Llega la Copa ante el River

Dos eliminatorias inolvidables para Joseba Agirre

Joseba Agirre, director deportivo del Athletic femenino, desafió a los leones como jugador del Sestao

08.01.2020 | 06:19
Agirre, ejerciendo de técnico del Athletic femenino

LA eliminatoria de Copa a partido único que disputarán Sestao y Athletic el sábado en Las llanas será la cuarta en la que se midan ambos equipos, si bien las tres anteriores se celebraron cuando el club verdinegro respondía todavía al nombre de Sestao Sport Club, que se enfrentó por tercera y última vez al conjunto rojiblanco en el torneo del K.O. en el curso 1988-89. Tras el empate sin goles registrado en la ida en el campo del Sestao, los leones se impusieron en la vuelta 1-0 con tanto de Peio Uralde. Fue la tercera y última vez que los bilbainos eliminaron en Copa al club verdinegro, que tampoco pudo dar la sorpresa en los dos anteriores cruces con el actual director deportivo del Athletic femenino, Joseba Agirre, como jugador.

El de Ortuella, que fichó por el Bilbao Athletic en 1983 procedente del Sestao, militó durante dos temporadas en el equipo de Las Llanas, con el que tuvo la oportunidad de desafiar por partida doble a los rojiblancos en Copa. "Cuando firmé con el Sestao en 1981 llegaba del Ortuella y me encontré un cambio muy grande en el apartado físico, sobre todo. Era un crío y jugar al lado de jugadores como Aitor Aguirre o Aramburu que venían de Primera me ayudó a aprender mucho", recuerda al echar la vista atrás Agirre, quien recalca que "me trataron con mucho cariño y me sentí muy arropado". Sus recuerdos también fluyen a la hora de repasar lo ocurrido en los dos cruces coperos que jugó contra el Athletic.

Fueron en total cuatro partidos, de los cuales el vizcaino disputó tres, todos como titular, en los que el Sestao, entonces en Segunda División B, compitió a las mil maravillas, como demuestra el hecho de que los leones tuvieran que ganar en 1981 por 2-0 en San Mamés para remontar el 1-0 con el que el cuadro verdinegro había sacado adelante el choque de ida en Las Llanas, y que un año después, en 1982, un único gol de Manu Sarabia en Las Llanas diera la clasificación al Athletic, que no pudo pasar del empate sin goles en la vuelta ante un sólido Sestao en 'La Catedral'. "Recuerdo que el partido de vuelta de la temporada 1981-82 lo jugamos en San Mamés a puerta cerrada al ser sede del Mundial de 1982 y que Noriega nos marcó a última hora el segundo gol con el que nos eliminaron", advierte 39 años después Agirre, quien subraya que "les dimos guerra".

"En ambos cruces estuvimos todo el rato corriendo detrás del balón y tuvimos que hacer un esfuerzo extraordinario para estar metidos en los partidos. Recuerdo que en ningún momento perdimos la cara a aquellas eliminatorias ante el Athletic, pero acabamos extenuados, eso sí, como no podía ser de otra manera al enfrentarte a un equipo de dos categorías superiores como era entonces el Athletic para nosotros", agrega el propio Agirre.

EL AMBIENTE EN LAS LLANAS Sobre el significado emocional de medirse al conjunto rojiblanco en Copa, el exentrenador del Athletic femenino apunta que "para nosotros fue una motivación importante y conseguimos convertir Las Llanas en un campo muy incómodo para ellos". "Jugar aquellos partidos ante nuestra afición fue increíble, porque la gente apretaba mucho, las dimensiones eran pequeñas y le teníamos cogida la medida y el punto al campo. No era fácil para nadie ganarnos en Las Llanas", destaca Agirre, que tiene claro de cara al compromiso copero del sábado que el ambiente volverá a ser "increíble". "Solo hace falta ver las colas que hubo el otro día para recoger las entradas; habrá un lleno impresionante y no cabrá ni un alfiler", determina el de Ortuella, que tuvo la oportunidad de desafiar en la década de los ochenta al Athletic en Copa.