Jugador del Leganés

Eraso: "Nos jugamos más que el Athletic y hay que demostrarlo"

16.07.2020 | 00:26
Eraso remata el balón.

El exrojiblanco Javier Eraso, integrante de un Leganés que busca el milagro de la permanencia, atiende a DEIA antes del crucial choque en San Mamés

El Leganés, a cuatro puntos de la salvación tras sumar dos victorias y un empate en las tres últimas jornadas, visita esta noche al Athletic a sabiendas de que debe ganar y esperar que no lo hagan Alavés o Celta para mantener viva hasta el domingo la llama de la esperanza en la temporada "más difícil" a nivel colectivo para Javier Eraso (Iruñea, 22-III-1990). El navarro, consciente de que tendrá difícil partir de inicio, admite que estará pendiente del resto de resultados y confía en que la ausencia de público en La Catedral juegue a favor del conjunto pepinero en una nueva final para los de Javier Aguirre en la que se verá un Leganés "muy intenso", advierte Eraso.

Llegan vivos a las dos últimas jornadas. ¿Perdieron la fe en algún momento?

–Después de perder 0-3 contra el Sevilla en la jornada 33 en un partido en el que nos pasaron por encima nos quedamos a siete u ocho puntos de la permanencia y vimos que se nos ponían las cosas muy difíciles ya. Ahí, sin embargo, dimos un pequeño cambio, nos centramos en competir en cada partido y en cerrar nuestra portería para dar una buena imagen y así han llegado dos victorias y un empate en las tres últimas jornadas que nos marcan la línea a seguir para estos dos partidos que faltan.

¿Le molesta que les hayan dado por muertos antes de tiempo?

–Bueno, aquí lo ha hecho todo el mundo e imagino que habrá sido igual en todos los sitios. Se hablaba ya de la temporada que viene en cuanto a quiénes iban a venir y a irse estando el equipo en Segunda y la verdad es que la permanencia sigue estando difícil, pero tenemos una oportunidad en San Mamés y saldremos a ganar para sumar los tres puntos que necesitamos. El Alavés juega fuera de casa, el Mallorca tendrá que ganar también y se puede enrevesar todo todavía más.

La victoria que consiguieron el domingo ante el Valencia fue tan agónica como épica. Echaron un cable de paso al Athletic.

–Sí, solo nos valía ganar y se nos pusieron las cosas de cara con el 1-0, pero después se empezaron a torcer una vez más con una expulsión, un penalti en contra y muchas llegadas del Valencia, aunque se logró aguantar y la fortuna que no hemos tenido en otras ocasiones la tuvimos el domingo. Nos merecíamos esa pequeña alegría y es cierto que al Athletic también le vino bien nuestra victoria, aunque ahora jugamos contra ellos.

¿Está siendo la temporada más difícil para usted atendiendo al plano colectivo?

–Sí, porque todo se nos ha vuelto en contra desde el principio. Verte las 36 jornadas de liga en descenso es difícil y esa pequeña suerte que puedes tener cuando eres decimotercero o decimocuarto en la clasificación nunca la tienes cuando estás ahí abajo. Es duro.

¿Qué supone tener a alguien como Javier Aguirre como técnico?

Psicológicamente nos ha ayudado bastante a todos los jugadores. Nunca pierde la esperanza, ni la fe y desde que llegó nos dijo que mientras las matemáticas no dijeran lo contrario, este equipo iba a luchar por salvarse y así está siendo. Es el primero que levanta el ánimo del vestuario cuando perdemos un partido.

En lo que a usted respecta, ¿ha tenido menos minutos de los que esperaba?

–Sí, no es que haya tenido mucho protagonismo durante la temporada, pero desde el parón de liga firmaba ya no jugar ni un minuto más y que el equipo se salvara. En los tres últimos partidos el míster ha dado con la tecla además y le está dando continuidad, por lo que debemos remar todos en la misma dirección.

Pero llegan plagados de bajas a San Mamés. ¿Confía en tener minutos esta noche?

–Con los cinco cambios hay más opciones de jugar, pero no sé si tendré la oportunidad. Me gustaría mucho, porque me encanta San Mamés y enfrente estarán mis excompañeros. Lo que está claro es que nosotros saldremos al campo con todas las ganas e ilusión del mundo y se va a ver un Leganés muy intenso. No sé por qué equipo apostará Aguirre, pero los once que salgan de inicio van a dar mucha guerra.

Si parte como suplente, ¿estará pendiente de lo que pase en otros campos o prefiere no saber nada hasta el final?

–Me gusta saber cómo van las cosas. No vamos a llevar el móvil, pero seguro que habrá alguien que nos irá diciendo cómo van los otros partidos. Yo prefiero saber todo en el momento, porque si le marcan al Alavés o al Celta, por ejemplo, es un subidón que se puede aprovechar.

Lo malo para ustedes es que el Athletic, a diferencia de Betis y Levante –rivales de Alavés y Celta–, también necesita los tres puntos.

–Sí, visitar San Mamés siempre es complicadísimo además, aunque la afición también hace mucho allí al rugir en cualquier acción y jugar sin público es una pequeña ventaja que no van a tener. Es cierto también que ellos se juegan mucho, pero nosotros nos jugamos más y tenemos que demostrarlo, porque el Athletic ha llegado a la final de Copa, va a quedar sexto, séptimo u octavo y para mí eso es una temporada muy buena.

Hace tres años usted estaba en el Athletic y vio cómo el Leganés se salvaba en San Mamés con un empate en la penúltima jornada. A ustedes les dejó sin clasificación directa para la Europa League.

–Sí, lo recuerdo. Era un Leganés recién ascendido que parecía no tener mucho potencial y nosotros teníamos un equipazo, pero nos sacaron un empate. Esperemos que en esta ocasión se repita el guion para poder sacar puntos de Bilbao, porque hace tres partidos estábamos prácticamente muertos, pero ahora vemos una pequeña esperanza y vamos a dar la cara hasta el final.

"La permanencia sigue difícil, pero tenemos una oportunidad en San Mamés y saldremos a ganar para sumar los tres puntos"

"El Athletic ha llegado a la final de Copa, va a quedar sexto, séptimo u octavo y para mí eso es una temporada muy buena"