Una tormenta les sorprendió en Parlitobel

Un vizcaino y dos navarros mueren en los Alpes suizos

Tontxu González, vizcaino de Güeñes afincado en Zizur, y dos navarros mueren cuando practicaban barranquismo. Un cuarto deportista, permanece desaparecido

14.08.2020 | 07:03
El accidente tuvo lugar en un cañón de las gargantas de Parlitobel, situadas en la localidad de Vattis del municipio de Pfaffers, en los Alpes suizos.

Los Alpes suizos acabaron el miércoles con las vidas de Tontxu González Ortiz de Murua, deportista de Güeñes afincado en la localidad navarra de Zizur, y de dos navarros, Mikel Lasa y Mikel Zabalza, y engulleron la de un tercer navarro, Diego Maeztu. Los tres primeros murieron después de sufrir un accidente cuando practicaban barranquismo en las gargantas de Parlitobel, en el cantón suizo de San Galo, mientras el cuarto expedicionario permanecía anoche en paradero desconocido.

El accidente tuvo lugar en la localidad de Vattis, en el municipio de Pfaffers, donde se encuentran las gargantas de Parlitobel. Las autoridades helvéticas indicaron que los cuatro deportistas fueron sorprendidos el miércoles por la tarde por una fuerte tormenta con aparato eléctrico que les arrastró por el barranco en una mezcla de aguas y rocas.

Recreación de los hechos. Foto: Deia

El portavoz de la policía cantonal de San Galo, Hanspeter Krüsi, explicó en conferencia de prensa que los cuatro barranquistas, experimentados en esta práctica deportiva, habían viajado a Vattis junto a dos mujeres, una de ellas esposa de uno de los fallecidos. Las dos mujeres se habían separado de los barranquistas hacia las 16.00 horas del miércoles y habían quedado con ellos en una sección río abajo tras el cañón, bajando ellas a pie por un camino que bordeaba la ribera fluvial.

FUERTES PRECIPITACIONES


Hacia las 18.30 horas cayó una fuerte tormenta con precipitaciones de entre 25 y 30 litros por metro cuadrado en la zona, con un nivel 2 sobre 3 de riesgo, por lo que las mujeres llamaron a la Policía sobre las 19.00 horas, al ver que los cuatro hombres no se presentaban en el lugar convenido.

Los servicios de socorro, formados por un amplio contingente que incluye submarinistas, perros y cuatro helicópteros -dos del servicio suizo de salvamento, uno de la policía y otro del ejército-, trabajaron en la zona del siniestro, cuyo acceso fue cortado por la Policía desde la tarde del miércoles. La agencia suiza de noticias ATS señaló que los expedicionarios hacían barranquismo sin guía y viajaban por su cuenta a la zona, muy frecuentada por los amantes de ese deporte.

LOCALIZACIÓN DE LOS CADÁVERES


Los servicios de emergencia suizos realizaron el miércoles un amplio despliegue, pero las condiciones meteorológicas obligaron a interrumpir el rastreo hasta ayer por la mañana, cuando fueron localizados tres cadáveres, que correspondían a Mikel Zabalza, Mikel Lasa Mendizabal y Tontxu González Ortiz de Murua, mientras que su compañero Diego Maeztu Martínez de Morentin deberá seguir siendo buscado durante la jornada de hoy.

El consulado español en Zúrich se mantuvo en contacto con las autoridades locales suizas para realizar todas las gestiones necesarias relacionadas con la repatriación de los cuerpos de los barranquistas fallecidos. La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, subrayó en Twitter que tanto su departamento como la embajada están ya "movilizados".

UN DESTINO FRECUENTE


Las zonas alpinas de Suiza constituyen un destino frecuente para los amantes del barranquismo, deporte de riesgo, por lo que también son habituales los accidentes relacionados con esta práctica en el país centroeuropeo. El peor de las últimas décadas se produjo en 1999, cuando 18 deportistas y tres guías de Australia, Sudáfrica, Nueva Zelanda, Reino Unido y Suiza murieron en una riada cuando descendían el cañón de Saxetbach, en la turística zona de Interlaken, en el centro del país. Tras aquel accidente se reforzaron las medidas de seguridad para el descenso de barrancos en Suiza.

El cañón de Parlitobel no es especialmente difícil, es accesible para barranquistas de todos los niveles y aparece en numerosas guías turísticas, según expertos en barranquismo citados por la prensa helvética.

"Es un palo muy fuerte perder así a unos amigos y a unos barranquistas tan buenos. La comunidad barranquista va a sufrir mucho porque eran muy buenas personas y muy activas dentro del mundo de los barrancos", aseguró ayer a la agencia Efe un experto barranquista y amigo de los accidentados. Los cuatro, según remarcó, han hecho "barrancos por todo el mundo, desde los desiertos de Utah, en Estados Unidos, pasando por islas tropicales, Isla Reunión, Madeira... Han viajado infinidad de veces a los Pirineos y a los Alpes franceses, suizos e italianos". "Sabían donde se estaban metiendo. Ha sido todo cosa del destino, una tormenta repentina que no estaba prevista", insiste y explica que antes de afrontar una actividad así te cercioras de mirar el tiempo y ellos lo hicieron y en las webs que miraron "no se predecía esa tormenta y por eso decidieron meterse".

Las predicciones del miércoles "para nada anticipaban lo que sucedió. Fue totalmente inesperado", tal y como asegura este amigo de los accidentados, lo que también admitieron los propios agentes que se encontraban en el lugar de los hechos. La fuerza de la tormenta fue tal que, según apunta, arrancó los anclajes que se encontraban dentro del barranco, lo que es muy difícil que suceda.

REACCIONES

 
El Gobierno de Nafarroa expresa sus condolencias por el trágico suceso. El Gobierno de Nafarroa mostró sus condolencias por los fallecidos en el accidente mientras practicaban barranquismo en las gargantas de Parlitobel, en el cantón suizo de San Galo. El Ejecutivo Foral, según informó en un comunicado, está en contacto permanente con la Delegación del Gobierno para ofrecer su colaboración en cualquier actuación de apoyo y asistencia que requieran los familiares de las personas fallecidas así como en el proceso de repatriación de los cuerpos. Asimismo, la Dirección General de Acción Exterior se puso en contacto con el cónsul general en Zúrich, la localidad más cercana al lugar de los hechos con representación estatal, para interesarse por la situación y ponerse a su disposición para cualquier trámite.