Emakunde ve "avances cualitativos" en la prevención de la violencia y el acoso en el trabajo

La viceconsejera de Trabajo recuerda que las empresas deben incluir la igualdad en su gestión y en sus relaciones laborales

04.05.2022 | 13:35
Imagen del acto organizado con motivo de la jornada 'Violencia y acoso en el trabajo desde la perspectiva de género'.

La directora de Emakunde, Izaskun Landaida, ha valorado que se han producido "avances cualitativos" en la prevención de la violencia y el acoso en el entorno laboral y ha defendido que "un entorno de trabajo libre de violencia tiene un efecto positivo sobre la productividad y supone un elemento cohesionador para las relaciones laborales, que puede contribuir también a la recuperación económica en este momento de crisis".

Landaida ha inaugurado junto a la viceconsejera de Trabajo, Elena Pérez Barredo, y la directora de Osalan, Lourdes Iscar, la jornada 'Violencia y acoso en el trabajo desde la perspectiva de género', que han organizado conjuntamente el departamento de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales a través de Emakunde, el Departamento de Trabajo y Empleo y Osalan. La jornada ha contado con una asistencia de más de quinientas personas, entre las que la han seguido de manera presencial en Bilbao y las que lo han hecho online.

Entre los temas principales tratados en este encuentro, se encuentra la ratificación en el Estado del Convenio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), según ha explicado el Instituto Vasco de la Mujer.

En palabras de su directora, supone "un avance importante" ya que "proporciona un marco común y una perspectiva integral y con perspectiva de género para prevenir, remediar y eliminar la violencia y el acoso en el mundo del trabajo, incluidos la violencia y el acoso por razón de género".

También ha destacado instrumentos como el protocolo elaborado por Emakunde sobre casos de acoso sexual y por razón de sexo en el ámbito laboral o el trabajo que el Instituto de la Mujer viene realizando con Osalan hacia una política de prevención de riesgos laborales con perspectiva de género.

Para Landaida, "tenemos que pensar que, además de ser necesario por justicia, la existencia de un entorno de trabajo libre de violencia tiene un efecto positivo sobre la productividad y supone un elemento cohesionador para las relaciones laborales, que puede contribuir también a la recuperación económica en este momento de crisis".

IDENTIFICAR DESIGUALDADES

Por su parte, la directora de Osalan, Lourdes Iscar, ha señalado que "la prevención de la violencia laboral ha de hacerse con todos los instrumentos preventivos que tenemos a nuestro alcance destacando, entre ellos, la realización de una evaluación de riesgos psicosociales y la planificación de las medidas preventivas para evitarla o minimizarla".

Para ello, ha insistido en la importancia de identificar las desigualdades entre mujeres y hombres en el seno de las empresas para evitarlos "de raíz".

Por su parte, la viceconsejera de Trabajo y Seguridad Social, Elena Pérez Barredo, ha recordado que la igualdad entre hombres y mujeres "debe incluirse de forma transversal en toda la gestión empresarial y, en concreto, en sus relaciones laborales", y ha insistido en que "ya no es una recomendación, porque las consecuencias para las empresas en caso de incumplimiento son graves".

En su intervención, ha aludido a las modificaciones legislativas registradas en los últimos años en materia de igualdad entre hombres y mujeres, entre las que ha citado la obligatoriedad de que las empresas de más de 50 trabajadores tengan planes de igualdad o las obligaciones de transparencia con el registro retributivo y las auditorias salariales, que "tienen que llevar a la realización de valoraciones de puestos de trabajo sin sesgos de género".

Asimismo, ha destacado la colaboración entre las diversas entidades en este proceso y ha puesto como ejemplo el apoyo y la formación prestada por Emakunde para que las personas que forman parte de la Inspección de Trabajo adquieran los conocimientos en igualdad que necesitan tener "para poder detectar no sólo las discriminaciones directas, sino también las indirectas y las que se esconden en los convenios colectivos, valoraciones de puestos de trabajo y acciones aparentemente inocuas para las mujeres".

Pérez Barredo ha recordado, igualmente, la recientemente aprobada Estrategia Vasca de Seguridad y Salud en el Trabajo 2021-2026, donde la perspectiva de género en la prevención de riesgos laborales "se convierte en un objetivo fundamental" porque las mujeres "enferman de forma distinta y se accidentan también de forma diferente".

La jornada ha contado como ponentes principales como la consejera de la OIT en España, Natalia Díaz, que ha destacado que el convenio 190 es "un paso" hacia la igualdad, y la subdirectora de la Inspección de Trabajo del País Vasco, Iciar González, que ha expuesto las actuaciones de la Inspección de Trabajo en el ámbito de la violencia contra las mujeres en el ámbito laboral.

noticias de deia