athletic - alavés

“Hasta la jornada 15 la tabla ni se mira”

Gaizka Garitano, que espera un partido “difícil” ante un Alavés que se cierra “muy atrás”, admite que “no seremos un equipo que haga muchos goles”

09.02.2020 | 15:59
Gaizka Garitano, activo como de costumbre desde la banda, da indicaciones a sus jugadores.

Gaizka Garitano espera un partido “difícil” ante un Alavés que se cierra “muy atrás”

Bilbao - A pesar del notable arranque de liga, Gaizka Garitano se mantiene con los pies en el suelo sabedor de que "todavía no hemos hecho nada" y que, por tanto, "no podemos sacar pecho". Con esa máxima encara el derbi de esta tarde el entrenador del Athletic, que espera un partido "difícil" ante un Alavés acostumbrado a cerrarse "muy atrás" bajo las órdenes de Asier Garitano. "Será difícil ante un rival muy duro. Ellos se cierran muy atrás y es muy complicado entrar. Sumando sus partidos de pretemporada y liga, ningún equipo les ha marcado más de un gol y eso habla muy bien de su organización defensiva y de cómo está plantado el equipo, por lo que tendremos que jugar bien para ganar", resaltó el técnico derioztarra al ser cuestionado por el tipo de encuentro que prevé, ante lo que añadió que "nosotros intentaremos jugar en campo contrario, atacar y cuando perdamos la pelota, recuperarla lo más arriba posible, aunque ellos no combinan desde atrás".

"Tendremos que estar pendientes de los contraataques, del juego directo de ellos y del balón parado. Los dos equipos nos conocemos bien y sabemos que nos espera un partido difícil", agregó asimismo el entrenador de los leones, quien remarcó en relación a la clasificación que, si bien "las sensaciones que tenemos hasta ahora son muy buenas, hasta la jornada 15 o 16 la tabla ni se mira". "Si estamos ahí es porque hemos hecho muchas cosas bien, pero ello no garantiza que vayamos a hacerlas mañana -por hoy-", puntualizó Garitano, quien no ocultó que las características del Alavés harán que sus hombres deban adaptarse a un tipo de encuentro distinto a los dos anteriores disputados en San Mamés, toda vez que "la Real Sociedad y el Barcelona tienen unas características muy similares en cuanto al juego y el Alavés tiene otras totalmente diferentes, lo que nos va a obligar a hacer otras cosas". "Siempre tienes que leer los partidos de la manera que más interese para ganarlos", afirmó el preparador vizcaino, que no podrá contar con San José, con molestias en la espalda, ni con De Marcos, a quien, pese a encontrarse recuperado "no queremos forzar su reaparición".

En cuanto a la escasez de goles a favor que presenta el Athletic, con cuatro en otras tantas jornadas, Garitano hizo una reflexión en voz alta al indicar que "en Mallorca tuvimos muchas ocasiones para hacer gol, al igual que contra la Real, aunque imagino que no vamos a ser un equipo que vaya a hacer muchos goles, porque no tenemos goleadores". "Cuando miras otros equipos como el Villarreal, por ejemplo, ves que los seis jugadores que tienen arriba hacen goles siempre y nosotros tenemos tres o cuatro que pueden hacerlos. Los demás, si miras las temporadas que llevan en Primera División, ves que no hacen goles, por lo que es difícil que hagamos muchos goles al tener pocos jugadores que los hagan de manera habitual con cualquier entrenador", añadió el técnico rojiblanco, quien incidió en que "cuando empiezas a sumar, siempre nos faltan goles de centrales, centrocampistas y extremos, algo que no ha sido solo durante los últimos ocho meses, sino durante muchos años, a lo cual no es fácil darle la vuelta".

ASIER GARITANO, EL VERDUGO Cuestionado por su tercer enfrentamiento en los banquillos con Asier Garitano, quien salió victorioso en los dos anteriores al ganar en San Mamés con la Real y con el Leganés al Deportivo en un encuentro que supuso la destitución de Gaizka Garitano, el entrenador del Athletic, quien bromeó con su continuidad en el club en diciembre, dado que "en el fútbol te examinas cada semana", remarcó que tiene "mucho cariño" al de Bergara. "Somos amigos y es un fenómeno. Ha llegado a Primera División por méritos suyos, nadie le ha regalado nada y es un magnífico entrenador. Cuando me ganó con el Leganés, es cierto que me echaron del Depor, espero que no pase lo mismo esta vez", finalizó.

noticias de deia