir siempre y cuando esté a la altura de poder competir al máximo nivel", expresa, antes de añadir: "Yo me encuentro físicamente bien".

Durante los coletazos finales de la época de Gaizka Garitano al frente del banquillo, el futbolista fue suplente en seis de los últimos nueve encuentros, estando sancionado en uno de ellos. Con Marcelino al cargo, Raúl ha sido titular en nueve de los doce que ha dirigido el técnico asturiano; uno de ellos se perdió por acumulación de cartulinas, y en los otros dos en los que no salió de inicio fue en concepto de concesión de descanso aprovechando el contexto de la Copa, ante Ibiza y Alcoyano, duelos en los que a pesar de todo participó. En cuanto a la incidencia tangible en el juego, con Garitano marcó un gol en 16 partidos y con Marcelino ha logrado 6 tantos y una asistencia en los 11 compromisos que ha disputado.

Cierto es que con Garitano alcanzó su mayor registro goleador en una temporada con el Athletic. Fue el pasado curso, cuando mandó a la red 15 balones en la competición doméstica, su mayor cifra después de la firmada como colchonero en el curso 2013-14. Entonces amasó 17 goles -9 en liga, 4 en Champions y 4 en Copa-.

 

238 PARTIDOS Y 70 GOLES


Raúl recaló en el Athletic en el verano de 2015, procedente del Atlético de Madrid. Durante estas seis temporadas como león ha disputado 238 partidos y ha firmado 70 goles, que se desgranan del siguiente modo: 189 de liga, con un registro de 54 tantos; 19 de Copa, con 7 dianas; 38 de Europa League, con 7 muescas; 2 de Supercopa, con 2 anotaciones. Precisamente estos dos últimos partidos le permitieron cumplir el sueño de alcanzar un título con el conjunto bilbaino.

Pero el navarro no quiere vivir del pasado y enfoca su mirada hacia adelante, porque considera que le queda "mucho por hacer". Mientras tanto, podrá seguir mirando "a la cara a cualquiera", a compañeros, afición y club, porque vive tranquilo consigo mismo, porque, garantiza, "hago todo por estar lo mejor posible". "Intento ser un profesional", apostilla. Así lo consideran las partes implicadas, que ahora celebran su nuevo contrato, el que le permitirá alcanzar la edad de 36 años siendo león, lograr nuevos títulos y cumplir ese otro deseo de poder colgar las botas en el Athletic.

La de Raúl García era la última renovación que la dirección deportiva tenía pendiente en la primera plantilla, tras las acometidas esta temporada con Unai Vencedor, Mikel Vesga, Óscar de Marcos, Mikel Balenziaga y Oier Zarraga. La excepción, el único jugador cuyo contrato expira el próximo 30 de junio, es Iago Herrerín, pero el club no tiene planes para su continuidad.