Getafe 1- 1 Athletic

La confianza y el crecimiento de Asier Villalibre y Unai Vencedor en el Athletic

30.11.2020 | 01:13
Asier Villalibre pugna con Chema por un balón en un lance del partido frente al Getafe.

Gaizka Garitano mantuvo su apuesta por Asier Villalibre y Unai Vencedor, que fueron dos de los más destacados del Athletic en Getafe. El atacante marcó y el centrocampista mostró su rigor táctico

EL movimiento se demuestra andando. Tan real como la vida misma. Una frase que trasladada al mundo del fútbol, que es lo que nos toca, se traduce en que un jugador para exhibir su valía tiene que jugar. Aquello tan manido de "dale cinco partidos de titular y que demuestre...". Disponer de minutos; continuidad, en definitiva. Pues bien, en Getafe volvió a quedar claro que el Athletic, y más concretamente Gaizka Garitano, han desaprovechado durante ocho jornadas, que se dice pronto, la aportación de Asier Villalibre, un futbolista que crece a pasos agigantados y que raro es el partido en el que no aporta futbolísticamente al colectivo. El técnico explicó en más de una ocasión que la decisión de no alinear el de Gernika atendía a la falta de otro delantero centro específico en la plantilla, ya que dice contar únicamente con Villalibre como nueve puro. El domingo volvió a incidir en ello –"...la falta de un delantero de refresco...", apuntó–, pero al menos, por segundo encuentro consecutivo, le dio la alternativa desde el inicio.

Las mejores imágenes del partido. Fotos: EFE/Athletic Club

Marcó en la primera (y única) ocasión que dispuso, suficiente para poner en ventaja al Athletic a la salida de un córner botado por Alex Berenguer, y una vez más demostró que no evita el contacto, que se siente cómodo jugando de espaldas a la portería, fajándose con los defensores y centrocampistas rivales, pero que también sabe jugar al espacio. A sus 23 años, el atacante es más que un mero futbolista de área y tras sus buenas impresiones ante el Betis el domingo demostró de nuevo que para su equipo es un lujo que no sea titular.

El domingo tuvo enfrente a una zaga, la del Getafe, que si por algo destaca es por su contundencia y por la intensidad que pone en cada una de sus disputas, pero eso no amedrentó a Villalibre, que se fajó con todos y cada uno de sus rivales y dejó dos muy buenos detalles ante Chema, primero con un control orientado y después con un caño. En ambos lances el central tuvo que cometer falta para frenar al delantero rojiblanco. Este se dejó el alma en la presión y acabó fundido, aunque contento en el que fue su estreno goleador en la temporada, en la que luce el dorsal 20 que ha heredado de Aritz Aduriz tras la retirada de este.

Salvo que medie contratiempo alguno en forma de lesión a lo largo de la semana, Villalibre debería ser uno de los once futbolistas elegidos por Garitano para el partido que este viernes medirá al Athletic con el Celta en San Mamés. Méritos ha hecho más que de sobra en los dos partidos en los que ha salido de titular, participando activamente en el juego ofensivo de su equipo, como para repetir. También Unai Vencedor, el jugador rojiblanco más destacado sobre el verde del Coliseum Alfonso Pérez. A diferencia de la titularidad del búfalo, que se daba por hecha en la previa, existían más dudas con respecto a su presencia en el once, cuestión que se resolvió en torno a una hora antes del inicio del choque, cuando el club facilitó la alineación.

El técnico apostó por dar continuidad a aquello que funcionó en el encuentro ante el Betis, donde la inoperancia del conjunto andaluz no permitió brillar tanto a Vencedor, quien ayer demostró muchas de las virtudes que le han llevado al primer equipo. En su tercera titularidad como león, el bilbaino demostró mucha sangre fría, especialmente en una acción en la que dejó sentados a dos rivales que le presionaban a la altura del área rojiblanca con un gran giro, criterio para sacar el balón en situaciones de presión y mucho rigor táctico.

Quizá llegó con la gasolina justa a los minutos finales del encuentro, pero en líneas generales rindió a un muy buen nivel. Fue camaleónico también, ya que cuando el Athletic movió con algo de criterio el balón, hecho este que se limitó a la primera mitad, demostró que sabe asociarse bien en el centro del campo, pero cuando tuvo que ponerse el mono de trabajo tampoco tuvo problemas para ello. En la primera mitad frenó una peligrosa acción de Cucurella dentro del área y estuvo casi siempre muy bien colocado sobre el verde.

Por segundo partido seguido, Dani García no disputó ni un solo minuto, fruto del buen rendimiento de Unai Vencedor, quien como Villalibre tampoco debería perder su puesto en el once inicial frente al Celta. Veremos si, de nuevo, Garitano premia a sus dos jóvenes pupilos dándoles continuidad, algo que sin duda agradecerán ambos.

Villalibre demostró de nuevo que a día de hoy es un lujo para el Athletic que no sea titular y marcó su primer gol de la temporada

Vencedor, por su parte, dio equilibrio al equipo en un partido en el que mostró dos caras, una más técnica con el balón y otra más táctica sin él