Detenidos dos jóvenes de Errenteria por el crimen de Aintzane Pujana en Aizarnazabal

La investigación policial apunta a un asunto relacionado con el consumo de drogas

12.01.2021 | 15:15
La Ertzainza rastrea la zona donde fue hallada el cuerpo de la joven.

Tal y como preveía la Ertzaintza, las detenciones en torno a la muerte de Aintzane Pujana no se han hecho esperar y ayer, ocho días después del hallazgo del cadáver de la joven donostiarra en Aizarnazabal, se conoció el arresto de un hombre y una mujer. Se trata de dos personas de Errenteria, de entre 20 y 25 años y "relacionadas" con la fallecida, aunque se desconoce qué vínculo exacto tenían con ella ya que el caso se encuentra bajo secreto de sumario. No obstante, fuentes del caso señalaron que el suceso estaría relacionado con un asunto de consumo de drogas.

Desde que se descubrió el cuerpo sin vida de Aintzane Pujana el lunes de la semana pasada, la investigación, tal y como ya informó este periódico, estaba centrada en su entorno familiar y de amigos. La Policía vasca, de hecho, esperaba resolver el caso en pocos días y las dos detenciones de ayer parecen confirmar la previsión de los agentes.

Aunque se desconoce qué vínculo une al hombre y a la mujer arrestados con la víctima, fuentes del caso desvelaron que ambas personas están "relacionadas" con ella. Se trata de una pareja de entre 20 y 25 años de Errenteria y que podrían no tener ningún tipo de relación con la fiesta ilegal que se celebró en Nochevieja en una casa rural de Aizarnazabal y para la que Aintzane Pujana supuestamente se habría desplazado hasta esta localidad.

Tal y como señalaron fuentes de la investigación a este periódico, el crimen apunta hacia un asunto de consumo de drogas.

El consejero vasco de Seguridad, Josu Erkoreka, explicó que el caso se encuentra bajo secreto de sumario y que "la unidad de investigación criminal está aportando todos los indicios, pruebas, evidencias y todo el resultado de la investigación al juez para que en esa interacción entre la policía y el juzgado se puedan esclarecer los hechos y en su caso llegar a la determinación de las responsabilidades". "Han transcurrido pocos días desde que se descubrió el cuerpo y la investigación requiere su tiempo. En los últimos días hemos dado un salto cualitativo muy importante para esclarecer los hechos", añadió.

FIESTA ILEGAL

El cuerpo sin vida de Aintzane Pujana fue descubierto el lunes de la semana pasada por unos operarios en una zona de matorrales junto al río Urola a su paso por el barrio Etxabe. El cadáver de esta donostiarra de 32 años presentaba entre seis y ocho puñaladas, por lo que la Ertzaintza abrió rápidamente una investigación para esclarecer lo ocurrido.

La víctima se encontraba desaparecida desde el día de Año Nuevo, cuando su pareja interpuso una denuncia tras ser vista por última vez en Aizarnazabal. La joven se había desplazado al municipio para celebrar la Nochevieja en una fiesta ilegal con en torno a 20 personas que tuvo que ser desmantelada por los agentes policiales de madrugada. No obstante, ella no figuraba entre las personas identificadas aunque su nombre sí estaba en el registro de personas que iban a alojarse allí.

El cadáver de Pujana apareció a escasos 500 metros de esta casa rural, en una zona apartada aunque próxima a un puente que da a varios caseríos, por lo que ahora la Ertzaintza investiga la relación entre esta celebración y su fallecimiento.

De hecho, los agentes ya analizaron días atrás el agroturismo en busca de pistas que pudiesen esclarecer lo ocurrido, dando, de este modo, con abundantes restos de sangre en una de las habitaciones que, por ahora, se desconocen si pertenecen a la víctima.

Las últimas pesquisas policiales, no obstante, apuntan hacia un asunto relacionado con el consumo de drogas. Está por ver si las dos personas arrestadas formaron parte o no de la fiesta ilegal.