finaliza la jornada en cuarta posición

Una dinámica muy positiva

El Athletic finaliza la jornada en cuarta posición, acumula dos victorias y otros tantos empates, y en los cuatro partidos disputados hasta la fecha tan solo ha recibido un gol

09.02.2020 | 15:22
Iñigo Martínez rechaza de cabeza un centro al área en el encuentro que Mallorca y Athletic disputaron el viernes.

Acumula dos victorias y otros tantos empates, y en los cuatro partidos disputados tan solo ha recibido un gol

Bilbao - El empate logrado el viernes frente al Mallorca ha rebajado varios niveles la euforia que acompaña al entorno del Athletic después de sus victorias ante el Barcelona y la Real Sociedad, especialmente por cómo se produjo la igualada, con un penalti fallado en el tiempo de añadido de la segunda mitad que privó al conjunto rojiblanco de sumar tres puntos más a su casillero. La imagen ofrecida en la isla balear tampoco fue la mejor, en la línea de sus últimas salidas, pues el conjunto de Gaizka Garitano tiene aún mucho margen de mejora en sus actuaciones a domicilio. Al menos, eso sí, mantuvo una de sus señas de identidad: la solvencia defensiva. Es cierto que minutos antes de que Aritz Aduriz errara su lanzamiento desde los once metros también el Mallorca falló una pena máxima, lo que facilitó que el Athletic regresara a Bilbao con su portería a cero, pero en las cuatro jornadas disputadas hasta la fecha, solo el Getafe ha sido capaz de batir a Unai Simón.

Mantener el orden en defensa y minimizar los goles recibidos fue uno de los pilares sobre los que se fundamentó la remontada del conjunto bilbaino la pasada campaña. La promoción del técnico de Derio desde el filial para reemplazar a Eduardo Berizzo cambió el rumbo de un equipo desnortado que en la presente campaña ha arrancado con paso firme, con dos victorias y dos empates en los cuatro primeros partidos del curso. Al margen de los ocho puntos logrados, que le sitúan en la cuarta posición, a solo dos del líder, el Sevilla, la eficacia defensiva del Athletic merece una mención especial. No es habitual que el equipo bilbaino encaje tan poco, hasta el punto que de los 360 minutos disputados hasta el momento, Simón ha permanecido con su puerta a cero en 282 de ellos. Además, ninguno de los cuatro rivales a los que se ha enfrentado ha sido capaz de disparar entre los tres palos en más de dos ocasiones por partido. Barcelona, Getafe y Real Sociedad -cuyo primer disparo a puerta llegó en los diez últimos minutos del partido- lo hicieron dos veces, y solo Jaime Mata, delantero del conjunto madrileño mandó el balón al fondo de la red; mientras que el Mallorca firmó un único disparo a portería en el choque del viernes.

Así las cosas, con un solo tanto encajado en las cuatro primeras jornadas de liga, el Athletic ha igualado su mejor arranque liguero en lo que a goles recibidos se refiere. Un registro que únicamente se ha repetido en otras cuatro ocasiones. La más reciente, hace dos campañas, con José Ángel Ziganda en el banquillo. Los leones recibieron su primer gol, obra de Loic Remy, atacante de la Unión Deportiva Las Palmas, en la cuarta jornada, pero tras un inicio esperanzador el equipo encajó ocho goles en los tres siguientes partidos. Hay que remontarse hasta las temporadas 1928-29 -la primera en la que se disputó la liga-, 1978-79 y 1988-89 para dar con un registro similar de solo un gol recibido. No existen datos mejores para el Athletic, que nunca ha podido mantener su portería a cero en los cuatro primeros partidos.

En las diez últimas campañas, el peor registro fue el de la temporada 2012-13, la segunda y última de Marcelo Bielsa al frente del banquillo rojiblanco. Tras un verano convulso, el conjunto bilbaino arrancó el curso con dos contundentes derrotas frente al Betis (3-5) y el Atlético de Madrid (4-0), se impuso al Valladolid (2-0) y empató con el Espanyol (3-3) para firmar un balance de ocho goles marcados y trece encajados.

centrales de garantías Buena parte del buen hacer colectivo en defensa tiene que ver con algunos nombres propios. Los laterales titulares, tanto Yuri Berchiche, pese a su inocente penalti en Mallorca, como Ander Capa, autor de tres asistencias en los tres primeros encuentros, han dado un paso al frente, mejorando sin lugar a dudas sus prestaciones del arranque liguero de hace un año y, además, ha quedado demostrado (de nuevo) que Garitano cuenta con tres centrales de garantías en su plantilla. Unai Núñez y Yeray Álvarez arrancaron el curso formando pareja en el eje de la zaga debido a la ausencia por lesión de Iñigo Martínez, que recuperó la titularidad en la tercera jornada y ha jugado los dos encuentros junto a Yeray. A tenor de lo visto una vez han estado todos sanos, y también teniendo en cuenta las decisiones de la pasada campaña, Núñez parece el tercero en la lista. Sea como fuere, del buen rendimiento de todos ellos depende que el Athletic siga con su dinámica. Solo ha encajado un gol en cuatro partidos, no ha perdido ningún encuentro y es cuarto en la clasificación. Una muy buena dinámica.

Pasatiempos Deia