jefe de los servicios médicos del club

Josean Lekue: “Tendremos que dosificar las cargas de trabajo de Aduriz”

Josean Lekue, jefe de los servicios médicos del club, analiza el caso del donostiarra y ve en buenas condiciones físicas a la plantilla

09.02.2020 | 08:16
Josean Lekue, durante la rueda de prensa de ayer. Foto: Athletic Club

Lekue analiza el caso del donostiarra y ve en buenas condiciones físicas a la plantilla

lezama - Una temporada más, Aritz Aduriz (Donostia, 11-II-1981) vuelve a presentarse como un auténtico y apasionante reto para los servicios médicos del Athletic, decididos a poner todo de su parte para obtener el máximo rendimiento posible de un jugador que finalizará su undécimo curso como león con 39 años. Lo hará, además, tras dejar atrás una importante lesión de rodilla que le lastró sobremanera durante el pasado ejercicio, en el que se vio obligado a permanecer tres meses en el dique seco a raíz de la rotura parcial que sufrió en el ligamento cruzado de la rodilla derecha el 10 de enero. Aquel amargo choque copero ante el Sevilla en San Mamés, en el que el camerunés Ibrahim Amadou le propinó un tremendo rodillazo sin balón de por medio a la salida de un córner favorable al Athletic, fue el último que disputó Aduriz hasta el 7 de abril, cuando reapareció para disputar los últimos minutos del envite liguero frente al Getafe en el Coliseum.

Fueron solo veinte partidos de liga los que jugó el donostiarra, la cifra más baja desde su regreso a Bilbao en el verano de 2012 procedente del Valencia. Sus dos únicos goles en el campeonato de la regularidad, unidos a los cuatro firmados en Copa, tampoco dejaron un buen sabor de boca a un depredador del área del que esperan volver a sacar el mayor jugo posible dentro del club, tal como recalcó ayer Josean Lekue en su tradicional comparecencia anual ante los medios de comunicación. El jefe de los servicios médicos del Athletic, que cumple su duodécima campaña en la entidad, adelantó que "la próxima semana nos sentaremos con los técnicos y con los jugadores individualmente" y que, en el caso de Aduriz "tendremos que dosificar sus cargas de trabajo y pensar cuáles pueden suponerle más o menos estrés para tenerlo en consideración a la hora de hacer sus planificaciones semanales y mensuales".

"También tendremos que atender mucho sus antecedentes para que el trabajo específico que hagamos con él resulte eficaz y no eludiremos ningún recurso", agregó en relación al donostiarra el propio Lekue, quien destacó que "vamos a necesitar todo, porque el objetivo es extraer lo máximo que un jugador con su pericia, experiencia y capacidades puede aportar al equipo esta temporada". Con ese reto marcado a fuego, el jefe de los galenos también hizo referencia al "buen" estado físico en el que ha regresado al trabajo la primera plantilla rojiblanca, toda vez que "no hay nada que, desde la perspectiva de la salud, ni de la condición física, nos llame particularmente la atención". "Desde mi experiencia profesional puedo decir que los tiempos en los que la gente llegaba con muchos kilos de más y en un estado de forma penoso pasaron a la historia. La competición comienza en agosto, pero la competición interna comenzó ya hace días y puedo decir, sin temor a equivocarme, que todos los futbolistas se preocupan por ello", expuso Lekue, que no puso pega alguna a los distintos tipos de entrenamientos y trabajo personalizado que han realizado los leones durante el periodo vacacional.

Cuestionado al respecto, explicó que "cada vez somos menos restrictivos con los trabajos que se realizan en ese periodo transitorio. Antes, por ejemplo, se decía mucho que no tenían que jugar al fútbol, pero dejar de tener contacto con el balón de una forma muy prolongada también produce desadaptaciones que después cuestan recuperar". El descanso mental acumulado, asimismo, es otra de las claves del periodo transitorio a ojos de Lekue, quien entiende que la labor médica en el fútbol "camina hacia el trabajo individualizado, aunque todavía hoy en día el trabajo en equipo utiliza un espacio mucho mayor".

En el apartado individual, precisamente, surgió ayer el nombre de Gorka Guruzeta, fuera de combate tras la grave lesión de rodilla que sufrió el pasado 29 de abril durante el partido Bilbao Athletic-Real Sporting B. Su recuperación, no obstante, marcha por el buen camino, según informó el jefe de los servicios médicos del club bilbaino, quien apuntó que el joven ariete donostiarra "está evolucionando muy bien" y que "desafortunadamente, tenemos mucha experiencia en este tipo de lesiones y podemos decir que no está habiendo grandes incidencias en su recuperación desde que le operamos en la última semana de mayo".

HOY, NUEVO ENTRENAMIENTO Con Guruzeta como único jugador al margen y sin la presencia aún de los internacionales Iñigo Martínez, Unai Núñez, Unai Simón y el cachorro Oihan Sancet, concentrado con la selección española sub'17, los leones se ejercitaron ayer en doble sesión y volverán al trabajo esta mañana a las 10.30 horas en Lezama, antes de descansar mañana. La sesión se desarrollará con las puertas abiertas al público, a diferencia de lo ocurrido en la matinal de ayer, cuando los pupilos de Gaizka Garitano se entrenaron a puerta cerrada al ejercitarse bajo las órdenes del preparador físico, Juan Iribarren, en el interior del gimnasio, donde los futbolistas se dividieron en tres grupos para realizar distintos ejercicios de fuerza, potencia y velocidad.

noticias de deia